Como Einstein por su casa. Nuevo libro

30 noviembre 2017

Efectivamente… tenemos libro nuevo. (Papel y electrónico)

Hemos llevado el cacharrismo un paso más lejos y este libro consiste en una colección de “trucos caseros” y conocimientos directamente aplicables a tu vida cotidiana.

Ya nunca más podrán decirnos eso de “¿Y esto para qué vale?”

No es un libro infantil, aunque seguro que los chavales también pueden disfrutarlo.

Más información sobre el libro en la editorial


Anuncios

¿Para qué divulgamos?

16 noviembre 2017

Voy a aportar mi granito de arena a un debate que tenemos entre tuits y posts unos compañeros divulgadores.

Todo empieza con un tuit de un gran divulgador. Daniel Marín, del blog Eureka

A lo que responde mucha gente y hace un post el velocísimo Francis Villatoro

Francis concluye que él divulga principalmente para aprender, idea muy secundada y celebrada. Yo creo que confundimos términos. Escribiré unas ideas a ver si me explico.

Escribir vs. Publicar

  1. Una cosa es escribir y otra PUBLICAR.
  2. Cada uno escribe para lo que quiera: Para recordar, para organizar, para “sacárselo de dentro” y meterlo en un cajón…
  3. Pero publicamos para hacer público, para que sea visto por otros.

Objetivos

  1. Cuando nos preguntamos si estamos llegando al gran público, preguntémonos primero: ¿Estábamos escribiendo para el gran público? ¿Estábamos popularizando o era divulgación para “conocedores”, profesores, aficionados informados, expertos? Si no era nuestro objetivo, no hay por qué lamentarse.

Responsabilidad individual y resultado

  1. El resultado de las cosas no es consecuencia directa de lo que hago con mi parte.
  2. El resultado no es mi responsabilidad, lo que haga con mi parte sí.
  3. Si mi intención es llegar al gran público y sólo llego en parte, es un acto fallido… en parte.
  4. Puede que no sea mi responsabilidad, que mi parte estuviera hecha de una manera digna.
  5. Puedo querer buscar otra manera, sin que necesariamente estuviera mal pensado mi último intento, pero es que sólo puedo actuar sobre mi parte.

El gran público

  1. La divulgación al gran público, la popularización, busca llegar a extender la cultura a la mayor parte de gente posible, y la consideraremos más exitosa cuanta más cultura provea y a más gente llegue.
  2. La calidad de la divulgación para el gran público no sólo tiene que ver con la sofisticación de lo que se enseñe, sino con que sea rigurosa, cercana, entendible… y luego ojalá llegue a mucha gente.
  3. Así que, en popularización, por muy encomiables que sean nuestros esfuerzos y aunque la responsabilidad de un corto alcance no haya sido nuestra (visibilidad, medios, oportunidad, etc.) es PEOR cuando llegamos a menos que cuando llegamos a más, con el resto de variables constantes.

No tengamos miedo a las palabras. Pues claro que nos jode trabajar como mulas, en tiempo libre, sin remuneración, esforzarnos muchísimo, hacer más de lo que nos corresponde y que no funcione tanto como querríamos o debería. Jode y mucho y es un fracaso parcial.

El futuro.

  1. Yo no puedo decidir por el mundo, sólo por mi parte.
  2. ¿Vuelvo a intentarlo? ¿Sigo en la brecha? ¿Cada “vida” salvada vale un universo? En mis manos está hacer esa elección.
  3. Nada me asegura el éxito o fracaso, total o parcial.

Creo que el análisis de las cosas debe ser objetivo, aunque nada me impide después tomar una acción optimista, apostar por un resultado poco probable, si ese es mi deseo.

Así que, aunque cada vez creo menos en la posibilidad de comunicación real entre las personas, no deseo dejar de intentarlo. Ese es mi ámbito de decisión, y esa es mi decisión. Como decía, puedo elegir mis actos, no los resultados.

Sólo puedo terminar mandando un abrazo a Daniel, a Francis, y a todos los que conozco (y a los que me falta por conocer) que divulgando luchan por hacer una sociedad más libre y más feliz. Es una labor sagrada y es un honor compartir esta trinchera con vosotros, termine como termine cada batalla, lo que nos une es la decisión de luchar esta guerra en este bando.


Tu madre es una cabra

16 octubre 2017

¿No?

Pues la mía sí… y yo también.

Te cuento. Andamos todo el día a la gresca y parece que no nos entendemos mucho. Si lo piensas es normal, no hemos pactado los términos que usamos.

Un compañero me cita una noticia donde dice que tres de cada cuatro chavales de quince años habla inglés “fluidamente”.

En principio lo que me salen son exabruptos, pero claro, todo depende de cómo se defina “fluidamente”. Si eres suficientemente laxo, en esa categoría puede entrar casi cualquiera.

Ya vimos algo parecido cuando os hablaba de la falacia de las dos palabras, en la que se usaba un término con dos posibles significados.

Todo el problema, como decíamos, tiene que ver con una mala definición (o mucha indefinición) en los conceptos que se utilizan. A veces por descuido, a veces por mala intención.

En ciencia nos gusta andar con pies de plomo y recordarás la que liamos cuando se nos ocurrió definir con precisión lo que es un “planeta”, que dejamos fuera al pobre Plutón por un “quítame allá esos cuerpos cercanos”.

Así que, mucho ojo con: pobreza, riqueza, recuperación, salario digno, leyes del mercado, liberalismo, socialismo, nación… y otros términos gastados, sobados y maltratados a diario.

Pues ya está, ¿no?

Ah, espera que falta lo de tu madre.

Mira qué fácil, si lo defino así: Cualquier ser vivo con una proximidad genética a una cabra  mayor del 50%, será considerado cabra.

Pregunta a un biólogo cuánta “gente” entra ahí… y cuidado al cumplir años (no me pude resistir).


Lo Mejor Que Te Puede Pasar 14/06/2017

26 junio 2017

Hoy hablamos de MIEEEEEDO, de su papel evolutivo y de cómo podemos intentar tener un cierto, poquito, control sobre él. Y un saludete a Xurxo, ya que estábamos.

 


Váyase usted a doblar papeles a su puñetera casa

14 junio 2017

En plena ola de calor en los centros educativos madrileños el consejero de Sanidad dice que sería una interesante “terapia ocupacional” para los chicos hacer abanicos, como cuando éramos pequeños: “dobla, dobla…”

Esto lo podéis oír aquí, no me lo invento.

http://www.eldiario.es/sociedad/consejero-Sanidad-Cifuentes-recomienda-abanicos_0_654435362.html

Lo voy a explicar sencillo, que para eso soy profesor:

Esto es un centro educativo.

Yo, un profesional de la educación.

Los chavales son ciudadanos sujetos de derechos que se pagan con el dinero de todos

Y usted tiene muy poca vergüenza pero mucha desfachatez para llenar el vacío que dejó aquella.

Si consulta el rango de temperaturas a las que tiene que estar un local de trabajo de tipo oficina, verá que estoy poniendo en riesgo mi salud y se están vulnerando mis derechos laborales.

Si piensa en los menores que están en esas condiciones, verá que también se está poniendo en riesgo su salud y vulnerando sus derechos.

Supongo que esta es la razón por la que la policía, no unos menores precisamente, han abandonado una comisaría.

Le ruego me informe si como funcionario público estoy incumpliendo mi obligación de cuidado de esos menores al tenerlos expuestos a estas condiciones que le parecen tan risibles.

Me permito añadir que si usted estuviera pagando una academia para sus hijos no toleraría ni que estuvieran en esas condiciones ni que el profesor se dedicara a hacer abanicos de papel en lugar de enseñar.

Y me permito recordarle que esa es la situación, precisamente. Esto lo pagamos nosotros para educar a nuestros hijos, y si a usted no le importa o directamente se ríe en nuestra cara, debería dejar de gestionar lo público, irse a su puñetera casa a doblar papeles y dejar de insultarnos.

Verguenza debería darle a usted, a los que lo mantienen en el cargo y a los que no hacemos la presión suficiente para que le destituyan.


Lo Mejor Que Te Puede Pasar 07/06/2017

7 junio 2017

Hoy hablamos, básicamente, “Donde no hay mata, no hay patata”.

Conservación de energía y aparatos “mágicos”.


Lo Mejor Que Te Puede Pasar 03-05-2017

3 mayo 2017

Hoy hablamos de progresiones geométricas, vampiros, interés compuesto… y salen un par de Naukers


A %d blogueros les gusta esto: