Lo que más atormenta a un hombre es lo que no le ordenan hacer

Clint Eastwood en Gran Torino.


Los que son jóvenes para haber visto a Clint haciendo de Harry o en el Oeste almeriense, no flipan tanto como los demás al ver las estupendas películas que hace en los últimos tiempos.

Hoy toca hablar de la responsabilidad individual (un saludo para Gema).

Permitidme que saque factor común “en mi opinión” de todos los párrafos que siguen.

Es una ilusión infantil pensar que hay malos opresores y buenos oprimidos. Si fuera así, resultaría sencillo arreglar el problema. Cogemos las guadañas y las antorchas, tomamos el palacio de invierno, o el FMI o la mansión del Sr. Burns… les liquidamos y asunto arreglado.

Resulta más real darse cuenta de que somos nosotros, de uno en uno, los que vamos “aplicando” la maldad del sistema, nos convertimos en sus ruedecillas y lo aplicamos según nuestras ganas, influencia u oportunidades.

Es cierto que no todos somos responsables en la misma medida, y es cierto que existen fuertes presiones y sugestiones para que reforcemos el sistema, nos convirtamos en sus piezas y ejecutemos su influencia sobre otros.

Me gusta avisar a mis alumnos, para que no les pille por sorpresa, de que un día el sistema llamará a su puerta y les pedirá una decisión individual en un sentido o en otro. Tan sencillo como “con factura o sin factura”, o como llevarse algo del trabajo porque “todo el mundo lo hace” o como trasladar injusticias a tus subordinados o clientes. (Una vez hice una entrevista de trabajo en un lugar donde en ese momento me enteré de que hacían sistemas de guiado de misiles… seguí en el paro y mi madre me puso un plato de sopa delante. Un beso para ella.)

Recordad cómo la gente de a pie alimentó la burbuja inmobiliaria y, mucho más evidentemente, el “redondeo” cuando cambiamos al euro. Mientras en la tele nos contaban como ajustar el segundo decimal, en las tiendas cambiaban los precios de 100 ptas. a un eurazo, lo que constituía una subida de un 66%.

Los hdp’s de ayer murieron y fueron sustituidos por hdp’s de mi generación, que estaban deseosos de ocupar sus puestos y con sus decisiones hicieron que este sistema egoísta perviviera. Mañana, se producirán vacantes y se ofrecerá el “trabajo” de nuevo (hdp con o sin experiencia, buen sueldo, mal karma, incorporación inmedidata), ¿alguien lo cogerá?¿Lo cogerás tú?

Entiendo que hay gente que vive bajo terribles presiones, pero no son la mayoría. La mayoría de la gente que roba no es para dar de comer a sus hijos hambrientos, cosa que yo también disculparía. Gente como yo, o como tú quizá, tenemos una red social de familiares y amigos, un montón de puertas a las que podemos llamar y donde nos ofrecerán un plato de sopa en los malos tiempos.

Si sois padres y pensáis en las necesidades materiales de vuestros hijos, pensad también en sus necesidades morales. Mi padre no me legó fortuna, ni lujos, ni siquiera fuimos nunca de vacaciones… pero en esa apretura económica, recibí el tesoro de la honradez, y hubiera preferido mil veces que le echaran del curro y andar peor, antes que verle flaquear en sus principios.

Por eso damos la razón a Clint. Relativicemos esa presión que recibimos, esas sugestiones, esos miedos abstractos… y tomemos en serio nuestra responsabilidad como individuos: Puede que se acabe haciendo aquello, pero no con mi colaboración…

Y si hubiese una guerra y no fuéramos ninguno…?

About these ads

18 respuestas a Lo que más atormenta a un hombre es lo que no le ordenan hacer

  1. ¡¡Hola Javier!!

    Me ha gustado mucho tu artículo, porque todo lo que explicas va unido a nuestra conocida picaresca española. Yo me río de los 4 millones de parados en España. La cantidad de gente que conozco (por no llamar amigos) que cobran del paro y a la vez realizan trabajillos en negro. Incluso me han comentado que la gente va al INEM con el mono de trabajo…

    Ese “paro” que están cobrando estas personas salen de los bolsillos de todos. Al final el gobierno no tiene mas remedio que ajustar cinturones. ¿A quien? Justamente a los honestos de los que tu hablabas.

    Y no estoy dando únicamente la culpa al obrero que cobra el paro, sino también al empresario que paga en negro sin contrato…

    En este caso pagan justos por pecadores, porque soy consciente que también hay personas que lo están pasando mal y que se han quedado sin empleo, han de pagar hipotecas y se les viene el mundo encima, pero también hay gente que tiene mucha cara y menos vergüenza…

    Buena entrada de año nuevo y continua así, que en nada llegas a las 300000 visitas!!!

    Saludos

    Sergio

    • javierfpanadero dice:

      Esperemos que tomemos un poco conciencia todos y a ver si cambiamos el mundo de la única manera posible, con la educación. Saludos!

  2. Hola Javier.

    Has expresado muy bien el dilema que la humanidad tiene que superar para llegar al siguiente nivel.

    Siempre que pienso en él me viene a la memoria cómo lo reflejan en la película Contact, basada en la novela de Sagan. Cuando Ellie se encuentra con su antiguo jefe que consigue el puesto de viajero de la máquina diciendo a la comisión de selección justo lo que quiere oír. Lo bonito de ese libro por encima de todo es precisamente la honestidad de ese personaje en todo lo que hace. Seguro que has visto la película o leído el libro.

    Feliz año nuevo…

    • javierfpanadero dice:

      Me gustó mucho más el libro que la peli, aunque ahora cuando vuelvo a verla, sin tantas expectativas, también la disfruto. Una cosa triste que nos parece percibir en la vida y en el cine, es que los que obran bien se llevan unas cuantas tortas. El jefe muere a lo “justicia poética” por el tema de la silla… y ella consigue recibir la recompensa a su honestidad de maneras “casuales” y casi “de milagro”. En fin, habrá que jugársela de todas formas y ya veremos por donde amanece.

      Un saludo y feliz año nuevo también para ti!

  3. David dice:

    Un amigo de 20 y pocos años, me preguntó en una ocasión por qué creía yo que el mundo era (es) tan manifiestamente injusto.
    Le dije que la única cosa en común de TODOS los seres humanos es la SED DE JUSTICIA. Que la diferencia estriba en QUE CREEMOS QUE ES JUSTO. Seguro que a los accionistas de XXXX (compañía automovilística) le parece injusto que le echen a él de su trabajo para mejorar la cuenta de resultados de su empresa. Pero no duda en APRETAR para conseguir esos mismos resultados en la compañía de la que es accionista.
    Es decir, o queremos y forzamos justicia para todos o estaremos empujando para que esa INJUSTICIA acabe alcanzándonos (o no) de un modo u otro.
    Y que aún en el improbable caso que no nos alcance, el hecho de que alcance a otros, NO DEBERÍA DEJARNOS SATISFECHOS en modo alguno.
    Pero ya se sabe que por un porcentaje “matooooo”…

    • javierfpanadero dice:

      Yo diría que en muchos casos la gente argumenta como que lucha por la justicia, cuando en realidad lucha por sus intereses. Veo muy frecuentemente a gente que es “legalista” cuando la ley le favorece o para usarla contra otros, y en cambio se saltan la ley o son mucho más flexibles cuando le ley les perjudica. Aquí lo que está claro es que el principio es buscar el beneficio propio y después encontramos el camino de menor resistencia. Feliz año nuevo, David

      • David dice:

        Igualmente para todos. Y sí, ese es el problema. Quizá haya que recuperar a Shakespeare: “Para empezar, matemos a todos los abogados”

  4. Gema dice:

    Javi, tú ya sabes que apelo a la responsabilidad individual, pero cuidado con repartirla a todos por igual, no todas las personas tenemos las mismas oportunidades, no todos tenemos los mismos apoyos sociales y familiares, los contextos empobrecidos, la miseria, la opresión… no generan las mismas posibilidades ni los mismos desarrollos individuales y grupales que los contextos más favorecedores.
    Revisemos también, hablando de responsabilidad, la generosidad del tú a tú, la empatía, la mirada con comprensión hacia el otro, el que está a mi lado, mi vecino, el pasajero del autobús o el metro, el ciudadano que camina a mi lado, o que está parado en mitad de la calle y no sabemos por qué.

  5. malatesta dice:

    Con permiso.
    Su historia personal sobre la entrevista de trabajo es idéntica a lo que me sucedió a mí, hace ya unos años. La decisión de no incorporarme, ya pasada la fase de selección, fue también por igual motivo. En mi caso la empresa era FABA (la antigua rama de artillería de la Empresa Nacional Bazán, ahora Navantia). Poca gente entendió que rechazase un puesto fijo en una empresa pública, pero después de sopesarlo preferí seguir de eventual en otra empresa de un sector civil. Dedicar toda mi vida a temas de armamento me parecía malgastar mi vida. Peor, invertirla en algo perjudicial para el resto de la humanidad. Creí que era un caso excepcional, pero veo que no he sido el único. Me alegra saberlo.
    Un saludo.

    • javierfpanadero dice:

      Gracias por aportar su historia personal. Sin caer en lo anecdótico y sin intentar contar mi vida, que no tiene mucho mayor interés, sí me parece importante contarle al mundo, especialmente a los más jóvenes, que hay otras maneras de vivir y de ganarse la vida, distintas a las que se ven en la tele. Quizá así consigamos construir un mundo mejor. Saludos!!

  6. [...] Lo que más atormenta a un hombre es lo que no le ordenan hacer GA_googleAddAttr("AdOpt", "1"); GA_googleAddAttr("Origin", "other"); GA_googleAddAttr("theme_bg", "ffffff"); GA_googleAddAttr("theme_text", "333333"); GA_googleAddAttr("theme_link", "0066cc"); GA_googleAddAttr("theme_border", "5581C0"); GA_googleAddAttr("theme_url", "114477"); GA_googleAddAttr("LangId", "19"); GA_googleAddAttr("Tag", "educacion"); GA_googleAddAttr("Tag", "vida-cotidiana"); GA_googleAddAttr("Tag", "gran-torino"); GA_googleAddAttr("Tag", "miedo"); GA_googleAddAttr("Tag", "responsabilidad-individual"); GA_googleAddAttr("Tag", "sugestion"); GA_googleFillSlot("wpcom_sharethrough"); Like this:LikeBe the first to like this post. [...]

  7. Zona Ocho dice:

    Aunque estoy completamente de acuerdo con lo que dices (yo también he rechazado varios trabajos porque no coincidian con mis principios), solo quería escribir para darte más aún la razón, en tu primera frase: Joder!!! no hay ni una puñetera película, de las últimas que hace este hombre, que no me llegue a lo más hondo.

    Enhorabuena de nuevo, ah, y perdón por mis tildes…o falta de ellas.

  8. Pep dice:

    Yo también doy clases… y chapeau, chapeau, chapeau….

    Pero es algo que no debería decirse sólo a los alumnos.. a los profes… cuando están en un tribunal de oposición…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 121 seguidores

%d personas les gusta esto: