Sorteos por letra: Injusticia y anumerismo

Aunque ya se ha escrito sobre ello… como nos lo seguimos encontrando, habrá que seguir insistiendo.

Vamos a poner ejemplos con dinero, que parece que es lo único que entiende todo el mundo.

Imagina que compras un décimo para el sorteo de Navidad. Para simplificar, imagina que sólo hay cien números.

Imagina también que del número 52 se echan tres bolas y de tu número, el 5, sólo se echa una bola.

Imagina ahora que la bola del número siete SE SACA DEL BOMBO.

¿Vais a pagar el boleto todos al mismo precio?

¿Vas a pagar lo mismo que el que se lleva el número 52, que tiene tres veces más probabilidades de salir que tú?

¿Va a pagar algo el gilipollas, perdón, que lleva un boleto que es IMPOSIBLE que salga? Repito IMPOSIBLE…

Ahora que lo tenemos claro, vamos al asunto de las letras.

Muchas cosas se sortean usando la primera o las dos primeras letras del apellido. Tribunales de oposición, acceso a centros de formación, etc.

¿Cuál es el problema? Pues que cada uno se llama como puede… y hay apellidos más frecuentes que otros. Debido a esta distribución no uniforme, esto resulta profundamente injusto.

Para ilustrarlo, vamos a poner unos datos de este post que lo cuenta muy bien del blog UN DATO VALE MÁS QUE MIL PALABRAS

Estas son las distribuciones de datos por apellidos.

Eduardo Martín Blasco nos advierte de que sólo contabilizan apellidos con más de 20 repeticiones, por eso “falta gente” y sólo salen 43 millones.

DISTRIBUCIÓN DE LOS APELLIDOS SEGÚN LETRA. ESPAÑA 2011
frecuencia
% sobre el total
A
2.884.390
6,7%
B
2.263.664
5,2%
C
3.969.992
9,2%
D
1.747.696
4,0%
E
781.910
1,8%
F
1.877.528
4,3%
G
4.857.351
11,2%
H
992.297
2,3%
I
424.730
1,0%
J
722.854
1,7%
K
55.885
0,1%
L
2.250.441
5,2%
M
5.291.515
12,2%
N
699.534
1,6%
O
803.973
1,9%
P
3.042.595
7,0%
Q
185.195
0,4%
R
3.565.620
8,2%
S
3.201.882
7,4%
T
1.425.424
3,3%
U
171.705
0,4%
V
1.631.083
3,8%
W
48.578
0,1%
X
14.690
0,0%
Y
92.553
0,2%
Z
269.539
0,6%
TOTAL
43.272.624
100,0%

Están marcados en rojo los valores más altos, pero fíjate que algunos de ellos coinciden con letras al lado que también tienen valores bastante altos. De manera que se forman unos “tapones” importantes. Por ejemplo, alguien que esté al final de la N con el mogollón de gente con la M y otro poquito bien gordo con la L, que se despida de salir para lo que sea, para bien o para mal.

Por otra parte salga X,Y o Z es en la práctica muy parecido a que salga A. Por lo tanto los de la A tienen cuatro veces más probabilidades de salir de lo que debería.

Supongo que es bastante fácil de ver la injusticia del proceso (o debería, ahora os cuento por qué digo esto).

Pero vayamos a un caso más extremo, que te “saquen la bola del bombo”. ¿Qué ocurre si en tu letra hay 10 personas por delante de ti, y las plazas que se sortean son 8? Efectivamente, tu posibilidad de salir es CERO, incluso si sale tu letra.

Y, ¿por qué salgo ahora con esto? ¿Es que no me han admitido en alguna cosa?

Ha sido a partir de una conversación con altísimo grado de anumerismo (gente que ni sabe de números y ni le interesa saber, añado) en la que me he enfadado y todo, ante los argumentos que recibía después de explicar esto. Cosas como:  protesta tú en lo tuyo, esa es tu opinión pero hay otras opiniones, cuando la gente sale no protesta, otros años salen otras letras, hay más o menos plazas, hay más o menos gente en distintas letras… Ni siquiera ha reaccionado al argumento de que alguien OBLIGADAMENTE NO VA A SALIR en el momento en que se presenta. Al final me he ido al grito de las matemáticas no son opinables y que cada uno luche por lo suyo. Particularmente me jode que cuando argumentas piensen que lo haces por defender intereses particulares, no todo el mundo es tan mezquino, por ejemplo, yo no.

Os diría que pusierais reclamaciones, pero si os encontráis con gente en la administración igual de cerrada no sé si valdrán para mucho.

Ya escribí hace tiempo sobre las vergonzosas notas con las que nos califican en las oposiciones, con cuatro y cinco cifras significativas… y, por cierto, yo he aprobado con este sistema injusto, y mira, lo critico… ¿curioso, eh?

Ah, también mola la argumentación… “la administración lo decide así”.El problema de esto es que la administración no puede elegir las leyes de la Naturaleza, aunque quiera.

Se me olvidaba decir que esto se arregla tan fácil como dando un número a cada uno y sacando numeritos…

Por cierto me informa @tocamates de que @ClaraGrima tiene un post hablando de lo mismo 

Anuncios

10 respuestas a Sorteos por letra: Injusticia y anumerismo

  1. Conchi dice:

    Mi profesor de religión que era un salado, preguntaba por el número de día. Si era día 1, salíamos todos, día 2 los pares etc. Yo era el 18, así que salía el día 1, 2, 3, 6, 9 y 18…Hasta las narices, le sugerí que sus sistema no era muy equitativo que digamos y que mientras los números primos no salían apenas, yo chupaba pizarra cada semana. Su respuesta fue que era equitativo, porque cuando terminaba con los 26 de la clase, seguía preguntando y ya no iba con el día…EN FIN. Después de un rato intentando explicarle que eso no quitaba el brutal desequilibrio de la primera ronda, lo dejé por imposible. Mejor no pedirle que me explicara lo de la Santísima Trinidad visto lo visto…

    Me gusta

  2. almacencereales dice:

    Te doy las gracias por luchar y denunciar, por defender a tus compañeros, por reivindicar… por hacerlo públicamente y no cerrar los ojos desde tu plaza aprobada de funcionario. Tú mezquino? esa palabra no puede aparecer cerca de tu nombre!!!! gracias

    Me gusta

  3. José Antonio dice:

    Javi, vivimos en un mundo “molto dificcile” 🙂 Tienes toda la razón y lo explicas perfectamente: el método del sorteo por letras es una auténtica barrabasada (una más en todo el proceso selectivo de oposiciones). Y lo peor es que traten aún de defenderlo, no ya desde la administración, sino los mismos opositores.

    Y a Conchi, la persona que dejó el comentario anterior, le diría que hay que estudiar y preparar la tarea siempre y no porque tal día me vayan a sacar a la pizarra… jajaja.

    Un saludo.

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Conchi es profe… así que seguro que está de acuerdo contigo, supongo que sólo expresa el coraje que le daba esa injusticia tremenda. Un abrazo

      Me gusta

  4. Conchi dice:

    José Antonio, yo me pasaba las clases de religión tonteando y pasando notitas con el que hoy es mi marido (solo coincidíamos en esa clase)así que aproveché bien el tiempo 😉 Por lo demás, lo bueno del sistema es que calculaba con 2 vueltas de lista cuando me tocaba salir y solo estudiaba ahí. 😀 De todas formas creo recordar que no pasamos del primer tema….:D Hay que estudiar pero también que aprender a ser listo. Lo de estudiar a diario lo aprendí después y lo predico, ¡solo faltaba!

    Me gusta

  5. […] LA BARBARIDAD MATEMÁTICA MÁS GORDA DE LA ADMINISTRACIÓN (quizás) […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: