Apuntes de electrónica. Teoría y simulación

7 septiembre 2022

Los docentes ya sabéis que enseñar esto es, a veces un hueso duro para nuestros chavales.

Para intentar hacerlo más sencillo ya creé una lista de más de ochenta vídeos en Youtube, pero creo que era necesario articularla con un documento para ir más paso a paso.

Así que os comparto este «esquema» trufado con los vídeos y simulaciones de la lista, de forma que pueda servir de guía de estudio y esquema para repaso.

DESCARGA

Si te sirve se agradece la difusión y el apoyo


Quizá el problema no es lo que haces, sino lo que dejas de hacer

9 julio 2022

El otro día andaba la gente muy emocionada con la recuperación de ciertas fiestas y costumbres, llorando a moco tendido por cosas que, tenedme paciencia, son de objetiva poca enjundia.

Seguro que también has tenido esa sensación de desproporción, sobre todo con filias y aficiones que no te sean muy cercanas. Pero, también piensa uno, ¡DEJAD A LA GENTE QUE SE DIVIERTA CON SUS MIERDAS!

¿Cómo se conjunga esto? Creo que no es tan difícil.

¿Qué tiene de malo que te emocione tu equipo, tu pueblo, tus fiestas, tus peluches? Absolutamente nada, claro. El problema lo tenemos cuando ni se te humedecen los ojos con el relato del sufrimiento o la muerte de semejantes que estaría en tu mano evitar. Así que, el problema no es lo que haces, sino lo que dejas de hacer.

¿Y el tiempo que perdemos en las RRSS? Pues algo parecido. Veo a gente haciendo ciertas argumentaciones ad hoc que tienen muchos problemas.

  • Entretenimiento «poco productivo» para el usuario.

Enmienda a la totalidad: ¿Debe ser el entretenimiento obligatoriamente productivo/educativo? La respuesta es, por supuesto, que no.

¿Son las redes sociales el primer entretenimiento o el que menos sustancia tiene, de todos los que hemos conocido? Ejem.

  • Entretenimiento «poco productivo» para la sociedad.

Desde el punto de vista «educativo» diría lo mismo que antes. Desde el punto de vista económico, vaya, cobran lo que producen, como tanta gente de «mal vivir», famosetes de medio pelo y demás que hemos conocido toda la vida. La falta de proporcionalidad entre lo que se paga por algo y su importancia/dificultad/utilidad desde luego es algo inherente al mercado capitalista, no a las redes sociales.

  • Malos ejemplos de fama «inmerecida» o «carreras profesionales» de poco fuste

Miremos atrás de nuevo. Con pocos años que tengáis, sabéis como yo que tampoco es un fenómeno nuevo y hunde sus raíces en ese idolatrado mercado que nos gobierna.

  • Coste de oportunidad perdido

«Esta hora que he estado mirando las RRSS podría haber hecho algo más útil/importante». ¿Os acordáis de eso que cantaba Sabina «Derrotada en el salón se marchita viendo Falcon Crest, mi vieja». Muchos hechos crecido pegados a la tele, en salas recreativas, con ordenadores y consolas. Las horas «no usadas a su mayor eficiencia» no son tampoco un invento de las RRSS.

Lo que quizá si es un fenómeno nuevo es la mayor eficacia que tienen sus técnicas publicitarias y que consiguen engancharnos con más facilidad que los anuncios de antes… cuyos jingles aún recordamos… y, por lo tanto, igual no eran tan poco efectivos… bueno, qué sé yo.

Con estas cosas siempre recuerdo a una amiga que se quedaba pegada a la pantalla con el primer Gran Hermano, en una época en la que se tildaba de poco intelectual, de casi idiota, al que hacía eso. Cuando mi amiga terminaba de ver la tele se disponía a leer sus libros de filosofía, cuya licenciatura tenía, asistir a sus grupos de discusión sobre arte moderno, filosofía o psicología. Porque, insisto, lo que quizá importa no es lo que haces, sino lo que no haces.

El descanso es parte imprescindible de la actividad humana y a veces está bien que sea casi vegetal, seguro que habréis oído a más de uno alabar el «aburrimiento» como fuente de creatividad. En qué pones tu cabeza y tu corazón cuando descansas es tu decisión y creo que debemos respetarlo por poco que lo entendamos. Aquí la verdadera pregunta es si cumples con tus obligaciones personales, familiares y comunitarias. Si cumples con la obligación para contigo mismo de crecer, conocerte y desarrollarte. Más allá de eso… disfruta con tus mierdas.

Ahora, también te digo, me cago en el Twitter, el en Youtube y en la madre que los trajo, todo el tiempo que me quitan los jodíos.


Programa generador de exámenes en papel y en Moodle

2 julio 2022

Tenía muchas ganas de poder compartir con vosotros una versión sencilla de un programa que hice hace unos meses en Python y me está ahorrando mucho trabajo.

Ahora, gracias a Jorge Barata, ya lo tenemos en VERSIÓN WEB.

GENERADOR DE EXÁMENES

Se trata de un programa para generar test tanto en papel como en aulas virtuales (tipo Moodle), pero sin tener que hacer los cien millones de clicks que son necesarios si usas la interfaz de Moodle.

La idea es poder escribir el examen de una manera simple en un fichero de texto plano (txt) y el programa será capaz de:

  • Mezclar preguntas (número arbitrario)
  • Mezclar respuestas (número arbitrario)
  • Admite enunciados multilínea (OPCIONAL)
  • Admite valores aleatorios y cálculos con ellos en enunciados y respuestas. (OPCIONAL)
  • Da la clave de corrección (en papel)

He hecho una lista de vídeos cortos para explicarlo todo y que sea accesible a la mayor cantidad de profesores, aunque no sepan mucho de informática.

En la página también está explicado todo, por si os va más leer que ver.

Podéis acceder al código también en enlaces que damos al final, por si queréis bichear o adaptarlo, podéis usarlo tanto como queráis, ya que lo hemos licenciado así  CC BY,NC,SA 4.0. Si estáis interesados en usos más allá de la licencia, contactad conmigo.

El uso es gratuito, pero también he dejado un enlace a mi ko-fi, para que quien quiera pueda apoyar este tipo de iniciativas.

Os dejo con el enlace y, de nuevo, muchas gracias a Jorge Barata, por su trabajo y su amabilidad.

GENERADOR DE EXÁMENES


Q, un cuento cuántico

28 junio 2022

Me alegra mucho compartir con vosotros la publicación en formato electrónico de este nuevo libro.

Espero que su primera frase os resulte estimulante…

Q era un qbit que vivía en un subespacio de las afueras

Se trata de una novela corta de ciencia ficción en el que acompañamos al pequeño Q en una aventura de crecimiento y búsqueda de sentido a través del mundo microscópico.

Hilado con humor y muchas referencias a la física, la computación y la filosofía, irá explorando… las pequeñas y grandes preguntas que también nos hacemos los humanos.

Aquí os dejo los dos primeros capítulos, para abrir el apetito.

Para que no os perdáis ningún easter egg, referencia o chascarrillo, iré haciendo un «videoapéndice» con las explicaciones de la ciencia y filosofía que hay de fondo en cada capítulo.

Os dejo el primero con el análisis de los dos primeros capítulos que os he compartido.

NOVEDAD: Os dejo con una lectura de los primeros capítulos

A partir de aquí, no creo que podáis resistiros a la tentación… así que os dejo el enlace de compra.

Como es autopublicación, se agradece todo el apoyo y difusión que podáis darle. Hasta el más sencillo retuit o publicación en RRSS es valioso y os lo agradezco mucho.

ENLACE DE COMPRA EN PDF

ENLACE DE COMPRA EN EPUB (AMAZON)


La actividad regulera…

22 junio 2022

Hoy quiero compartir con vosotros una actividad que no ha salido muy bien, en la que nos hemos encontrado problemas, hemos tenido que recular, topado con inconvenientes, se ha ido de tiempo… lo que un gurú quizá encontraría inconfesable, pero que para los profes de a pie es el día a día.

Lo hago recordando ese sesgo de no publicar resultados negativos que hay en la investigación y que nos lleva a tener gente repitiendo cosas que no funcionan, simplemente porque no es sexy contar ni publicar errores o cosas que llegan a callejones sin salida.

La actividad.

Quería hacer algo sobre historia de la tecnología, pero no de la manera habitual. Así que pensé en que investigaran sobre inventos “relevantes” de la historia y yo les preguntaría alguna cosa sencilla sobre ellos (cuándo, quién, qué ventaja aportaron, etc.)

Primer error: Recogida de datos.

Subestimé lo majos que sois.

Pues un mensaje en una lista de correo de divulgadores y por tuiter esperando cuatro o cinco ideas. Bien, pues aluvión de propuestas con listas infinitas de inventos superinteresantes. Cabrones…

Emails, listas puras, listas con explicaciones, tuits, mensajes directos… tocó un buen rato de proceso.

Así que, si lo hacéis vosotros, pasad un formulario… o no tengáis amigos tan majos.

Primer problema: ¿Cuáles?

El trabajo no puede ser infinito, así que hay que elegir. ¿Qué criterio usar? Hay mil y probablemente lo mejor sea una mezcla de unos y otros. Está claro que hay algún fijo como “la imprenta”, pero luego puede haber muchos criterios: por vidas salvadas, por mejora de la calidad de vida, por gente implicada, por ayuda grande aunque sea a un colectivo solo…

Esto te va a llevar casi a tantas posibles compilaciones como personas, pero bueno, como os digo, todas son pensables. Así que no es tanto un error, como una decisión a tomar.

Siguiente problema: ¿Qué preguntar?

Tomé la idea de las cinco W del periodismo e hice una tabla con los inventos como entradas y como campos: Quién, Cuándo, Dónde, Qué beneficio produce y la fuente donde se ha encontrado la información. Quise añadir otra sobre posibles usos peligrosos que acabé descartando por no alargar.

No tiene mala pinta, ¿verdad?

En este punto, como superinnovador, les dejé a su suerte en esa red de redes donde están todas las respuestas, para que las buscaran (colaborando si querían) y luego les preguntaría yo el fruto de sus pesquisas.

Empecemos con la lavadora (invento que me encantó incluir por el gran cambio que supuso en la vida de las mujeres).

¿Cuándo se hizo?

Y ya empiezan las discrepancias… ¿Qué es una lavadora?

Porque si pensamos en esas que se hacían girar manualmente, el origen es uno, pero si pensamos en que tiene que ser un “ELECTROdoméstico” entonces nos tenemos que ir a otro momento en el tiempo y a otras personas…

“Javi, pero entonces, ¿cuál es?”

Todas y ninguna. Depende del criterio y hay varios criterios pensables. Tenemos que elegir uno para que cuando lo pongamos en común hablemos de lo mismo.

“Pero entonces, ¿cuál?”

La que queráis, pero tenemos que elegir un criterio…

“Pero es que a mí me sale…” “Y a mí”…

Mi propuesta es ambigua. Pero no solo en esto.

Mirad qué pasa en la imprenta, Si entráis a este enlace veréis que fue posible gracias a la existencia de muchos inventos previos sin los que NO sería posible. ¿Cuándo y en quién ponemos el origen? ¿En el primero de los archiperres necesarios?¿En el momento en que se juntan todos?

Mirad qué pasa con la anestesia. La movida empieza con Llull, pero él ni siquiera experimenta con animales, sólo sintetiza una sustancia que otro se da cuenta de que le da risilla, otro la usa con pollos… este dedito compró un huevo, este le puso sal…

En este caso a mí me mola empezar con el primero que hace una intervención en humano usando anestesia, pero es un criterio arbitrario y discutible.

Como veis, que rellenen esa tabla de manera autónoma y lleguen a las mismas conclusiones que las mías es algo imposible. Así que no puedo hacer este ejercicio de búsqueda autónoma y terminarlo con una prueba donde rellenen sus datos, porque no vamos a coincidir. 

Más problemas.

¿Qué pasa con los errores y las leyendas urbanas? ¿Qué pasa con Meucci y el teléfono? ¿Con Julio Cervera y la radio?¿Y con el cine y otro español… que os dejo como ejercicio a vosotros, lectores?

¿Cómo pueden saber que lo que leen en sitios confiables y libros de texto puede estar mal? “Todo está en Internet, ¿verdad?

En este punto al menos han quedado claras varias cosas interesantes:

  1. Según el criterio y la definición, buscamos cosas distintas
  2. La ciencia y la tecnología son un esfuerzo conjunto y dilatado en el tiempo y quien “corona” es sólo parte del proceso. Y esto, por el machismo histórico, incluye a las esposas de tantos investigadores que los han mantenido vivos y a las que nadie pensará en incluir en un paper por cocinar o lavar la ropa… pero sin esas tareas no habría investigado aquel. Ni sin el carnicero que le trajo la carne, sin quien limpió su calle, quién construyó su casa. La ciencia y la tecnología son un producto social, por más que se quieran privatizar sus beneficios.
  3. Todo está en Google, pero yo sé que si hablo de asepsia quiero hablar de Semmelweis y sé que si me sale Marconi, tengo que seguir buscando. Mis ojos no ven lo que ven los suyos. Ni yo veo el bosque como lo ve un botánico.

Soluciones… o intentos.

A la vista de esto lo que tocaba era una revisión de “experto” de lo que habían encontrado. Así que pasamos a invertir otros días en que yo les contase sobre cada cosa, sus ramificaciones, etc. (ya habíamos invertido en las búsquedas suyas que hicieron en horas de clase).

Esto consumió unos días, claro. A mi parecer muy interesantes porque les iba abriendo páginas, relacionando cosas (flipan con cómo y qué cosas relaciono)… pero también había quien caía catatónico sobre la mesa y quien resoplaba invocando piedad a algún dios. Vaya, que para ellos no eran (todos) tan interesantes.

Evaluamos

¿Qué mido yo ahora para saber el aprovechamiento? Sus hojas rellenas están plagadas de errores, asunciones no explícitas… Así que les paso una mía.

Pero entonces no les puedo preguntar sobre esa hoja porque el ejercicio consistiría en buscar un dato por su fila y columna… y estos están en cuarto de la ESO.

Así que pacto con ellos que de la primera selección de 51 les voy a preguntar cosas concretas y sencillas sobre 20-25, que marco en mi tabla y comparto. Y finalmente les paso un test preguntando sobre esas invenciones humanas…

Aftermath

Muertos por aburrimiento, unos cuantos. Horas invertidas, demasiadas. Aprendizaje final conseguido, debatible.

Es cierto que la búsqueda principal nos arroja varias conclusiones excelentes sobre la búsqueda de conocimiento en la red, en esos tres puntos que os puse antes. Pero para ese aprendizaje usar dos o tres horas se me antoja excesivo.

Si al final, lo que va a funcionar es una “clase magistral” donde este experto pueda dar un conocimiento elaborado que ellos no están en condición de generar, pues entonces empecemos por ahí.

¿Qué otra cosa podría hacerse?

Quizá, si lo que queremos es un ejercicio de búsqueda tendríamos que ir a preguntar cosas muy, muy concretas sobre esos inventos. ¿Quién operó a un humano por primera vez bajo anestesia? ¿Quién sintetizó el éter por primera vez? ¿Quién lo llamó éter?

¿Es posible que esto le dé suficiente profundidad al conocimiento de lo que significa el invento? Lo dudo.

¿Trabajos en grupo por inventos? Tenemos el problema de “digerir” la información como lo hacemos nosotros y que suelen descuidar escuchar las exposiciones ajenas. Si al final tengo que corregir sus exposiciones para que no enseñen errores… caemos otra vez en la clase magistral.

Así que, queridos míos, no tengo demasiado claro cómo hacer esto de manera efectiva, quiero decir, que no acapare miles de horas y que produzca un aprendizaje de calidad.

Aquí os dejo estas reflexiones para quienes puedan ser de provecho y si tenéis a bien comentar vuestras propias reflexiones, experiencias o propuestas… por malas que hayan sido… seguro que su lectura le es de provecho a otros compañeros.

También os dejo por aquí la selección inicial de “inventos” por si os sirve de semilla para vuestras propias actividades.


¿Tienes una necesidad? Yo tengo la solución

23 abril 2022

No se me apelotonen… es una forma de hablar. Bueno, algo más. Me explicaré.

En el mundo tecnológico en el que vivimos hay que ir desarrollando algunas actitudes que nos vendrán muy bien. Hablaba de esto en mi artículo Tecnolerdos. Hoy quiero referirme especialmente al punto tres.

No somos pioneros. En casi nada. No eres el primero al que se le ha atascado el fregadero, tiene que purgar los radiadores, usar una hoja de cálculo, etc.

Por lo tanto, BUSCA Y PREGUNTA. Particularmente si tu tarea es larga y repetitiva.

Dado que no eres el primero, es casi seguro que alguien ya ha visto una forma de automatizarla y lo ha explicado en algún lugar de nuestra querida red.

Veamos un ejemplo:

Digamos que te llega una tarea. ¿Cuánto voy a tardar?

  • Cinco minutos o menos. La hago y listo.
  • Media hora, horas o días. Entonces, primero, gastaré cinco o diez minutos en ver si puede hacerse de manera más eficiente. Si no fuera posible, la pérdida de tiempo es irrelevante.

Os voy a poner un par de ejemplos de esta misma mañana.

Ejemplo 1. Tengo un documento de texto con imágenes y me piden que las extraiga todas en una carpeta aparte.

En mi caso son veintipico. Tendría que coger cada imagen, llevarla a un programa, guardarla como un archivo… Uy, uy. No. Me canso 😉

Busco en Internet (y en esta época no hace falta ser muy preciso con la pregunta, además suelen aparecer sugerencias que te apañan).

Y me sale este enlace. Resumen: Guarda el documento como HMTL y te crea una carpeta con las imágenes.

Primer problema resuelto. Ya tengo todas las imágenes en una carpeta sin esfuerzo.

Ahora me toca reemplazar cada imagen por una referencia al archivo correspondiente.

Y aquí he visto que no era inmediato y lo he hecho a mano. Veintipico cortar y pegar «imagen03» me compensa buscar cómo hacerlo. Además ha aparecido un problema añadido que es que no las estaban numerado en orden de aparición.

Pero no dudéis que hay una manera automática de reemplazar en ese HTML la imagen por el texto «imagen06» y luego convertir ese HTML en un documento de texto «habitual». Si hubiera sido un manual de cien páginas, buscar esto hubiera sido la estrategia correcta.

Ejemplo 2. En una hoja de cálculo tengo una celda con varios elementos que quiero separar en distintas columnas.

Para que se me entienda, es como si en una celda tuviera el nombre y los dos apellidos separados por espacios y quisiera que eso se repartiera en tres celdas, una con el nombre y las otras, una con cada apellido.

Esto me surge porque estoy preparando la liquidación de los derechos de mis libros del año pasado (¡gracias por comprar!) y como son tantos (!) pues tengo que ir recopilando el ingreso bruto, la retención de Hacienda, el ingreso neto…

He abierto el móvil para ir sumándolo con la calculadora… pero he pensado, no. Paso. Me canso.

Así que he abierto una hoja de cálculo, he copiado la línea del documento con esos valores para cada libro y los he pegado en una hoja de cálculo.

Problema, que tenía los tres números en la misma celda.

Pregunta: ¿Soy el primero en todas estas décadas de ofimática en tener este problema?

Respuesta: No.

Busco en Internet

Y, efectivamente, en el menú Datos, puedes separar eligiendo si es por espacios, por comas, por otros símbolos, por varios de ellos, que sea el programa el que los detecte automáticamente (!)

Un par de clicks. Sumo columnas… y listo.

Añado que, para los que somos despistados (o estamos a mil cosas, o tenemos prisa… o todas las anteriores), estos sistemas automáticos os van a librar de errores que son fáciles de cometer en tareas repetitivas. Es todo ganancia.

Aprovechemos el conocimiento colectivos, somos seres culturales… y contadlo luego para otros (como estoy haciendo yo, jeje).

Aprovecho también para recordaros que tengo por aquí mucho material, video tutoriales y demás para los que necesitéis enseñar (o aprender) estas cosillas tecnológicas nuestras.

Juntos somos más.


Prácticas para simulador de Robótica VR-VEX

15 febrero 2022

Aquí de nuevo os dejo unas 70 jugosas páginas de prácticas de robótica pensadas para aprendizaje autónomo listas para que puedan usarlas estudiantes o curiosos con muy pocos conocimientos previos.

La particularidad más curiosa de esta aplicación es que puedes «ver» al robot en funcionamiento porque actúa en un entorno de «REALIDAD VIRTUAL» en el que puedes elegir varios puntos de vista: cenital, subjetivo…

Quizá os ayude a hacer prácticas algo más «realistas» en estos entornos de mucho cuidado sanitario, estudiantes en remoto, etc.

Vaya, aquí lo lleváis.

Se agradecen correcciones, comentarios, difusión y apoyo… para lo que os dejo mi ko-fi 😉


Experimento. Romper un código

15 enero 2022

Os propongo un experimento sencillo, más pensado para jóvenes y usarlo en clase.

Se trata de descifrar un mensaje en el que cada letra ha sido sustituida por un símbolo.

⏃ ⎐⟒☊⟒⌇ ⋏⍜⌇ ⍀⟒⌇⎍⌰⏁⏃ ⟟⋏☊⍀⟒⟟⏚⌰⟒: ¿☊⍜⋔⍜ ⌿⎍⟒⎅⟒ ⌇⟒⍀ ⍾⎍⟒ ⋏⍜ ⟒⋏⏁⟟⟒⋏⎅⏃ ⍾⎍⟒ ⟒⌇⍜ ⋔⟒ ⋔⍜⌰⟒⌇⏁⏃ ⌇⟟ ⌇⟒ ⌰⍜ ⊑⟒ ⟒⌖⌿⌰⟟☊⏃⎅⍜ ⋔⟟⌰ ⎐⟒☊⟒⌇?

⟒⌇ ⌇⟒⋏☊⟟⌰⌰⍜, ⏁⎍ ⊑⏃⏚⌰⏃⌇ ☊⍜⋏ ⏁⎍⌇ ⌿⏃⌰⏃⏚⍀⏃⌇ ⊬ ☊⍜⋏ ⏁⎍⌇ ⊑⟒☊⊑⍜⌇. ⟒⋏ ⋔⎍☊⊑⏃⌇ ⍜☊⏃⌇⟟⍜⋏⟒⌇ ⌰⍜⌇ ⋔⟒⋏⌇⏃⟊⟒⌇ ⌇⍜⋏ ☊⍜⋏⏁⍀⏃⎅⟟☊⏁⍜⍀⟟⍜⌇ ⊬ ⌰⏃ ☌⟒⋏⏁⟒ ☊⍀⟒⟒⍀⏃ ⋔⏃⌇ ⟒⋏ ⌰⍜ ⍾⎍⟒ ⊑⏃☊⟒⌇ ⍾⎍⟒ ⟒⋏ ⌰⍜ ⍾⎍⟒ ⎅⟟☊⟒⌇.

Aquí tenéis el misterioso mensaje…

Sabiendo que he respetado la separación entre palabras y los signos de puntuación, es posible que no os resulte muy difícil descifrarlo.

Aquí os dejo algunos consejos y la solución, documento que podéis adaptar para hacer otros, así como un enlace en el que podéis jugar con más elementos de codificación.

Gracias al buen amigo Pablo Rodríguez por la ayuda.


Cómo sacar ventaja en un examen tipo test

22 diciembre 2021
Estudiantes haciendo un examen. Wikimedia Commons

Los exámenes tipo test están por todas partes: todos los niveles de estudios, oposiciones, entrevistas de trabajo. Así que es importante que sepamos desenvolvernos adecuadamente.

Para compensar los aciertos por suerte, es costumbre restar en las respuestas incorrectas. De manera que un examen hecho al azar tenga una puntuación de cero, como le corresponde por lógica.

La cantidad a restar no es constante ni arbitraria, es pura estadística. Si tienes cuatro opciones posibles, tenderás a acertar una de cada cuatro, así que tendrías un conjunto de tres mal y una bien. Las respuestas incorrectas deberían puntuarte negativamente de manera que compensasen ese punto, por lo que, para cuatro opciones, la cantidad justa a restar es un tercio del valor de la pregunta. Digamos que cada tres preguntas mal, «pierdes» una bien.

Si hacéis las mismas consideraciones, en el caso de tres opciones hay que restar la mitad del valor de la pregunta y en el caso de dos opciones, el valor de una pregunta entera. Digamos (1/n-1) siendo n el número de respuestas posibles.

Por miedo a estas «restas» hay quien sólo contesta las preguntas de las que está completamente seguro. De esta forma en las que tiene conocimiento parcial para descartar opciones, pero no para encontrar la correcta, no puntuará y será «injustamente» evaluado al no «contarse» ese conocimiento parcial.

Si hacéis las cuentas conmigo, veréis que si me pongo a contestar preguntas en las que dudo entre solo dos opciones, la estadística me dice que lo más probable es que acierte la mitad. Así que de cada dos preguntas tendré una bien y una mal, la buena me sumará 1 y la mala me quitará 1/3… lo que me deja con un saldo positivo de ¡2/3 de pregunta!

También es ventajoso contestar aquellas en las que dudes entre tres, pero no mucho y creo que no compensa el riesgo.

De esta forma, para quien no quiera ir más lejos en el post y QUIERA UNA REGLA FÁCIL

Contestar las que dudes entre dos:

  • Suben tu nota esperada esa 1/3 del valor de la pregunta
  • Corres el riesgo de perder 1/3 del valor de la pregunta si la tuvieras mal

Por lo tanto:

  • Mira primero las que tienes seguras (sé muy sincero en esto, si no estarán mal todas las cuentas que nos hagamos).
  • Arriésgate con las que dudes entre dos de forma que no bajes por debajo de tu tope (puede ser el suspenso a partir del que aún te hacen media, el valor mínimo en una oposición, el aprobado de un examen… cada uno sabrá)

Y ahora, PARA LOS QUE QUIERAN JUGAR UN POCO:

Os dejo aquí un programa con el que podéis jugar.

Os va a crear un test de veinte preguntas CIFRADO, no entenderéis las respuestas ni los enunciados, pero habrá preguntas con una opción (SEGURAS), dos, tres o cuatro. Y así podemos entrenarnos con ese aspecto los tests.

Lo contestáis, pasáis las respuestas al programa y os dirá cuales son las notas entre las que te mueves según contestes más o menos de esas preguntas dudosas.

Te permite intentar responderlo otra vez a ver si te va mejor y te permite ver la versión del test sin cifrar.

En cada ejecución el examen varía, el número de respuestas seguras y dudosas de cada tipo.

Espero te que sirva para sacar el máximo rendimiento a tus conocimientos en los exámenes que te esperan y, si te gustó y te apetece, puedes difundir o apoyarme con un KO-FI.

Y con esto actualizamos este post del 2009… madre, cuánta carretera llevamos ya.


Programa para subir a Moodle preguntas de respuesta múltiple con valores variables

15 diciembre 2021

Este programa es para ahorrar trabajo y no hace falta tener conocimientos de programación.

Sirve para tener en las aulas virtuales de Moodle preguntas de opción múltiple con datos que varíen de un alumno a otro (preguntas de respuesta múltiple calculada)

La idea es empezar a partir de un documento de texto SENCILLO que escribáis en formato txt

Un ejemplo del formato de entrada es el siguiente.

Ejemplo formato de entrada del examen

Explicación del formato:

Al principio declaramos las variables que vamos a usar de la siguiente manera:

Si va a ser entero o número real (con decimales)

  • tipo (entero/real), nombre de la variable, valor mínimo, valor máximo

Si es una lista de valores (reales)

  • lista, nombre de la variable, valor1, valor2…

OJO: El nombre de una variable no puede estar contenido en otra. Por ejemplo x1 y x11, así que una forma sencilla de evitar estas interferencias es que uses x01, x02…, x10, x11

Al final de esta cabecera ponemos la marca @@@@ y dejamos una línea en blanco para que el programa sepa dónde las hemos escrito.

A partir de ahí, ponemos las preguntas con las respuestas.

  • Separamos las preguntas con una línea en blanco.
  • Ponemos la respuesta correcta la primera.
  • Si el enunciado tiene más de una línea, ponemos al final de la pregunta la marca +++p

Los lugares donde queremos que aparezca un cálculo los ponemos entre dos arrobas+espacio y espacio+dos arrobas. En las preguntas ahí aparecerá el resultado del cálculo. Por ejemplo, en la respuesta 2a aparecerá y*2 como texto y después, cuando lo hemos puesto entre arrobas, el valor de y*2.

Una vez que tengas tu examen escrito en un archivo de texto plano (.txt) sólo tienes que abrir este enlace, ya me disculparéis que tenéis que usar una cuenta de Google, pero me parecía lo más sencillo (se admiten sugerencias).

Ahí ejecutas los dos bloques

  • Con el primero, te pedirá que subas el fichero del examen.
  • El segundo, ejecuta el programa y descarga un XML a tu carpeta de Descargas

Si quieres generar más preguntas, selecciona «Reestablecer estado de fábrica del entorno de ejecución» en el menú «Entorno de ejecución», para borrar todos los archivos y que no haya confusiones entre archivos de entrada si tienen el mismo nombre.

Ahora tienes que ir a tu entorno Moodle e importar ese archivo señalando que es XML Moodle.

A partir de ahí tendrás todas las preguntas en el banco de preguntas y podrás escogerlas por separado para formar parte de cualquier cuestionario que quieras hacer.

Si buscabas hacer algo parecido, pero en EN PAPEL, tengo otro programa

Espero que mi tiempo ahorre el tuyo, y si te gustó y te apetece apoyarme con un KO-FI, muy agradecido.

Os dejo un vídeo por si queda alguna duda.


A %d blogueros les gusta esto: