¿Nos espía WhatsApp?

23 noviembre 2018

Bundesarchiv, Bild 101I-198-1363-29A / Henisch / CC-BY-SA 3.0 [CC BY-SA 3.0 de (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/de/deed.en)%5D

ACTUALIZACIÓN: Lo anduvimos contando en Julia en la Onda (min 16:45)

Habréis oído alguna vez que hay quien tiene una conversación privada por WhatsApp mencionando algún producto y poco después recibe publicidad en Facebook justo de ese producto.

¿Cómo saber si esto es realmente así?

Junto con algunos de mis alumnos de este año, nos propusimos hacer un experimento para comprobarlo. Aquí os dejo el reporte, con un saludo para mis alumnos 😉

Posible paso de datos de conversaciones de WhatsApp a Facebook e Instagram

Javier Fernández Panadero

como profesor responsable de

la clase 4ºD curso 18/19 del IES Vicente Aleixandre de Pinto (Madrid)

javierfpanadero@yahoo.com

@javierfpanadero

Resumen

Animados por los rumores sobre personas que tenían conversaciones escritas privadas en WhatsApp y recibían anuncios en Facebook e Instagram relacionados con esas conversaciones, hemos llevado a cabo un pequeño experimento.

Los alumnos van repetir un término en una conversación privada y luego comprobar si reciben publicidad relacionada con ese término.

Se hace el experimento dos veces y salvo algún caso aislado no se produce ese efecto.

Introducción

Es un rumor recurrente que si hablas de un tema en WhatsApp recibes luego publicidad relacionada en Facebook e Instagram.

Sabemos ocurren cosas parecidas, por ejemplo, hacer búsquedas en Google y que aparezca publicidad relacionada en Facebook.

En este caso nos parecía mucho más grave, la conversación en WhatsApp se supone que está encriptada y es secreta.

También podría ser un caso de “cherry picking” en el que el usuario está fijándose solamente en la coincidencia que ha tenido y no en todos los casos en los que no ha habido coincidencia (como pasa con los videntes, que agrandan sus mínimos aciertos).

O podría ser que los usuarios ya fueran público objetivo de ese producto y que el hecho de hablar de él haya sido irrelevante. Por ejemplo, un concierto en una ciudad cercana a la que viven.

Experimento 1

Participantes: 17

Número de repeticiones del término en WhatsApp: 15

Antes de hacer el experimento decidimos con cuántos casos consideraríamos positiva la relación (para evitar sesgos en la interpretación de los resultados) y decidimos que si hubiese publicidad relacionada en la MITAD de los casos podríamos descartar que fuese un asunto aleatorio.

Buscamos términos para los que ellos no fueran público objetivo por su edad, sexo o su historial (lugares en los que hayan estado ellos, o amigos) y llegamos a esta lista.

Lucena, El Ejido, Nimes, Grenoble, Horcajo, Cazzu, Perito moreno, Gran Cañón del Colorado, Hopewel, estilete, tapones de corcho, buje, trinchacadenas, Parque de la Reina, Taipei, Campillo, Mondoñedo.

Mientras discutíamos esta lista mantuvimos apagados los móviles por si tenían dados permisos de micrófono directamente a Facebook o Instagram y hubieran recibido publicidad por un acceso directo de estas apps y no por la interacción con WhatsApp.

Resultados del Experimento 1

En ningún caso apareció publicidad directa con el concepto en concreto, aunque en dos casos que apareció algo con cierta relación.

Quien habló de Nimes vio luego publicidad de viajes a Francia y quién habló de Campillo (y había mencionado la palabra “vino”, típico de allí) recibió publicidad de vino.

Analizando los resultados pensamos que quizá no encontrábamos publicidad relacionada, porque los términos que usábamos no la contratan, no porque no se estuviera monitorizando la conversación. Por ejemplo, que no hubiera nadie pagando a Facebook para publicitar “estiletes”.

Como los casos “sospechosos” (el vino y Francia) surgieron inmediatamente, pensamos que no hay problemas con las repeticiones, el tiempo de espera hasta mirar los anuncios, y procedemos a volver a hacer el experimento con algún producto que sí esté publicitándose de manera masiva y que a la vez no sean los estudiantes público objetivo.

Experimento 2

Participantes: 18

Repeticiones del término: 15

Pactamos usar el término “pañales” que sabemos que se publicitan a mucho público, que recuerdan no haber recibido con anterioridad y para los que aún no son público objetivo.

Resultados del Experimento 2

El resultado de este segundo experimento es el siguiente, hay dos personas que reciben publicidad relacionada, mientras otros dieciséis, no.

Antes de empezar el experimento decidimos poner un límite en el 50% de ocurrencias, y nos hemos quedado muy lejos, pudiendo atribuir estos dos anuncios a otras causas.

Sin duda resulta llamativo que alguien, aunque solo sea una persona, reciba ese anuncio, pero para eso se hacen experimentos controlados y estadística, para distinguir lo que parece de lo que es. Si no, a quien le toca la lotería le parecería “lo normal”.

Conclusiones

Aunque este tipo de experimento tienen muchas posibles fuentes de error  y el número de participantes es bajo, nuestra conclusión debe ser que no hay relación entre nuestras conversaciones de WhatsApp y los anuncios que recibimos en Facebook e Instagram.

Animamos a que se haga en condiciones más controladas y con muchas más personas y quedamos pendientes de esos resultados.

Respecto a quienes encuentran esas coincidencias (aunque podría tratarse de casualidades) lo más probable es que fueran anuncios seleccionados por la cantidad de información que las RRSS recopilan monitorizando nuestra actividad o que nosotros mismos facilitamos con la publicación de información privada (comida, amigos, viajes, etc.).

Por otra parte no nos extraña la sospecha inicial. Las propias compañías han reconocido las prácticas “aceptadas por el usuario” (otras no tanto) como escuchas del micrófono por Facebook, lectura del interior de los correos por Google, etc.

En este extremo animamos a que se consulte, si se posee cuenta en Google, las siguientes páginas para conocer qué información tiene de nosotros esta compañía de forma legal (y sin ocultarlo), y que vayamos tomando decisiones sobre vuestra privacidad, un bien que pocos piensan en proteger.

Registros de voz, lugares visitados, búsquedas, etc.

https://myactivity.google.com/myactivity

Personalmente, en este caso me ha llamado mucho la atención en mi registro de voz, que Google no se ocupa sólo de escuchar a ver si digo “OK Google” e intentar reconocer lo que va después, sino que escucha y almacena audio aleatoriamente, que elige recoger cuando le parece.

Información personal para darnos publicidad segmentada por parte de Google.

https://adssettings.google.com/authenticated?utm_source=search-privacy-advisor

Aquí otras compañías y la información que compartimos con ellas

http://www.youronlinechoices.com/es/preferencias/

Estos enlaces nos llegaron gracias a @InerciaCreativa estupendo compañero en Naukas.

Finalemente

Nuestra privacidad y nuestros datos son objeto de intercambio, un producto que se vende a publicistas o que se almacena para usar en el futuro, como hemos visto en numerosos casos.

Como ciudadanos debemos actuar. Hay una acción personal en la discreción y en proteger nuestros datos, hay una acción de vigilancia y denuncia sobre las compañías que los utilizan indebidamente y hay una acción política para forzar legislación que nos proteja.

Anuncios

Váyase usted a doblar papeles a su puñetera casa

14 junio 2017

En plena ola de calor en los centros educativos madrileños el consejero de Sanidad dice que sería una interesante “terapia ocupacional” para los chicos hacer abanicos, como cuando éramos pequeños: “dobla, dobla…”

Esto lo podéis oír aquí, no me lo invento.

http://www.eldiario.es/sociedad/consejero-Sanidad-Cifuentes-recomienda-abanicos_0_654435362.html

Lo voy a explicar sencillo, que para eso soy profesor:

Esto es un centro educativo.

Yo, un profesional de la educación.

Los chavales son ciudadanos sujetos de derechos que se pagan con el dinero de todos

Y usted tiene muy poca vergüenza pero mucha desfachatez para llenar el vacío que dejó aquella.

Si consulta el rango de temperaturas a las que tiene que estar un local de trabajo de tipo oficina, verá que estoy poniendo en riesgo mi salud y se están vulnerando mis derechos laborales.

Si piensa en los menores que están en esas condiciones, verá que también se está poniendo en riesgo su salud y vulnerando sus derechos.

Supongo que esta es la razón por la que la policía, no unos menores precisamente, han abandonado una comisaría.

Le ruego me informe si como funcionario público estoy incumpliendo mi obligación de cuidado de esos menores al tenerlos expuestos a estas condiciones que le parecen tan risibles.

Me permito añadir que si usted estuviera pagando una academia para sus hijos no toleraría ni que estuvieran en esas condiciones ni que el profesor se dedicara a hacer abanicos de papel en lugar de enseñar.

Y me permito recordarle que esa es la situación, precisamente. Esto lo pagamos nosotros para educar a nuestros hijos, y si a usted no le importa o directamente se ríe en nuestra cara, debería dejar de gestionar lo público, irse a su puñetera casa a doblar papeles y dejar de insultarnos.

Verguenza debería darle a usted, a los que lo mantienen en el cargo y a los que no hacemos la presión suficiente para que le destituyan.


Lo Mejor Que Te Puede Pasar 17-05-2017

17 mayo 2017

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra seguridad informática?

Básico y sencillo… pero quizá aún no lo haces.


¿Cuento la verdad o lo que convence?

19 noviembre 2016

Queridos míos… ¿estáis (estamos) preparados para conocer la verdad?

¿Es bueno saber la verdad?

¿Es necesario que la “gente” la sepa?

¿Le favorece, le hace feliz?

¿Es mejor que le diga algo que, aunque no sea cierto o que no pruebe lo que yo quiero decir, les lleve a hacer lo mejor para ellos mismos? En plan, no hagas eso que te vas a quedar ciego.

No lo tengo claro… pero no me apetece ese paternalismo. Prefiero decir las cosas como son, o como creo que son, sobre todo si me preguntan.

De la otra forma creo que “tuerzo” su forma de pensar, cuando concluyen lo que no se debería haber concluido, o bien que me siguen tomando como figura de autoridad, en lugar de buscar una verdad empírica. No me mola.

Os hablo de esto, que es un tema bien antiguo, porque me lo ha disparado el siguiente vídeo que circula por ahí.

Muy bien hecho y con un mensaje muy bueno y VERDADERO. Las cremas solares son IMPRESCINDIBLES para nuestra salud, personalmente uso factor 50.

Mi problema es, el hecho de que la piel se vea negra con la crema, ¿prueba que llegue menos radiación ultravioleta a mi piel? En mi opinión, no.

Repito, ¿es cierto que la crema absorba la radiación UV? Rotundamente SÍ.

¿Prueba la piel negra este hecho? Lo siento, pero no.

Pensemos,¿qué puede hacer la radiación cuando llega a un sitio?

Pues lo mismo que tú.

  • Pasas de largo
  • Te quedas
  • Te vuelves

Traducido para la radiación sería, respectivamente, atravesar, ser absorbida o ser reflejada.

En general cualquier objeto hará un poco de cada… pero si refleja un 90% quizá sea un espejo, si transmite un 90% quizá sea una ventana, etc.

Por lo tanto, cuando veo la cara negra, lo que sí tengo claro es que la radiación no se refleja en la cara, pero no puedo saber si ha sido absorbida por la crema, o bien, si ha atravesado la crema y ha sido absorbida por la piel. Como esa información no “vuelve” a la cámara, no puedo saber qué ha pasado.

Incluso, fíjate, como lo que veo en la cámara es lo que viene de rebote. Cuando antes de darnos la crema nos veíamos claros, era por la radiación UV que se reflejaba y llegaba a la cámara, no por la que era absorbida. De hecho no sé qué parte de la radiación incidente se estaba absorbiendo, sólo sé que una parte se reflejaba.

Y sigo… por lo tanto, el color negro de lo que me informa es de que la radiación que antes se reflejaba y llegaba hasta la cámara, ahora o bien se ha transmitido o bien se ha absorbido… sin tener, con este experimento, información suficiente para decidir.

Termino aclarando de nuevo que EFECTIVAMENTE la crema solar ABSORBE LA RADIACIÓN y nos PROTEGE del envejecimiento prematuro de la piel y del cáncer y que es EXTREMADAMENTE RECOMENDABLE que la uséis… pero no por lo que veis en el vídeo.

¿Me haréis caso o hubiese hecho mejor en callarme la boquita, poneros el vídeo y ayudar así a que uséis más la crema solar?

Vujotros mesmos…


Mi chimenea está ardiendo…

6 enero 2015

Bueno, la mía no, que no tengo chimenea… pero os puede pasar.

Cuando quemamos algo suele aparecer un humo de color negro, un polvillo que llamamos hollín, que consiste en carbono que no hemos quemado (oxidado a CO2) y otros restos orgánicos, que a veces denominamos inquemados.

En chimeneas esto acaba acumulándose y necesitamos la ayuda de los simpáticos deshollinadores

Aunque estos cantan bien… incluso doblados… mejor podéis llamar a estos otros.

Y, ¿cómo es que este hollín puede comenzar a arder?

Pues porque sólo está quemado “a medias”.

En el caso de alguien querido, que le acaba de pasar, el detonante fue cambiar de leña a pellets.

Estos agregados tienen menos humedad que la leña normal que usaba y conseguían un mayor poder calorífico, generando una mayor temperatura que acabó produciendo la combustión del hollín.

Resumiendo, que tengáis mucho cuidado con el cambio de combustibles y con las medidas de control y mantenimiento de vuestros sistemas de calefacción.

Me permito también recordar que todos los años MUEREN varias personas, aquí mismo, en España, por incendios provocados por braseros en mal estado y por intoxicaciones por la producción de gases en calderas antiguas o mal mantenidas.

Finalmente, agradeceros un año más en el blog, este ya es el SEXTO CUMPLEBLOG. Espero que nos sigamos disfrutando, escribiendo y leyendo.


Llévate un silbato al campo

12 julio 2011

Hace poco nos dieron la noticia de que una turista holandesa consiguió sobrevivir dieciocho días perdida en el campo y sin alimentos.

La historia es que finalmente la encontraron gracias a su voz y a un silbato que llevaba. Me pareció una idea excelente. Seguro que para muchos es algo sabido, pero supongo que habrá otros desinformados como yo.

File:PSM V33 D185 Different kinds of whistles.jpg

Fuente: wikipedia

Hay silbatos de emergencia (otro más) que además incluyen utilidades extra estupendas como: brújulas, luces, espejos (otra buenaidea!)…

Aquí un colega que se hace uno con trozos de lata de refrescos

Y aquí otros colegas que cuentan que frotan la punta de un hueso de albaricoque contra el suelo hasta que se hace un pequeño agujero y soplando por él consiguen el silbido.

La parte científica del asunto, aparte de mejorar (o salvar!) nuestras vidas, tiene que ver con que la vista y el oído son nuestros sentidos de largo alcance que nos dan información detallada. Es cierto que el olfato también alcanza lejos, pero creo/espero  que vuestro “june” sea indetectable a kilómetros.

Además con el oído tenemos información direccional (lo que usamos en el sonido estéreo), cosa que los dos agujeros de la nariz no nos proporciona.

Por último, comentaros que el sonido agudo y penetrante no es (solamente) por fastidiar… los sonidos agudos se distinguen mejor a más distancia.

Todo esto por si no sois gomeros… recordáis este post?

Aunque ya me despedí, me despido de nuevo, por si no nos vemos hasta la vuelta. Echad un silbato a vuestras mochilas, me parece lamentable morirse a doscientos metros de un camino porque no se te vea.


Derecho al olvido

12 junio 2011

En estos tiempos de multimedia y redes sociales nuestros jóvenes tienen documentada su vida desde la primera ecografía.

No disfrutan de lo que otros hemos podido disfrutar, el derecho a que nuestro pasado sea olvidado, o al menos que no esté inmediatamente presente durante todos los momentos de mi vida.

Los adultos sabemos que todos vivimos muchas “vidas” en una, pero nuestros muchachos de 15 años, han vivido poco tiempo y en el fondo sólo han vivido una de esas vidas.

No les importa subir ese vídeo donde cantan borrachos por la calle, porque en su única vida eso no es un problema.

Mañana irán a una entrevista de trabajo y cuando el entrevistador busque su nombre en google (que es lo que hace todo el mundo hoy en día cuando va a conocerte) saldrá ese vídeo… una y otra vez… cuanto más inconveniente sea, saldrá durante más años… Lo mismo puede decirse del sexting.

Hoy para echarles una mano os dejo un enlace que puede seros útil (gracias Mª Dolores), donde nos cuenta cómo configurar la cuenta de facebook para que no etiquete automáticamente las fotos mediante la última utilidad de reconocimiento de rostros.


A %d blogueros les gusta esto: