Lo Mejor Que Te Puede Pasar 14/06/2017

26 junio 2017

Hoy hablamos de MIEEEEEDO, de su papel evolutivo y de cómo podemos intentar tener un cierto, poquito, control sobre él. Y un saludete a Xurxo, ya que estábamos.

 


Váyase usted a doblar papeles a su puñetera casa

14 junio 2017

En plena ola de calor en los centros educativos madrileños el consejero de Sanidad dice que sería una interesante “terapia ocupacional” para los chicos hacer abanicos, como cuando éramos pequeños: “dobla, dobla…”

Esto lo podéis oír aquí, no me lo invento.

http://www.eldiario.es/sociedad/consejero-Sanidad-Cifuentes-recomienda-abanicos_0_654435362.html

Lo voy a explicar sencillo, que para eso soy profesor:

Esto es un centro educativo.

Yo, un profesional de la educación.

Los chavales son ciudadanos sujetos de derechos que se pagan con el dinero de todos

Y usted tiene muy poca vergüenza pero mucha desfachatez para llenar el vacío que dejó aquella.

Si consulta el rango de temperaturas a las que tiene que estar un local de trabajo de tipo oficina, verá que estoy poniendo en riesgo mi salud y se están vulnerando mis derechos laborales.

Si piensa en los menores que están en esas condiciones, verá que también se está poniendo en riesgo su salud y vulnerando sus derechos.

Supongo que esta es la razón por la que la policía, no unos menores precisamente, han abandonado una comisaría.

Le ruego me informe si como funcionario público estoy incumpliendo mi obligación de cuidado de esos menores al tenerlos expuestos a estas condiciones que le parecen tan risibles.

Me permito añadir que si usted estuviera pagando una academia para sus hijos no toleraría ni que estuvieran en esas condiciones ni que el profesor se dedicara a hacer abanicos de papel en lugar de enseñar.

Y me permito recordarle que esa es la situación, precisamente. Esto lo pagamos nosotros para educar a nuestros hijos, y si a usted no le importa o directamente se ríe en nuestra cara, debería dejar de gestionar lo público, irse a su puñetera casa a doblar papeles y dejar de insultarnos.

Verguenza debería darle a usted, a los que lo mantienen en el cargo y a los que no hacemos la presión suficiente para que le destituyan.


Una semana con Panadero…

22 mayo 2017

Los inconscientes de la UIMP (benditos sean) me han propuesto dar un curso sobre cómo contar esto nuestro de la ciencia, pensando sobre todo en profesores en activo o próximos a ejercer.

Será un taller con poquita gente, pensando en que podamos probar cosas, que practiquemos, que nos veamos entre nosotros y aprendamos de aciertos y errores.

Aunque me asalta el complejo de impostor, tengo muchas cosas que contar, muchas ganas de contarlas y pondré toda mi pasión y conocimiento, lo que soy y lo que sé, en darle mucho valor al tiempo que me regaléis.

CONTAR LA CIENCIA ES UN TOSTÓN… ¿O NO?

Ah, y es aquí…


Prácticas de robótica con mBot (especial profes)

6 mayo 2017

Hace tiempo ya compartí con vosotros unas prácticas con Arduino y un Shield que han tenido muy buena acogida.

Aquí os dejo unas para mBot, un robot basado en Arduino, creo que el enfoque es interesante porque me centro en qué hay que contarles a los chavales, qué errores se suelen cometer, qué funciona estupendamente, qué da muchos quebraderos de cabeza…

Aún no llega el jamón, pero creo que cada vez me lo merezco más.

Sentíos libres de compartirlo, entre todos somos más.

Esta es la versión del 05-05-2017 Si hay cambios actualizaré el enlace.


Lo Mejor Que Te Puede Pasar 05/04/2017

5 abril 2017

Hoy hablamos de la Luna, de mareas y de hacer espaguetis con un agujero negro…

 


A los científicos nos encantan los milagros

28 marzo 2017

Empecemos por el diccionario

milagro
De miraglo.

1. m. Hecho no explicable por las leyes naturales y que se atribuye aintervención sobrenatural de origen divino.

2. m. Suceso o cosa rara, extraordinaria y maravillosa.

3. m. p. us. exvoto (‖ ofrenda dedicada a Dios, a la Virgen o a los santos).

4. interj. Denota la extrañeza que causa algo.

Nos quedaremos con la primera definición.

Pero si me permitís la voy a parafrasear y a resaltar un par de cosas.

Hecho no explicable por las leyes naturales y que (por lo tanto) se atribuye a intervención sobrenatural de origen divino

La primera cuestión es que, en mi opinión, se olvida que esta palabra está pensada para referirse a un HECHO, a algo que efectivamente ha ocurrido.

Ese paralítico se curó, ese leproso quedó limpio, ese otro levitó…

No hablamos de fe, hablamos de HECHOS, cosas comprobables, medibles.

A los científicos nos encantan los hechos, de eso nos alimentamos.

La segunda cuestión es que, como consecuencia de no poder explicar este hecho a través de las leyes naturales “actuales”, se atribuya a una intervención sobrenatural.

En el caso de los científicos y dado el carácter provisional de las leyes que enunciamos, ese nuevo hecho es simplemente un motivo para cambiarlas e intentar que aquello sea explicado satisfactoriamente por un nuevo conjunto de leyes naturales, las cuales seguirán vigentes hasta que nuevos hechos o mejores teorías nos lleven a descartarlas por otras que describan mejor el mundo conocido.

Como veis nos encantan los milagros, nos hemos topado con muchos, con cosas tan “absurdas” como que el tiempo no discurra igual para todos, que el espacio se “curve”, que los objetos estén y no estén a la vez, o que estén, como el gato aquel, medio muerto, medio de parranda…

De hecho, este conocimiento nos lleva a hacer cosas que alguien no tan avanzado podría considerar pura magia, desde algo ya tan asumido como volar sobre objetos más pesados que el aire, hasta usar galaxias como lentes para ver “en diferido” los primeros instantes del Universo…

A los científicos nos encantan los milagros… solamente les pedimos que ocurran.


Al final innovar va a ser trabajar como una mula

26 marzo 2017

Estaba viendo esta interesante charla sobre educación en la Jornada que se organizó desde la Cátedra de Cultura Científica del País Vasco (aprovechamos para agradecer a Iñako su gran labor), cuando me saltaron algunas alarmas.

Lo primero que quiero comentaros es una realidad mil veces constatada y mil veces silenciada desde muchas administraciones. Lo que de verdad correla estupendamente con el éxito académico es el nivel socio-económico y cultural. El problema es que si decimos esto ya es más difícil culpabilizar al pobre de su estado, deporte de exhibición en esta sociedad nuestra.

En horizontal el nivel socioeconómico y en la vertical el logro académico

Captura de la charla que podéis ver también en la eitb

Más adelante nos cuentan los autores, Beronika Azpillaga y Luis Lizasoain, que para hablar de centros “exitosos” se concentrarían en aquellos que tuvieran un diferencial de logro mayor respecto a la tendencia que cabría esperar.

No os voy a desmenuzar la charla, os aconsejo que la veáis, pero es interesante como aparecen cosas que ya deberían ser evidentes: control más cercano del alumno, relación estrecha con las familias, trabajo en equipo, diferentes metodologías, etc.

Y allí estaba yo escuchando esto cuando empezó a resonar en mi cabeza: tiempo, tiempo, tiempo…

No sé si conocéis el concepto de “solución escalable” en ingeniería, se trata de que la solución que tú me das para un caso pueda servir también si en lugar de uno se dan muchos casos. Por ejemplo, a un alumno mío le falta un boli, pues yo se lo dejo. En cambio, si les falta un boli a cien alumnos… pues no puedo. Una solución escalable podría ser que cada alumno trajera dos bolis y pudiera dejarle uno a un compañero, eso vale para un alumno o para mil.

Volvemos a lo mío. Por ejemplo, control más cercano del alumno. En lugar de una redacción en inglés, le mandaremos dos y se las corregiremos lo más rápidamente posible. Si das clase a cuatro terceros y cada uno tiene unos 30 alumnos, estamos hablando de corregir 120 redacciones más. Así de simple.

Dejé un comentario en la entrada, no sé si tuvieron en cuenta esa variable, pero si el control detallado del alumno, la creación de proyectos colectivos entre docentes y su puesta en marcha, la formación, etc. se hace a costa del tiempo y la vida personal del docente, entonces no hablamos de eficiencia, hablamos de explotación oculta.

Esta explotación a veces es “elegida”, en realidad es un chantaje emocional que involucra tu preocupación por el alumno y tu propio autoconcepto como profesor vocacional. Tú sabes que si no haces ese trabajo extra el chaval y las clases van a ir mal… tú mismo.

Otras veces es impuesta, por inspección y administraciones, o por tus contratadores en la enseñanza privada y concertada. En cualquier caso, explotación laboral.

Así que me pregunto, si al final todas estas innovaciones, métodos, nuevos estilos y otras hierbas, al final son trabajar como una mula, ¿no se parece mucho esto a una empresa donde se presume de productividad cuando en realidad lo que ocurre es que los trabajadores echan dos horas más que ni se reflejan, ni se cobran?

Un conocido economista me discutía por tuiter que esas horas en una empresa generan unos gastos (suministros, material, etc.) que haría que en el fondo no subiera la productividad, pero él y otros muchos olvidan que aquí las “horas extra” se echan en una sala, en la cafetería, en tu casa usando tu electricidad, tu ordenador y tu conexión a Internet. Así que es el perfecto chollo, no sube la factura del cole un céntimo.

Una vez más:

  • Un sistema que depende de héroes o mártires para su funcionamiento normal es un mal sistema.
  • Las heroicidades locales no aseguran que el derecho que se debe proveer llegue a todo el mundo.
  • Sólo un buen diseño de sistema y su dotación asegura la provisión del derecho.
  • Los profesores podríamos estar dando muy mal ejemplo con ese comportamiento “comprometido” que no lucha por un cambio de sistema, sino que intenta tapar sus grietas, sin conseguirlo, y enseñando a las nuevas generación esa aceptación sumisa y lucha mal enfocada.

A %d blogueros les gusta esto: