Al hilo del apagón de Google

16 diciembre 2020

Hace un par de días hubo problemas en la autenticación en los sistemas de Google durante unos cuarenta y cinco minutos, con lo que no se podía acceder a Gmail, Youtube, etc.

No os hablaré de los aspectos específicos que produjeron ese error porque me interesa más otras ideas que me surgen al hilo del suceso

Suministros fiables

Esto es lo primero que se me viene a la mente. ¿En qué suministros confiamos? ¿De cuáles dependemos?

En primer lugar, la electricidad. Incluso mi caldera de gas o mi aparato de teléfono necesitan suministro eléctrico. Siendo yo chaval, el teléfono usaba la poca energía que necesitaba de la propia línea telefónica y el pequeño calentador de agua caliente sólo necesitaba la presión del agua para funcionar, es cierto que no daba agua caliente para los radiadores, pero mi calentador de hoy, sin electricidad, no me da tampoco agua caliente para uso directo.

Pero seguro que convendréis conmigo en que la conexión a Internet es hoy también un servicio del que somos igualmente dependientes. En alguna ocasión que ha habido un corte de electricidad en mi casa, he podido seguir navegando gracias a la conexión de mi teléfono móvil.

¿Podemos cambiar nuestro modo de vida para no necesitar electricidad o conexión a Internet? ¿Sería deseable hacerlo? Desde luego, la dirección es la opuesta, incluso nuestra relación con la administración cada vez es más virtual.

Pero una cosa es el acceso a Internet y otra el acceso al servicio de una compañía concreta, sea Google u otra.

¿Somos clientes de Google?

La mayor parte de nosotros, no. Somos USUARIOS, pero no clientes. Me explicaré.

Google ofrece unos servicios sin que tengamos que pagar por ellos y nosotros los usamos, bajo las condiciones que la compañía impone y que va cambiando con el tiempo a su discreción, pudiendo incluso eliminar los servicios que considere sin que tengamos voz o voto en esa decisión (aún lloramos la desaparición de GoogleReader)

Es interesante pensar de dónde proviene el valor de Google, de dónde saca Google sus enormes beneficios. No será de los usuarios que sólo utilizamos sus recursos sin pagar un euro, nosotros sólo damos «problemas». Como muchos sabréis es la venta de nuestros datos con fines publicitarios (u otros, no entraremos ahí hoy) lo que le produce beneficios y serán estos compradores de datos los que son sus clientes y tienen contratos que obligan a las partes con condiciones y esas cosas, que nosotros como usuarios, no tenemos.

De hecho, podríamos pensar que mejor que usuarios nuestra relación con la compañía podría definirse como «producto», ya que Google es el vendedor, los publicistas los compradores y nuestros datos lo que se vende.

Por esto, mañana o pasado podría dejar de funcionar cualquiera de los servicios por los que no estéis pagando y no podríamos rechistar: Gmail, Drive o Maps. ¿Depende tu negocio o tu forma de vida de estos servicios?

Instituciones y empresas

Más allá de los problemas de seguridad y privacidad, que no son pocos ni menores, ¿puedo permitirme que mi institución pública o mi organización privada dependan de unos servicios que se me «conceden» y pueden cambiar sus condiciones o suprimirse de un día para otro?

Supongo que cualquier empresa seria usa correos del estilo @mi_organizacion_seria.es en lugar de Gmail, Yahoo u otros, pero puede que algunas de ellas estén generando documentos compartidos en GoogleDocs o almacenándolos en Drive.

Cuando el sistema informático de una empresa se cae es normal que su actividad se pare pero, ¿es normal que lo haga si se cae Google? Por cierto, ¿qué pasó el otro día con los centros educativos que usan Google Classroom?

Copias de seguridad

Si el documento en el que tanto he trabajado, y tengo que seguir haciéndolo, SOLO lo tengo en el correo o en Drive, estás colgando de un hilo. Si se rompe, te caes.

Una razón más para tener más de una copia de los archivos que sean importantes para ti. Aunque cada vez tenemos más datos que guardar (fotos, vídeos, documentos…) la memoria es mucho más barata que nunca, así que acostúmbrate a tener copia local y copia remota de ese material sensible. Piensa también que hay aplicaciones para gestionar esas copias y sincronizarlas. Aunque si no te quieres meter en líos, hacer copias de seguridad con cierta periodicidad puede ser un buen comienzo.

Trabajo offline

Tener copias locales y aplicaciones instaladas, como LibreOffice, nos permitiría seguir trabajando en un documento que tuviéramos a medias en GoogleDocs, por ejemplo. A veces parece que estamos evolucionando (¿involucionando?) a que nuestros ordenadores sean «terminales tontos» que usan almacenamiento y aplicaciones en remoto. No sé si es bueno o malo, lo que sé es que no estamos obligados a que esa sea la única opción y que, ante un fallo, nos quedemos inermes.

Servicio fiable

Finalmente, parece que fue menos de una hora y fue noticia mundial, ¿por qué?

De vez en cuando paran los servicios informáticos educativos de mi comunidad autónoma por un día o dos y no sale en los periódicos. ¿Por qué esto ha sido noticia?

Por lo mismo que «Hombre muerde a un perro» es una noticia, porque es un hecho inusual. A día de hoy es cierto que tenemos todos los problemas de depender de un servicio que ni está contratado, ni bajo mi control, pero también es cierto que, insisto, a día de hoy, es raro que se caiga y más raro aún que lo haga por más de unos minutos.

Conclusiones y aprendizaje para el futuro…

Las empresas y, sobre todo, las instituciones públicas no deben estar al albur de estas situaciones. No estoy diciendo que no se contraten servicios externos, pero que se CONTRATEN, y que haya con condiciones de obligado cumplimiento y con la protección de datos que necesita.

Para los usuarios individuales, lo de siempre. No puedes colgar solo de una cuerda, así que

  • Haz copias de seguridad periódicas y cada vez que generes mucho material
  • Dispón de herramientas offline para trabajar, LibreOffice por ejemplo. Hay muchas buenas y libres.
  • Cuida la privacidad de tu información sensible.

ACTUALIZACIÓN

Acabo de leer por ahí que no le estamos echando cuentas también a los que tienen su cuenta de gmail como la manera de recuperar o autentificarse en otros servicios. Ojo..

Anuncio publicitario

Mini Video Tutoriales para Google Docs

20 septiembre 2020

Buenas, aquí tenéis CUARENTA Y NUEVE mini video tutoriales de funciones del editor de textos de Google.

Los he preparado para que sean extremadamente cortos y expliquen cada uno una función suelta del editor de texto para que puedan servir como referencia, sobre todo pensando en estudiantes y principiantes que necesiten hacer esa consulta concreta.

Como profesores os pueden servir para dar referencias para tareas concretas o para estructurar un tema sobre procesadores de texto.

Aquí tenéis unos videotutoriales similares para GoogleSheets

La razón para usar este procesador de texto es la facilidad de acceso online desde cualquier equipo y su popularidad. No soy especial fan de Google y menos aún «certified» ni esas cosas. De hecho, si podéis controlar la configuración de los equipos en los que enseñéis, quizá sería más interesante usar LibreOffice, tanto por potencia, como por filosofía.

En todo caso, estos vídeos os pueden servir para saber qué cosas existen y son posibles, y cómo se hace en una particular versión de un particular procesador, que cambiará con el tiempo, pero al menos ya sabréis que está, por dónde buscarla y cómo aplicarla en un nivel básico.

Se agradece difusión, sobre todo para que alguien se pueda ahorrar el trabajo que ya he hecho yo, y si queréis/podéis aportar, pues también se agradece, que lo que con amor se ofrece, también con amor puede agradecerse… y un cafelillo es una estupenda muestra de reconocimiento 😉 Aquí tenéis mi ko-fi


Cosas que intranquilizan…

10 marzo 2010

Yo no diría que estoy paranoico… aunque, ¿qué paranoico lo diría?

Pero es que…

Un alumno mío (le mandamos un saludo desde aquí) me ha dicho que si pongo en una casilla del Calc de OpenOffice =game(«StarWars») me sale un minijuego, tipo space invaders… y es verdad.

Código oculto…  vaya, vaya

También vi algo parecido en un Excel de hace unos años, allí era como un Doom.

No hacen nada malo que yo sepa pero, ¿tengo algún control sobre ese código oculto?

Y ahora, estoy escribiendo un correo en gmail y cuando le doy a enviar, me sale esta ventana

Ya había oído que Google cotilleaba el interior de los correos con la intención (supuestamente) de dar servicio al usuario, cotejar citas en agendas y cosas así, y que es una cosa automática, pero la verdad es que no me hace gracia.

Me dan ganas de decir eso de «pues aquí pone que esta óptica es una …»

Para los que son sepan de lo que hablo, más clásico que Sófocles, el sketch de la óptica de Faemino y Cansado


A %d blogueros les gusta esto: