Experimento: Una mesa que nunca cojea. Entrada participante del Carnaval de Matemáticas

¡Nos unimos al Carnaval de Matemáticas!

Todos sabemos lo molesto que es que una mesa nos cojee y andamos poniendo papelitos e historias a ver si la conseguimos equilibrar. Pero lo cierto es que puede hacerse una mesa que no cojee nunca.

Es tan fácil como ponerle tres patas. (Nos ha salido un experimento fácil)

Los tres extremos de las patas los podemos considerar como tres puntos, y a esos puntos como los vértices de un triángulo.

Ese triángulo es una figura plana, que se “posa” sin problemas sobre el suelo.

No importa que las patas tengan distinta longitud, la mesa seguirá sin cojear, aunque el tablero nos quede torcido, la mesa no cojeará.

Matemáticamente diremos que este asunto tiene que ver con que tres puntos no alineados definen un plano.

* ¿Qué pasa cuando la mesa tiene cuatro patas?

Consideremos tres de ellas.

Esas tres patas forman un plano, si el extremo de la cuarta pata está en el mismo plano (a la misma altura) la mesa no cojeará.

Pero si no, la mesa oscilará entre dos posiciones, pero fíjate que en cada posición hay tres patas en el suelo. De nuevo, con tres puntos no alineados, se define un plano.

Nota: En realidad… aunque el suelo fuera irregular, la mesa de tres patas seguiría sin cojear.

Seguro que los más aficionados a la blogosfera estaréis pensando en alguien a quien su mesa le cojea (un saludo).

¡Un saludo a todos los compañeros de trinchera que participen en el Carnaval de Matemáticas!

Foto, wikipedia

About these ads

3 respuestas a Experimento: Una mesa que nunca cojea. Entrada participante del Carnaval de Matemáticas

  1. almudena dice:

    Bueno, tres patas y el centro de gravedad bien centrado entre ellas, porque si no, la mesa no cojeará pero volcará seguro. Precisamente ese es el problema de hacer banquetas y mesas con sólo 3 puntos de apoyo.

    • javierfpanadero dice:

      Si imaginamos una mesa transparente y la miramos desde arriba. El triángulo que forman los tres puntos donde las patas se unen a la mesa es la “zona segura”. Si al usar la mesa vamos añadiendo peso sobre el tablero, pero fuera de ese triángulo, el centro de masas se del conjunto se irá desplazando y puede acabar volcando, si el CM va más allá del triángulo.

      Solución incómoda… ¿tres patas y tablero triangular, aunque cada vez que pases cerca te claves las esquinas y veas las estrellas ;)?

      Acutalizo… todo lo de antes para un suelo plano

  2. Gracias por participar en el Carnaval de Matemáticas y por divulgar las Matemáticas.

    Buena entrada, sí señor!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 140 seguidores

%d personas les gusta esto: