Aproxímate a Valencia, 2 de abril

28 marzo 2016

Nos vemos en Shalakabula!!

image


Y los feos, ¿qué?

26 marzo 2016

Casi a diario escuchamos a personas agraciadas quejarse de la tiranía de la belleza, de la dictadura de la moda, de las obligaciones que cargan para mantener su físico y de cómo la gente la juzga por sus apariencias.

Aquí hablamos un par de veces sobre ello recientemente, aprovechando dos polémicas: Con Dani Rovira y con Inma Cuesta.

Lo que no puedo dejar de preguntarme es, “Y los feos, ¿qué?”

Este sesgo cognitivo, que llamamos Efecto halo, por el que percibimos a las personas agraciadas como poseedoras de otras virtudes, como inteligencia o bondad, es algo general, y funciona también en el otro sentido. Las personas menos agraciadas son percibidas como menos confiables, o menos inteligentes.

Como comenté en los post anteriores, es curioso que gente que usa el sesgo a su favor (obteniendo mejores contratos, pagas, etc.) se quejen cuando el sesgo les muestra su otra cara.

Y, ¿qué pasa con aquellos que SIEMPRE reciben lo peor de ese sesgo?

Los que no se ajustan al canon de belleza de la cultura de su tiempo o los que son más bien feos, o los que tienen deformidades… o aquellos que se perciben así, aunque los demás no lo hagan.

Son, en la práctica, ciudadanos de segunda. Tienen menos derechos y son continuamente discriminados.

¿Cantas bien? ¿Eres feo, gordo, muy bajito o muy alto? ¿O simplemente no tan joven?

¿Crees que puedes acceder al mundo de la música igual que alguien bello y macizorro?

¿Piensas que en otros trabajos no tan “públicos” no actúa el sesgo? ¿No crees que para estar “cara al público” han tenido en cuenta tu apariencia?

Y, en lo personal, ¿te acercarías a ese bombón a presentarte? ¿Sí, no? ¿No es tu “liga”?

Queridos guapitos del mundo, ESO es sufrir el efecto halo, eso.

Toda tu vida, todos los días.

Ser el gordo, el feo, el canijo o el jirafa… para los amigos, para tu sexualidad, para tu trabajo. ESTO, TODO EL PUTO TIEMPO.

Así que, perdonad aquellos que vivís de vuestra (buena) imagen. Aquellos que obtenéis beneficios simplemente por como sois físicamente, que nos pasáis por delante a los demás a igual capacidad… perdonad que no nos sintamos muy solidarios con vuestras cuitas en este sentido. Para nosotros vivís en el Olimpo de los favorecidos, de los que tienen derecho a todo, nosotros somos de segunda.

Finalmente, también resulta insultante que nos vengáis a contar, a posteriori, vuestra enorme valía profesional. No llegasteis allí por eso, o al menos no pasasteis delante de tantos por eso. Y sí, quizá la tengáis, pero fue vuestro físico el que os dio la oportunidad de poder mostrarlo. No vengáis a contarles a los que no pasaron la selección por feos, lo buenos que sois, es ofensivo y ridículo.


Entrevista en La Ventana 24 Marzo

26 marzo 2016

Aquí va la primera entrevista de la promoción de Aproxímate en La Ventana. Gracias a todos. A partir del minuto 50.

http://play.cadenaser.com/widget/audio/cadenaser_laventana_20160324_160000_170000/

9788483931981_04_m


Pilas con patatas, no es tan difícil

17 marzo 2016

Hoy hemos pasado un rato divertido con un vídeo que nos llegaba a través de los estupendos Microsiervos, aquí lo tenéis.

No hemos podido dejar de notar que algo no hacía bien al conectar las pilas… Os lo cuento en este vídeo.

 

Aprovecho para daros las gracias hemos llegado al MILLÓN Y MEDIO de visitas.

Añado una transcripción de mi vídeo, que parece seguir sin ser oído con claridad por algunos amigos. Les agradezco la paciencia y aquí va:

Hoy hemos visto un vídeo de un tipo que encendía un fuego con una pila hecha con un limón y unos trozos de metal. En el vídeo podéis ver un un trozo de Zinc y otro de Cobre. Estos dos metales tienen distinta afinidad con sus electrones.

Si los ponemos en contacto podrían intercambiarse electrones, pero si los conectamos con un cable no ocurre. Es necesario que ambos metales estén en un medio que permita el intercambio de iones. Cuando un electrón se pierde se produce un ión que pasa al medio. Para esto podemos usar un limón con en el vídeo, o muchas otras cosas: un vaso con vinagre, refresco, simple agua, o un tomate… O una patata, como nosotros.

Unir los metales con un cable y clavarlos en la patata forma una pila, pero la electricidad que pasa por el cable no nos sirve de nada.

Así que ponemos un reloj y obligamos a los electrones a atravesarlo.

Pero el voltaje que se produce entre los metales no es suficiente para que el reloj se encienda.

Igual que hacemos en un mando a distancia podemos conectar en serie dos de nuestras pilas caseras para tener más voltaje.

Esto es lo que hace el vídeo del ruso, pero vemos que el reloj sigue sin funcionar lo suficiente. Esto es porque en realidad, al compartir el medio, no se trata de dos pilas.

¿Cómo podría saber cada varilla con quién está “emparejada” si están las cuatro pinchadas en el mismo sitio?

En realidad las dos varillas conectadas por el cable, constituyen una pila que se está descargando sola y el reloj sigue sólo alimentado por las otras dos.

Para hacerlo mejor, cortamos la patata y generamos dos pilas diferentes conectadas en serie, así sí que funciona el reloj. Si volvemos a juntar los trozos, vuelve a no funcionar.


NUEVO LIBRO: Aproxímate

10 marzo 2016

Aquí está, mi sexto hijito: Aproxímate.

Un vistazo a sus Primeras páginas

Lo presentamos en Madrid en la FNAC de Callao el sábad0 19 de marzo (día del padre).

Presentación Madrid marzo 2016

Los amigos de otras ciudades no os despistéis que andaré de gira

Un libro donde te entregamos la fórmula secreta para ser verdaderamente científico y poder llegar TÚ MISMO a tus propias conclusiones. Mide, calcula, aproxima… decide.

A veces te decimos cómo son las cosas (y tienes que creernos), a veces te enseñamos problemas divertidos de matemáticas pero que tratan sobre camellos, cerillas y cosas así.

¿Te imaginas poder usar lo que YA SABES (sumar, restar, multiplicar, porcentajes…) para poder conocer el mundo por TI MISMO y además pasarlo estupendamente?

¿Cuánto peso aguanta un pelo? ¿Cambia mi altura durante el día? ¿Cómo sacar ventaja en un examen tipo test? ¿Cuánto pollo hay en una pastilla de caldo de pollo?

No me creas, ¡mídelo!

9788483931981_04_m


¿Dónde llevamos a los niños?

2 marzo 2016

CASA DEL LIBRO 2ABRIL11 25peq

Con poco que miréis alrededor veréis furibundas quejas por llevar a los niños a diversos lugares.

Lo que no me gusta es cuando se usa un argumento formal: “¿Cómo sois capaces de llevar a menores a tal lugar?”

La verdad es que todos llevamos a nuestros menores a los sitios que nos gustan y a los sitios que nos parece bien que vayan conociendo, inclumplimos ese “precepto formal” de no “forzar” o “aleccionar” a menores, en favor del contenido que nos parece apropiado.

Yo también tengo mis filias y fobias, a actividades y a lugares. Me horripila ver a pequeñuelos en determinados ambientes y me emociona hasta las lágrimas contemplar como se empiezan a desenvolver en otros.

Pero no es un asunto formal, es un asunto de contenido. No me sean falaces.

Queda abiertas algunas preguntas:

¿Puede ser la convivencia con un menor o su enseñanza no “partidista”?

¿Debe ser no partidista?


Un día NO nos reiremos de esto

1 marzo 2016

En un artículo de El País leemos esto

El 0,7% de la población mundial (34 millones) tiene el 45,2% de la riqueza global

El 1% más rico tiene tanto patrimonio como todo el resto del mundo junto

¿Quiénes son? ¿Quiénes sois?

La gente se muere por falta de recursos, los países quiebran y seguimos azotados por la pobreza y la miseria.

¿Quiénes son esos “inversores”, esos “mercados”? ¿Esos que acumulan y engordan bienes que no podrían utilizar en cientos de vidas?

¿Quienes son esos que conceden o retienen inversión y crédito?

¿Quienes son esos que en realidad tienen más poder que cualquier gobierno elegido o impuesto? ¿Quién manda aquí?

Yo no lo sé y no sé si quiero saberlo. Quizá ese conocimiento o la posibilidad de hacer algo al respecto pudiera poner en peligro mi pequeño mundo.

Sólo sé que alguien, no sé si nosotros, algún día… tendrá muchos problemas para explicar a nuestros descendientes cómo se toleraba que millones de personas hicieran caldo con las raspas, mientras otros se daban un festín.

No sé cómo explicarlo. ¿Los graneros llenos y el hambre en la calle? No sé.

¿Quienes sois? ¿Dormís bien?


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 280 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: