Programa generador de exámenes en papel y en Moodle

2 julio 2022

Tenía muchas ganas de poder compartir con vosotros una versión sencilla de un programa que hice hace unos meses en Python y me está ahorrando mucho trabajo.

Ahora, gracias a Jorge Barata, ya lo tenemos en VERSIÓN WEB.

GENERADOR DE EXÁMENES

Se trata de un programa para generar test tanto en papel como en aulas virtuales (tipo Moodle), pero sin tener que hacer los cien millones de clicks que son necesarios si usas la interfaz de Moodle.

La idea es poder escribir el examen de una manera simple en un fichero de texto plano (txt) y el programa será capaz de:

  • Mezclar preguntas (número arbitrario)
  • Mezclar respuestas (número arbitrario)
  • Admite enunciados multilínea (OPCIONAL)
  • Admite valores aleatorios y cálculos con ellos en enunciados y respuestas. (OPCIONAL)
  • Da la clave de corrección (en papel)

He hecho una lista de vídeos cortos para explicarlo todo y que sea accesible a la mayor cantidad de profesores, aunque no sepan mucho de informática.

En la página también está explicado todo, por si os va más leer que ver.

Podéis acceder al código también en enlaces que damos al final, por si queréis bichear o adaptarlo, podéis usarlo tanto como queráis, ya que lo hemos licenciado así  CC BY,NC,SA 4.0. Si estáis interesados en usos más allá de la licencia, contactad conmigo.

El uso es gratuito, pero también he dejado un enlace a mi ko-fi, para que quien quiera pueda apoyar este tipo de iniciativas.

Os dejo con el enlace y, de nuevo, muchas gracias a Jorge Barata, por su trabajo y su amabilidad.

GENERADOR DE EXÁMENES

Anuncio publicitario

Cómo sacar ventaja en un examen tipo test

22 diciembre 2021
Estudiantes haciendo un examen. Wikimedia Commons

Los exámenes tipo test están por todas partes: todos los niveles de estudios, oposiciones, entrevistas de trabajo. Así que es importante que sepamos desenvolvernos adecuadamente.

Para compensar los aciertos por suerte, es costumbre restar en las respuestas incorrectas. De manera que un examen hecho al azar tenga una puntuación de cero, como le corresponde por lógica.

La cantidad a restar no es constante ni arbitraria, es pura estadística. Si tienes cuatro opciones posibles, tenderás a acertar una de cada cuatro, así que tendrías un conjunto de tres mal y una bien. Las respuestas incorrectas deberían puntuarte negativamente de manera que compensasen ese punto, por lo que, para cuatro opciones, la cantidad justa a restar es un tercio del valor de la pregunta. Digamos que cada tres preguntas mal, «pierdes» una bien.

Si hacéis las mismas consideraciones, en el caso de tres opciones hay que restar la mitad del valor de la pregunta y en el caso de dos opciones, el valor de una pregunta entera. Digamos (1/n-1) siendo n el número de respuestas posibles.

Por miedo a estas «restas» hay quien sólo contesta las preguntas de las que está completamente seguro. De esta forma en las que tiene conocimiento parcial para descartar opciones, pero no para encontrar la correcta, no puntuará y será «injustamente» evaluado al no «contarse» ese conocimiento parcial.

Si hacéis las cuentas conmigo, veréis que si me pongo a contestar preguntas en las que dudo entre solo dos opciones, la estadística me dice que lo más probable es que acierte la mitad. Así que de cada dos preguntas tendré una bien y una mal, la buena me sumará 1 y la mala me quitará 1/3… lo que me deja con un saldo positivo de ¡2/3 de pregunta!

También es ventajoso contestar aquellas en las que dudes entre tres, pero no mucho y creo que no compensa el riesgo.

De esta forma, para quien no quiera ir más lejos en el post y QUIERA UNA REGLA FÁCIL

Contestar las que dudes entre dos:

  • Suben tu nota esperada esa 1/3 del valor de la pregunta
  • Corres el riesgo de perder 1/3 del valor de la pregunta si la tuvieras mal

Por lo tanto:

  • Mira primero las que tienes seguras (sé muy sincero en esto, si no estarán mal todas las cuentas que nos hagamos).
  • Arriésgate con las que dudes entre dos de forma que no bajes por debajo de tu tope (puede ser el suspenso a partir del que aún te hacen media, el valor mínimo en una oposición, el aprobado de un examen… cada uno sabrá)

Y ahora, PARA LOS QUE QUIERAN JUGAR UN POCO:

Os dejo aquí un programa con el que podéis jugar.

Os va a crear un test de veinte preguntas CIFRADO, no entenderéis las respuestas ni los enunciados, pero habrá preguntas con una opción (SEGURAS), dos, tres o cuatro. Y así podemos entrenarnos con ese aspecto los tests.

Lo contestáis, pasáis las respuestas al programa y os dirá cuales son las notas entre las que te mueves según contestes más o menos de esas preguntas dudosas.

Te permite intentar responderlo otra vez a ver si te va mejor y te permite ver la versión del test sin cifrar.

En cada ejecución el examen varía, el número de respuestas seguras y dudosas de cada tipo.

Espero te que sirva para sacar el máximo rendimiento a tus conocimientos en los exámenes que te esperan y, si te gustó y te apetece, puedes difundir o apoyarme con un KO-FI.

Y con esto actualizamos este post del 2009… madre, cuánta carretera llevamos ya.


Creación de exámenes respuesta múltiple con diferentes valores

12 diciembre 2021

Hace poco colgué un programa que podía desordenar exámenes tipo test para imprimir, pero aquí os dejo una versión muy mejorada.

Si buscáis lo mismo para subir a Moodle (preguntas de respuesta múltiple calculada), en este otro post

Funcionalidades:

  1. Mezcla preguntas (número arbitrario)
  2. Mezcla respuestas (número arbitrario)
  3. Admite preguntas multilínea (OPCIONAL)
  4. Admite valores aleatorios y cálculos con ellos en enunciados y respuestas. (OPCIONAL)
  5. Da la clave de corrección

La idea es que podáis escribir el examen de manera cómoda e intuitiva.

Si os sirve quizá podáis contribuir con un KO-FI. Gracias

SIN las características opcionales sería algo así.

Pregunta, respuesta correcta, resto de respuestas, línea en blanco.

Imagen de un test básico

Para usar las opciones multilínea y variables hay que conocer una marcas sencillas.

Imagen de un test con todas las opciones

Explicación de las marcas:

Si queréis poner alguna pregunta multilínea debéis poner al final de la pregunta una línea que ponga +++p

Si queréis usar variables, tendréis que definirlas primero en una cabecera:

– Para enteros y reales: tipo de variable, nombre de variable, valor mínimo, valor máximo

– Para listas (se transformará en lista en reales): lista, nombre de variable, valor1, valor2… (tamaño arbitrario)

El final de la cabecera se marca con cuatro arrobas y una línea en blanco.

Los valores a calcular se enmarcan entre dos pares de arrobas y un espacio a cada lado

P.ej.: @@ x*(y-2) @@

La salida quedaría así (debajo sale la clave de corrección)

Resultado del test desordenado

Aquí tenéis el enlace al programa

Está escrito en Python y se ejecuta en Google Colab. Así que no tenéis que instalar nada, solo entrar con una cuenta de google.

  1. Escribid un archivo de texto plano (.txt) con el nombre que queráis.
  2. Ejecutad el primer bloque del programa, os pedirá que lo subáis.
  3. Ejecutad el segundo bloque del programa, os pondrá en pantalla el test desordenado.
  4. Ejecutad el tercer bloque para descargar un archivo output.txt con el test desordenado.
  5. Si queréis otra versión, no hace falta que volváis a ejecutar el primer bloque, ejecutad el segundo y os dará otra versión cada vez.

Este programa deja obsoleta una versión que os dejé hace unos días.

Si os sirve quizá podáis contribuir con un KO-FI. Gracias


Uso de exámenes tipo test en la ESO

7 junio 2010

Saludos a todos, especialmente a los compañeros profes.

Voy a contaros una cosilla que hemos probado este año con los chavales de la ESO en la asignatura de Tecnología y en Informática, por si nuestra experiencia sirve de algo.

Voy paso a paso.

1. Cogemos el tema que queramos dar y escribimos en formato test todas las cosas que queramos que sepan nuestros muchachos. Estaremos hablando de cuarenta/cincuenta preguntas.

Debemos tener en cuenta

– ¿Preguntamos todo lo que queremos?

– ¿Tiene más peso en el examen lo que creemos más importante?

Revisamos el examen cuidando esto y pasamos al siguiente punto. Esto es una reflexión muy curiosa sobre nuestra propia consideración de lo que vamos a explicar.

2. Colgamos el examen en la web y les pedimos a los chicos que hagan por su cuenta las preguntas. Os recuerdo que no hemos explicado nada aún

– Los más avispados/inquietos/capaces… tienen la posibilidad de hacer investigación por su cuenta, búsqueda de información, etc.

3. Corregimos a la vez que explicamos el examen en clase como si fueran normales actividades de casa.

– Con esto conseguimos centrar y dirigir mucho la explicación, repartiendo tiempos proporcionales a la importancia que atribuimos a cada asunto.

Hasta aquí tenemos:

– Notas de clase de todos los chavales

– Los más capaces tuvieron la posibilidad de trabajar por su cuenta en cosas más complejas y que se refleje en su nota.

– Conseguimos eso de lo que siempre hablamos, que se miren el tema antes de explicarlo.

El examen funciona como un «esquema-guía» para que los chicos entiendan sin duda lo que queremos que sepan y su importancia relativa. En realidad, ¿por qué tendríamos que esconder esa información?

– Hay una motivación extra en la sorpresa de que les estemos dando el mismo examen que vamos a poner.

4. Ponemos el mismo examen (mezclando las preguntas, claro)

– Al ser cincuenta, no puede uno simplemente aprenderse una lista de letras de memoria para contestar.

– No es difícil, teniendo tan claro lo que hay que saber, que los menos capaces lleguen a aprobar.

– No es demasiado fácil sacar notas muy altas, pero el que las quiera que se esfuerce.

CONCLUSIONES

– Los muy capaces buscaron en el libro y en Internet las respuestas con gran acierto, corrigiéndonos incluso errores y sacaron notas muy altas en los exámenes.

– La gran mayoría aprobaron sin grandes dificultades, aunque sigue habiendo alumnos que obtienen notas muy bajas (como en el resto de sus asignaturas)

– El efecto sorpresa no llega mucho más allá de la primera evaluación.

– No trabajamos de esta forma la expresión escrita

– Trabajamos más el razonamiento lógico, la sutileza y el detalle en los conceptos.

– Se consigue bastante la preparación previa del tema por parte de los chicos.

– Es muy interesante la preparación previa del tema por nuestra parte, al confeccionar el examen: la propia revisión de qué consideramos más importante y la adecuación en tiempo y peso en la nota de esta importancia.

– Preparamos a nuestros alumnos para los exámenes tipo test que serán muy frecuentes en su futuro.

– Conseguimos preguntarlo «todo», no sólo una parte y estimar cuál es su conocimiento sobre el resto del tema.

– Aunque os puedan parecer muchas preguntas, como conocen el examen, hacen un examen de cincuenta preguntas en una clase normal de cincuenta minutos y les sobra tiempo.

– Transmitimos con detalle nuestra «visión» del tema: ¿qué hay que saber? ¿qué es más importante? ¿cuáles son los errores que queremos descartar?, etc.

– A los que os duela mucho poner el mismo examen podéis hacer lo mismo con un banco de preguntas, pero insisto: ¿por qué esconder la información de lo que quiero que sepan mis alumnos? El número alto de preguntas me permite preguntarlo todo y que no puedan memorizar simplemente letras.

– Si usáis herramientas como moodle podríais hacer estadísticas por preguntas y revisar hasta qué punto unos temas u otros son explicados o aprendidos con poco éxito para resolver esos problemas. Aunque con nuestro equipamiento informático y el tiempo disponible, es difícil esta parte.

Un saludo compañeros y seguiremos en esta búsqueda constante intentando encontrar la «fórmula mágica». Nunca acabamos de llegar… pero vamos haciendo cositas.


Pena de muerte y falsos positivos

7 septiembre 2009

Cuando se habla en contra de la pena de muerte a veces resulta difícil argumentar, porque no se trata de una conclusión de un razonamiento, sino que se habla directamente desde el sentimiento.

¿Cómo puedes convencer a alguien de que no está bien que se ejecute a un asesino?

Esa persona a menudo conoce tus argumentos (sobre el valor de la vida humana, lo dañino de la venganza, la reinserción, etc.), simplemente no le «gustan» un pelo.

Hoy usaremos la ciencia para tomar un atajo.

Utilizaremos el concepto de «Falso positivo» o error de Tipo I.

Imagina que vamos a hacer una prueba para detectar una enfermedad cualquiera.

Las situaciones posibles son.

  • El test dice que el tipo está enfermo y es verdad: Verdadero Positivo
  • El test dice que el tipo está enfermo, pero está como una rosa:  Falso Positivo
  • El test dce que el tipo está estupendo, pero le quedan dos telediarios: Falso Negativo
  • El test dice que el tipo está mal y así es: Verdadero Negativo.

A los falsos positivos se les conoce también como error Tipo I y a los falsos negativos como error Tipo II.

Según de para lo que se trate te puede preocupar más o menos un tipo de error u otro.

Por ejemplo, en una alarma anti-íncendios, prefiero que me salgan unos cuantos falsos positivos («falsa alarma») a que se me pase por alto un único incendio.

En wikipedia encontramos un ejemplo que nos puede ilustrar el asunto.

Os traduzco la tabla

Pacientes con cáncer

Enfermos

Sanos

?

Resultados

del

test

Positivo

2

Verdadero Positivo

18

Falso Positivo

= VP / (VP + FP)
= 2 / (2 + 18)
= 2 / 20 ≡ 10%

Negativo

1

Falso Negativo

182

Verdadero Negativo

= VN / (VN + FN)
182 / (1 + 182)
= 182 / 183 ≡ 99.5%


= VP / (VP + FN)
= 2 / (2 + 1)
= 2 / 3 ≡ 66.67%


= VN / (FP + VN)
= 182 / (18 + 182)
= 182 / 200 ≡ 91%

Os cuento los porcentajes de los márgenes.

Primero las filas:

El test sale positivo para 20 personas, de las cuales verdaderamente enfermas están 2 y los restantes 18 son falsos positivos. Así que predice positivos con una eficacia del 10%, puf.

El test sale negativo para 183 personas, de las cuales sólo una de ellas estaba enferma. Así que predice a los «sanos» con una eficacia del 99,5%, bastante bien.

Ahora por columnas:

De los tres enfermos, el test ha detectado a 2. Decimos que tiene una sensibilidad del 66,67%.

De los doscientos sanos, el test ha detectado a 182. A esta cualidad se le llama especificidad, en este caso 91%.

Alguien podía pensar que es una porquería de test, que sólo detecta al 10% de los enfermos (extrapolando los resultados). Bueno… tiene razón, es un mal test para detectar enfermos. En cambio es un excelente test para descartar la enfermedad. Si nos fijamos de nuevo, en caso de que el test haya salido negativo, la posibilidad de que estés enfermo es tan sólo de un 0,5%.

Como se dice en los entornos tecnológicos, hay que sustituir los conceptos de «bueno y malo» por «adecuado o inadecuado». Lo que uno tira a la basura puede ser extremadamente útil en otro escenario.

Para más información sobre esto

Wikipedia, error de Tipo I y de Tipo II. (Pitinglis, sorry)

Y ahora, la semilla que me lleva a largaros todo este asunto.

El sistema judicial comete errores, como cualquier sistema humano. Quizá sea lo mejor que hemos sabido hacer, pero sabemos que no es perfecto.

Comete errores de tipo I y de tipo II. Deja fuera a criminales y encarcela a inocentes.

En los paises que nos parecen más civilizados se opta por lo que se denomina un «sistema garantista». Aquello de: «mejor que estén muchos criminales en la calle que un sólo inocente en prisión». En nuestra terminología científica, queremos minimizar los falsos positivos.

El problema es que los seguimos teniendo y, de cuando en cuando, oímos que hay que liberar a algún preso que había sido condenado por algún delito terrible, durante un montón de años. Son historias terribles y trágicas, se les libera, se trata de indemnizarles… para disminuir algo el daño, que es irreparable.

Pero, ¿qué pasa si los hemos matado? Me niego a usar el término «ejecutado» y menos aún «ajusticiado». ¿En qué nos convierte eso como sociedad? ¿En qué al «verdugo»? ¿En qué al juez o al jurado?

Así que, si queréis economizar fuerzas y luchar contra la pena de muerte, este es un buen argumento.

Todo esto se me ha disparado en la cabeza a raíz de esta noticia… y pensando en las muchas que nunca aparecerán en los periódicos.

http://es.noticias.yahoo.com/12/20090905/ten-polemica-en-eeuu-por-la-ejecucion-de-c3b52a1.html

Aquí tenéis un enlace a la página de Amnistía Internacional. Hay una animación en la que van saliendo los ejecutados en los distintos países en 2008. Como seguro que muchos lleváis todo el post pensando en Estados Unidos, mirad que quién encabeza la lista es China con 1718 frente a los 37 de Estados Unidos (que ya sé que debían de ser cero).


A %d blogueros les gusta esto: