Cómo sacar ventaja en un examen tipo test

22 diciembre 2021
Estudiantes haciendo un examen. Wikimedia Commons

Los exámenes tipo test están por todas partes: todos los niveles de estudios, oposiciones, entrevistas de trabajo. Así que es importante que sepamos desenvolvernos adecuadamente.

Para compensar los aciertos por suerte, es costumbre restar en las respuestas incorrectas. De manera que un examen hecho al azar tenga una puntuación de cero, como le corresponde por lógica.

La cantidad a restar no es constante ni arbitraria, es pura estadística. Si tienes cuatro opciones posibles, tenderás a acertar una de cada cuatro, así que tendrías un conjunto de tres mal y una bien. Las respuestas incorrectas deberían puntuarte negativamente de manera que compensasen ese punto, por lo que, para cuatro opciones, la cantidad justa a restar es un tercio del valor de la pregunta. Digamos que cada tres preguntas mal, «pierdes» una bien.

Si hacéis las mismas consideraciones, en el caso de tres opciones hay que restar la mitad del valor de la pregunta y en el caso de dos opciones, el valor de una pregunta entera. Digamos (1/n-1) siendo n el número de respuestas posibles.

Por miedo a estas «restas» hay quien sólo contesta las preguntas de las que está completamente seguro. De esta forma en las que tiene conocimiento parcial para descartar opciones, pero no para encontrar la correcta, no puntuará y será «injustamente» evaluado al no «contarse» ese conocimiento parcial.

Si hacéis las cuentas conmigo, veréis que si me pongo a contestar preguntas en las que dudo entre solo dos opciones, la estadística me dice que lo más probable es que acierte la mitad. Así que de cada dos preguntas tendré una bien y una mal, la buena me sumará 1 y la mala me quitará 1/3… lo que me deja con un saldo positivo de ¡2/3 de pregunta!

También es ventajoso contestar aquellas en las que dudes entre tres, pero no mucho y creo que no compensa el riesgo.

De esta forma, para quien no quiera ir más lejos en el post y QUIERA UNA REGLA FÁCIL

Contestar las que dudes entre dos:

  • Suben tu nota esperada esa 1/3 del valor de la pregunta
  • Corres el riesgo de perder 1/3 del valor de la pregunta si la tuvieras mal

Por lo tanto:

  • Mira primero las que tienes seguras (sé muy sincero en esto, si no estarán mal todas las cuentas que nos hagamos).
  • Arriésgate con las que dudes entre dos de forma que no bajes por debajo de tu tope (puede ser el suspenso a partir del que aún te hacen media, el valor mínimo en una oposición, el aprobado de un examen… cada uno sabrá)

Y ahora, PARA LOS QUE QUIERAN JUGAR UN POCO:

Os dejo aquí un programa con el que podéis jugar.

Os va a crear un test de veinte preguntas CIFRADO, no entenderéis las respuestas ni los enunciados, pero habrá preguntas con una opción (SEGURAS), dos, tres o cuatro. Y así podemos entrenarnos con ese aspecto los tests.

Lo contestáis, pasáis las respuestas al programa y os dirá cuales son las notas entre las que te mueves según contestes más o menos de esas preguntas dudosas.

Te permite intentar responderlo otra vez a ver si te va mejor y te permite ver la versión del test sin cifrar.

En cada ejecución el examen varía, el número de respuestas seguras y dudosas de cada tipo.

Espero te que sirva para sacar el máximo rendimiento a tus conocimientos en los exámenes que te esperan y, si te gustó y te apetece, puedes difundir o apoyarme con un KO-FI.

Y con esto actualizamos este post del 2009… madre, cuánta carretera llevamos ya.

Anuncio publicitario

Experimento: Limpiar plata con bicarbonato

13 mayo 2010

No está mal limpiar de vez en cuando…

La plata cambia de color con el tiempo, algunos dicen que se oxida. En realidad se «sulfura».

Aunque hay muchos productos para limpiar la plata, aquí usaremos un método de los que me gustan a mí (involucrando sólo cositas de la cocina).

Video en pitinglis, pero muy bueno. Luego os explico.

Igual os extraña toda la historia del huevo del principio. Lo hacen para «ensuciar» la plata para el experimento. El huevo le proporciona el ácido sulfhídrico que produce el sulfuro de plata. En otras variantes clavan una cucharilla en un huevo duro para conseguir el mismo efecto.

Procedimiento de limpieza:

En agua caliente se disuelve bicarbonato sódico.

Se pone dentro del agua un trozo de aluminio, puede ser en forma de papel de aluminio o que el mismo recipiente sea una bandeja de aluminio.

Se introduce el objeto de plata a limpiar de forma que esté en contacto con el alumnio.

Se vuelve a añadir agua caliente y bicarbonato hasta que esté bien limpio el objeto, o hasta que te aburras.

Explicación:

Las reacciones químicas son como relaciones… la gente está muy bien con su pareja hasta que aparece alguien más afín.

La disolución de bicarbonato facilita la movilidad de los iones… digamos proporciona un entorno donde se puede dar el intercambio de parejas.

En nuestro caso, el azufre y la plata tenían una bonita relación, pero aparece el aluminio que es más afín al azufre que la plata, así que «la desplaza» y la plata vuelve a quedarse solita, que es como nos gusta.

Más en detalle

Como nos cuenta Emilio en su comentario (muchas gracias), en el tipo de reacciones que tiene lugar aquí (reacciones REDOX), lo que ocurre es que los átomos se pasan electrones entre sí, según la afinidad que tenga cada uno para captar estos electrones o la facilidad para perderlos. El azufre se los quita primero a la plata, pero cuando aparece el aluminio, la plata le «roba la cartera» quitándole los electrones a él. Cuando la plata perdió sus electrones se unió al azufre formado sulfuro de plata, cuando recupera los electrones perdidos vuelve a convertirse en plata «normal», metálica, mientras que el aluminio pasa como un ión al líquido que habíamos formamos con el bicarbonato disuelto.

Actualización

Miguel Angel Sabadell de Muy Interesante (podéis leer su blog aquí) nos cuenta estupendamente en este vídeo que se puede hacer simplemente con sal y nos recuerda que es importante usar la parte «mate» del papel de aluminio para que la reacción funcione correctamente. Saludos para él desde aquí.


¿¿¿4=5???

13 abril 2010

He visto esto en el estupendo blog de mates Tito Eliatron Dixit, por si queda alguien por ahí que no conozca ese blog, ahí tenéis el enlace..

Es uno de esos desarrollos matemáticos en los que hay un error que no es evidente a primera vista (en este caso cuesta hasta la segunda vista…), y os añado que no es el típico en el que se divide por cero…


Experimento. Truco de magia

2 enero 2010

Empecemos el año con un experimento «mágico».

El juego:

Es un  ejemplo para adivinar números entre 0 y 63

Necesitas estas cartas

(Dejamos a algún lector majete, diseñarnos unas tablas más bonitas)

Me tendréis que disculpar, pero un amable lector me ha indicado que se me ha colado un error en la CARTA 2. Donde pone 8 debe poner 6

Otro amable lector me indica que hay un error en la CARTA 1, después del 41 pone 13 y tendría que poner 43 (al fin y al cabo son los impares)

Ahora le pides a tu «víctima» que elija un número entre 0 y 63

Después le vas enseñando las cartas y le preguntas si su número está en cada una de ellas.

Si te dice que sí, sumas mentalmente el número primero de la carta.

Cuando le has enseñado todas las cartas, la suma que has hecho será el número elegido.

Hagamos un ejemplo.

El número elegido será el 47

Está en la primera carta? Sí (sumo 1)

Está en la segunda carta? Sí (sumo 2, total 3)

Está en la tercera carta? Sí (sumo 4, total 7)

Está en la cuarta carta? Sí (sumo 8, total 15)

Está en la quinta carta? No (no sumo 16, sigo conl 15)

Está en la sexta carta? Sí (sumo 32, total 47!!)

Ta chaaaaan!!

Y ahora la explicación

En los trucos de ilusionismo, cuando te «adivinan» algo es por una de estas dos técnicas. O bien te fuerzan a elegir lo que ellos quieren, o bien te obligan a revelar tu elección.

En nuestro caso… te han hecho «cantar» el numero como un jilguero… inocentón!

«Si yo no he dicho nada…» -protestarás.

Sí, hijo sí… lo que pasa es que hablas en BINARIO.

Has dicho: Sí, Sí, Sí, Sí, No, Sí…

Lo que puede entenderse como 1,1,1,1,0,1

47 en binario es 101111… Así de sencillo.

Cómo hacer las cartas

En la primera carta pones todos los números que tengan el primer bit a uno

En la segunda carta los que tengan el segundo bit a uno… etc.

Aquí tenéis una tabla de los primeros 64 números en binario

Con esto ya puedes hacerte tú mismo las cartas que quieras, según hasta el número que quieras cubrir. Con una carta más puedes llegar hasta 100 (en concreto hasta 127), pero tienes que incluir más números en las seis primeras usando la técnica que hemos descrito.

Que te diviertas!!

Números binarios en wikipedia


A %d blogueros les gusta esto: