¿Tienes una necesidad? Yo tengo la solución

23 abril 2022

No se me apelotonen… es una forma de hablar. Bueno, algo más. Me explicaré.

En el mundo tecnológico en el que vivimos hay que ir desarrollando algunas actitudes que nos vendrán muy bien. Hablaba de esto en mi artículo Tecnolerdos. Hoy quiero referirme especialmente al punto tres.

No somos pioneros. En casi nada. No eres el primero al que se le ha atascado el fregadero, tiene que purgar los radiadores, usar una hoja de cálculo, etc.

Por lo tanto, BUSCA Y PREGUNTA. Particularmente si tu tarea es larga y repetitiva.

Dado que no eres el primero, es casi seguro que alguien ya ha visto una forma de automatizarla y lo ha explicado en algún lugar de nuestra querida red.

Veamos un ejemplo:

Digamos que te llega una tarea. ¿Cuánto voy a tardar?

  • Cinco minutos o menos. La hago y listo.
  • Media hora, horas o días. Entonces, primero, gastaré cinco o diez minutos en ver si puede hacerse de manera más eficiente. Si no fuera posible, la pérdida de tiempo es irrelevante.

Os voy a poner un par de ejemplos de esta misma mañana.

Ejemplo 1. Tengo un documento de texto con imágenes y me piden que las extraiga todas en una carpeta aparte.

En mi caso son veintipico. Tendría que coger cada imagen, llevarla a un programa, guardarla como un archivo… Uy, uy. No. Me canso 😉

Busco en Internet (y en esta época no hace falta ser muy preciso con la pregunta, además suelen aparecer sugerencias que te apañan).

Y me sale este enlace. Resumen: Guarda el documento como HMTL y te crea una carpeta con las imágenes.

Primer problema resuelto. Ya tengo todas las imágenes en una carpeta sin esfuerzo.

Ahora me toca reemplazar cada imagen por una referencia al archivo correspondiente.

Y aquí he visto que no era inmediato y lo he hecho a mano. Veintipico cortar y pegar «imagen03» me compensa buscar cómo hacerlo. Además ha aparecido un problema añadido que es que no las estaban numerado en orden de aparición.

Pero no dudéis que hay una manera automática de reemplazar en ese HTML la imagen por el texto «imagen06» y luego convertir ese HTML en un documento de texto «habitual». Si hubiera sido un manual de cien páginas, buscar esto hubiera sido la estrategia correcta.

Ejemplo 2. En una hoja de cálculo tengo una celda con varios elementos que quiero separar en distintas columnas.

Para que se me entienda, es como si en una celda tuviera el nombre y los dos apellidos separados por espacios y quisiera que eso se repartiera en tres celdas, una con el nombre y las otras, una con cada apellido.

Esto me surge porque estoy preparando la liquidación de los derechos de mis libros del año pasado (¡gracias por comprar!) y como son tantos (!) pues tengo que ir recopilando el ingreso bruto, la retención de Hacienda, el ingreso neto…

He abierto el móvil para ir sumándolo con la calculadora… pero he pensado, no. Paso. Me canso.

Así que he abierto una hoja de cálculo, he copiado la línea del documento con esos valores para cada libro y los he pegado en una hoja de cálculo.

Problema, que tenía los tres números en la misma celda.

Pregunta: ¿Soy el primero en todas estas décadas de ofimática en tener este problema?

Respuesta: No.

Busco en Internet

Y, efectivamente, en el menú Datos, puedes separar eligiendo si es por espacios, por comas, por otros símbolos, por varios de ellos, que sea el programa el que los detecte automáticamente (!)

Un par de clicks. Sumo columnas… y listo.

Añado que, para los que somos despistados (o estamos a mil cosas, o tenemos prisa… o todas las anteriores), estos sistemas automáticos os van a librar de errores que son fáciles de cometer en tareas repetitivas. Es todo ganancia.

Aprovechemos el conocimiento colectivos, somos seres culturales… y contadlo luego para otros (como estoy haciendo yo, jeje).

Aprovecho también para recordaros que tengo por aquí mucho material, video tutoriales y demás para los que necesitéis enseñar (o aprender) estas cosillas tecnológicas nuestras.

Juntos somos más.


Prácticas para simulador de Robótica VR-VEX

15 febrero 2022

Aquí de nuevo os dejo unas 70 jugosas páginas de prácticas de robótica pensadas para aprendizaje autónomo listas para que puedan usarlas estudiantes o curiosos con muy pocos conocimientos previos.

La particularidad más curiosa de esta aplicación es que puedes «ver» al robot en funcionamiento porque actúa en un entorno de «REALIDAD VIRTUAL» en el que puedes elegir varios puntos de vista: cenital, subjetivo…

Quizá os ayude a hacer prácticas algo más «realistas» en estos entornos de mucho cuidado sanitario, estudiantes en remoto, etc.

Vaya, aquí lo lleváis.

Se agradecen correcciones, comentarios, difusión y apoyo… para lo que os dejo mi ko-fi 😉


Experimento. Romper un código

15 enero 2022

Os propongo un experimento sencillo, más pensado para jóvenes y usarlo en clase.

Se trata de descifrar un mensaje en el que cada letra ha sido sustituida por un símbolo.

⏃ ⎐⟒☊⟒⌇ ⋏⍜⌇ ⍀⟒⌇⎍⌰⏁⏃ ⟟⋏☊⍀⟒⟟⏚⌰⟒: ¿☊⍜⋔⍜ ⌿⎍⟒⎅⟒ ⌇⟒⍀ ⍾⎍⟒ ⋏⍜ ⟒⋏⏁⟟⟒⋏⎅⏃ ⍾⎍⟒ ⟒⌇⍜ ⋔⟒ ⋔⍜⌰⟒⌇⏁⏃ ⌇⟟ ⌇⟒ ⌰⍜ ⊑⟒ ⟒⌖⌿⌰⟟☊⏃⎅⍜ ⋔⟟⌰ ⎐⟒☊⟒⌇?

⟒⌇ ⌇⟒⋏☊⟟⌰⌰⍜, ⏁⎍ ⊑⏃⏚⌰⏃⌇ ☊⍜⋏ ⏁⎍⌇ ⌿⏃⌰⏃⏚⍀⏃⌇ ⊬ ☊⍜⋏ ⏁⎍⌇ ⊑⟒☊⊑⍜⌇. ⟒⋏ ⋔⎍☊⊑⏃⌇ ⍜☊⏃⌇⟟⍜⋏⟒⌇ ⌰⍜⌇ ⋔⟒⋏⌇⏃⟊⟒⌇ ⌇⍜⋏ ☊⍜⋏⏁⍀⏃⎅⟟☊⏁⍜⍀⟟⍜⌇ ⊬ ⌰⏃ ☌⟒⋏⏁⟒ ☊⍀⟒⟒⍀⏃ ⋔⏃⌇ ⟒⋏ ⌰⍜ ⍾⎍⟒ ⊑⏃☊⟒⌇ ⍾⎍⟒ ⟒⋏ ⌰⍜ ⍾⎍⟒ ⎅⟟☊⟒⌇.

Aquí tenéis el misterioso mensaje…

Sabiendo que he respetado la separación entre palabras y los signos de puntuación, es posible que no os resulte muy difícil descifrarlo.

Aquí os dejo algunos consejos y la solución, documento que podéis adaptar para hacer otros, así como un enlace en el que podéis jugar con más elementos de codificación.

Gracias al buen amigo Pablo Rodríguez por la ayuda.


Cómo sacar ventaja en un examen tipo test

22 diciembre 2021
Estudiantes haciendo un examen. Wikimedia Commons

Los exámenes tipo test están por todas partes: todos los niveles de estudios, oposiciones, entrevistas de trabajo. Así que es importante que sepamos desenvolvernos adecuadamente.

Para compensar los aciertos por suerte, es costumbre restar en las respuestas incorrectas. De manera que un examen hecho al azar tenga una puntuación de cero, como le corresponde por lógica.

La cantidad a restar no es constante ni arbitraria, es pura estadística. Si tienes cuatro opciones posibles, tenderás a acertar una de cada cuatro, así que tendrías un conjunto de tres mal y una bien. Las respuestas incorrectas deberían puntuarte negativamente de manera que compensasen ese punto, por lo que, para cuatro opciones, la cantidad justa a restar es un tercio del valor de la pregunta. Digamos que cada tres preguntas mal, «pierdes» una bien.

Si hacéis las mismas consideraciones, en el caso de tres opciones hay que restar la mitad del valor de la pregunta y en el caso de dos opciones, el valor de una pregunta entera. Digamos (1/n-1) siendo n el número de respuestas posibles.

Por miedo a estas «restas» hay quien sólo contesta las preguntas de las que está completamente seguro. De esta forma en las que tiene conocimiento parcial para descartar opciones, pero no para encontrar la correcta, no puntuará y será «injustamente» evaluado al no «contarse» ese conocimiento parcial.

Si hacéis las cuentas conmigo, veréis que si me pongo a contestar preguntas en las que dudo entre solo dos opciones, la estadística me dice que lo más probable es que acierte la mitad. Así que de cada dos preguntas tendré una bien y una mal, la buena me sumará 1 y la mala me quitará 1/3… lo que me deja con un saldo positivo de ¡2/3 de pregunta!

También es ventajoso contestar aquellas en las que dudes entre tres, pero no mucho y creo que no compensa el riesgo.

De esta forma, para quien no quiera ir más lejos en el post y QUIERA UNA REGLA FÁCIL

Contestar las que dudes entre dos:

  • Suben tu nota esperada esa 1/3 del valor de la pregunta
  • Corres el riesgo de perder 1/3 del valor de la pregunta si la tuvieras mal

Por lo tanto:

  • Mira primero las que tienes seguras (sé muy sincero en esto, si no estarán mal todas las cuentas que nos hagamos).
  • Arriésgate con las que dudes entre dos de forma que no bajes por debajo de tu tope (puede ser el suspenso a partir del que aún te hacen media, el valor mínimo en una oposición, el aprobado de un examen… cada uno sabrá)

Y ahora, PARA LOS QUE QUIERAN JUGAR UN POCO:

Os dejo aquí un programa con el que podéis jugar.

Os va a crear un test de veinte preguntas CIFRADO, no entenderéis las respuestas ni los enunciados, pero habrá preguntas con una opción (SEGURAS), dos, tres o cuatro. Y así podemos entrenarnos con ese aspecto los tests.

Lo contestáis, pasáis las respuestas al programa y os dirá cuales son las notas entre las que te mueves según contestes más o menos de esas preguntas dudosas.

Te permite intentar responderlo otra vez a ver si te va mejor y te permite ver la versión del test sin cifrar.

En cada ejecución el examen varía, el número de respuestas seguras y dudosas de cada tipo.

Espero te que sirva para sacar el máximo rendimiento a tus conocimientos en los exámenes que te esperan y, si te gustó y te apetece, puedes difundir o apoyarme con un KO-FI.

Y con esto actualizamos este post del 2009… madre, cuánta carretera llevamos ya.


Programa para subir a Moodle preguntas de respuesta múltiple con valores variables

15 diciembre 2021

Este programa es para ahorrar trabajo y no hace falta tener conocimientos de programación.

Sirve para tener en las aulas virtuales de Moodle preguntas de opción múltiple con datos que varíen de un alumno a otro (preguntas de respuesta múltiple calculada)

La idea es empezar a partir de un documento de texto SENCILLO que escribáis en formato txt

Un ejemplo del formato de entrada es el siguiente.

Ejemplo formato de entrada del examen

Explicación del formato:

Al principio declaramos las variables que vamos a usar de la siguiente manera:

Si va a ser entero o número real (con decimales)

  • tipo (entero/real), nombre de la variable, valor mínimo, valor máximo

Si es una lista de valores (reales)

  • lista, nombre de la variable, valor1, valor2…

OJO: El nombre de una variable no puede estar contenido en otra. Por ejemplo x1 y x11, así que una forma sencilla de evitar estas interferencias es que uses x01, x02…, x10, x11

Al final de esta cabecera ponemos la marca @@@@ y dejamos una línea en blanco para que el programa sepa dónde las hemos escrito.

A partir de ahí, ponemos las preguntas con las respuestas.

  • Separamos las preguntas con una línea en blanco.
  • Ponemos la respuesta correcta la primera.
  • Si el enunciado tiene más de una línea, ponemos al final de la pregunta la marca +++p

Los lugares donde queremos que aparezca un cálculo los ponemos entre dos arrobas+espacio y espacio+dos arrobas. En las preguntas ahí aparecerá el resultado del cálculo. Por ejemplo, en la respuesta 2a aparecerá y*2 como texto y después, cuando lo hemos puesto entre arrobas, el valor de y*2.

Una vez que tengas tu examen escrito en un archivo de texto plano (.txt) sólo tienes que abrir este enlace, ya me disculparéis que tenéis que usar una cuenta de Google, pero me parecía lo más sencillo (se admiten sugerencias).

Ahí ejecutas los dos bloques

  • Con el primero, te pedirá que subas el fichero del examen.
  • El segundo, ejecuta el programa y descarga un XML a tu carpeta de Descargas

Si quieres generar más preguntas, selecciona «Reestablecer estado de fábrica del entorno de ejecución» en el menú «Entorno de ejecución», para borrar todos los archivos y que no haya confusiones entre archivos de entrada si tienen el mismo nombre.

Ahora tienes que ir a tu entorno Moodle e importar ese archivo señalando que es XML Moodle.

A partir de ahí tendrás todas las preguntas en el banco de preguntas y podrás escogerlas por separado para formar parte de cualquier cuestionario que quieras hacer.

Si buscabas hacer algo parecido, pero en EN PAPEL, tengo otro programa

Espero que mi tiempo ahorre el tuyo, y si te gustó y te apetece apoyarme con un KO-FI, muy agradecido.

Os dejo un vídeo por si queda alguna duda.


Creación de exámenes respuesta múltiple con diferentes valores

12 diciembre 2021

Hace poco colgué un programa que podía desordenar exámenes tipo test para imprimir, pero aquí os dejo una versión muy mejorada.

Si buscáis lo mismo para subir a Moodle (preguntas de respuesta múltiple calculada), en este otro post

Funcionalidades:

  1. Mezcla preguntas (número arbitrario)
  2. Mezcla respuestas (número arbitrario)
  3. Admite preguntas multilínea (OPCIONAL)
  4. Admite valores aleatorios y cálculos con ellos en enunciados y respuestas. (OPCIONAL)
  5. Da la clave de corrección

La idea es que podáis escribir el examen de manera cómoda e intuitiva.

Si os sirve quizá podáis contribuir con un KO-FI. Gracias

SIN las características opcionales sería algo así.

Pregunta, respuesta correcta, resto de respuestas, línea en blanco.

Imagen de un test básico

Para usar las opciones multilínea y variables hay que conocer una marcas sencillas.

Imagen de un test con todas las opciones

Explicación de las marcas:

Si queréis poner alguna pregunta multilínea debéis poner al final de la pregunta una línea que ponga +++p

Si queréis usar variables, tendréis que definirlas primero en una cabecera:

– Para enteros y reales: tipo de variable, nombre de variable, valor mínimo, valor máximo

– Para listas (se transformará en lista en reales): lista, nombre de variable, valor1, valor2… (tamaño arbitrario)

El final de la cabecera se marca con cuatro arrobas y una línea en blanco.

Los valores a calcular se enmarcan entre dos pares de arrobas y un espacio a cada lado

P.ej.: @@ x*(y-2) @@

La salida quedaría así (debajo sale la clave de corrección)

Resultado del test desordenado

Aquí tenéis el enlace al programa

Está escrito en Python y se ejecuta en Google Colab. Así que no tenéis que instalar nada, solo entrar con una cuenta de google.

  1. Escribid un archivo de texto plano (.txt) con el nombre que queráis.
  2. Ejecutad el primer bloque del programa, os pedirá que lo subáis.
  3. Ejecutad el segundo bloque del programa, os pondrá en pantalla el test desordenado.
  4. Ejecutad el tercer bloque para descargar un archivo output.txt con el test desordenado.
  5. Si queréis otra versión, no hace falta que volváis a ejecutar el primer bloque, ejecutad el segundo y os dará otra versión cada vez.

Este programa deja obsoleta una versión que os dejé hace unos días.

Si os sirve quizá podáis contribuir con un KO-FI. Gracias


Sin feedback no hay paraíso o por qué es tan fácil ser negacionista

16 noviembre 2021

Me perdonarán el anglicismo. Feedback suele traducirse por «realimentación», aquí lo usaremos en el sentido de «respuesta que te devuelve el entorno ante una acción». Voy a explicaros por qué nos encanta.

Pensemos en un calentador de agua. Podría ser un recipiente con una resistencia y un botón que lo hiciera encenderse y apagarse. Suficiente. Podríamos mejorarlo con un temporizador, de forma que, después del tiempo programado, se parase.

En ambos casos, la máquina no sabe «qué tal están saliendo las cosas», no recibe feedback, no sabe qué le está pasando al agua. De hecho, podría ser que se nos hubiera olvidado llenarlo.

Mucho más ventajoso es poner un sensor de llenado que nos advierta si hay agua en el recipiente, un sensor de temperatura que nos diga si hay que seguir calentando el agua para llegar a la temperatura que le he marcado, a la que me gusta el té. Esta información sobre el llenado y la temperatura es el feedback.

En vuestras casas, tenéis el «termostato» para la calefacción. Marcáis una temperatura objetivo y la caldera se encenderá hasta que se alcance. Si ese día hace mucho frío se encenderá más, si no, se encenderá menos.

Este es un modo de funcionar muy interesante en automatismos y robótica.

Anda HASTA QUE toques la pared

Calienta HASTA QUE se alcance la temperatura objetivo

Cierra la mano robótica HASTA QUE hagas contacto con el objeto.

Si os fijáis es una orden sencilla pero muy adaptable a variadas circunstancias. En cada ocasión funcionará tanto como sea necesario.

Necesitamos, por lo tanto, sensores que tomen datos del exterior y los pasen al sistema para que evaluemos qué tal vamos y tomar decisiones sobre si seguimos o paramos. Esto se llama trabajar en lazo cerrado.

Fuente

Nuestro cuerpo funciona así gracias a la multitud de sentidos y sensores que van informando a nuestro sistema nervioso de la situación y este pone en marcha medidas y soluciones para problemas tan variados como mantener el equilibrio, regular el azúcar en sangre, sudar, variar el ritmo cardíaco o las hormonas.

Para nuestro razonamiento también necesitamos estos datos… y aquí voy a por la segunda parte del post.

Recuerda que poder tomar decisiones, sin ir a ciegas, tenía que ver con que tuviésemos información de los sensores. Y ahora añado que es fundamental que sea información SUFICIENTE Y DE CALIDAD.

¿Qué pasa si pongo unas verduras al horno, sin saber a qué temperatura está el horno, las saco con los ojos cerrados, se las sirvo a otros, sin probarlas, y no me quedo a escuchar lo que comentan? Pues que no tengo ni repajolera idea de cómo quedaron, pudo ser cualquier valor entre repugnante y exquisito.

En este caso hay una clara voluntad por mi parte de no enterarme de nada pero, ¿qué sucede cuando es la propia naturaleza del sistema la que no nos da datos suficientes? Pues que podemos sacar cualquier conclusión y parecerá igual de válida que otra.

En el caso de la pandemia que vivimos, se trata de una enfermedad que no se contagia con demasiada facilidad ni tampoco tiene una tasa de mortalidad tan elevada como el ébola, por ejemplo. En algunos países, desgraciadamente no en todos, la tasa de vacunados es bastante alta, con lo que la posibilidad de contagio, enfermedad y muerte se reduce aún más. Así que en las últimas veinticuatro horas ha habido gente que ha llevado una conducta muy escrupulosa y no se ha contagiado pero también los hay que no fueron tan cuidadosos y tampoco se han contagiado. De hecho hay un buen puñado de irresponsables que… tampoco se han contagiado. ¿Qué feedback han recibido todos ellos? Que han hecho BIEN. Que FUNCIONA. Para unos habrá funcionado ser muy extremos con sus medidas, otros entenderán que llevan a cabo las medidas sensatas y suficientes. Los restantes quizá crean que todo es mentira porque hacen de todo y no pasa nada.

Esto último se parece mucho a cruzar sin mirar una carretera poco frecuentada. Creo que me entendéis, ¿verdad?

Así son las situaciones donde tenemos pocos datos, o donde hacemos poco caso a los que los tienen. Es imposible que nos hagamos una composición de lugar adecuada. Por esto, una vez, debemos apelar a la ciencia que recopila datos variados, examina su pertinencia, sus sesgos, y busca las respuestas posibles con la mayor objetividad de la que se dispone.

Dicho esto. Vacúnense y cuídense. Ambas cosas sabemos que son necesarias. Arrepentirte después no te valdrá de mucho.


Programa para desordenar exámenes tipo test

9 noviembre 2021

ACTUALIZACIÓN: Nueva versión en este post

Una compañera pedía hoy algún programa de ese estilo.

Como no encontrábamos nada que no fuera de pago y desordenara preguntas y respuestas, he intentado hacerlo en Python y FUNCIONA…

Aunque lo he programado en Replit, lo he puesto en Jupyter que creo que será más accesible para todos.

Si tenéis una cuenta de Google, podéis ejecutarlo como Google Colaboratory

También podéis descargarlo como un cuaderno de Jupyter por aquí.

Espero que os sirva de ayuda (COMPARTID!) y quizá una curiosidad para los que trasteáis con Python.

Es casi seguro que no es una implementación óptima, se agradecen comentarios y sugerencias.

Si os ha servido quizá podáis contribuir con un KO-FI. Gracias

El examen hecho queda tal que así:


Encuentro en Miscelánea en Ciudad Real

26 octubre 2021

Gracias a la buena gente de la biblioteca de Ciudad Real y a las intrigas del estupendo Pedro F. Ruiz Huete, hemos pasado una hora hablando de ciencia y pensamiento crítico al hilo de mi libro Aproxímate.

Os dejo el vídeo y agradezco mucho la oportunidad y el aprecio profesional que me han brindado para hablar de algo tan necesario, pero no menos el calor humano sin el que tanto perdería sentido.


La Ciencia del Titanic

1 junio 2021

He participado en el ciclo que ha organizado el Museo de Ciencia de Valladolid sobre la ciencia del Titanic con esta charla donde lo aprovecho como excusa para poner la ciencia básica al alcance de todos, hacer algunos experimentos caseros y proponeros otros más. Cacharrista irredento.

Muchas gracias al personal del Museo por su trabajo y, especialmente a Inés, por contar conmigo.

La Física y el Titanic ¿Amigos o enemigos?


A %d blogueros les gusta esto: