Los alumnos y las huelgas

– Profe, ¿hay huelga?

Fíjate que ya me molesta hasta la pregunta. ¿Cómo que “hay”?

Las huelgas se convocan y uno elige si se suma o no, no es una cosa que haya, como si cerrasen el centro por una nevada.

Nace como un derecho del trabajador, y no es el derecho a tener un día libre más, es el derecho a faltar un día al trabajo, no cobrar ese día (ni todo lo asociado, lo proporcional de vacaciones, de complementos, etc.), y que no sea motivo de despido o sanción.

Así que para el trabajador tiene un coste, la huelga no sale gratis. Tendrá que pensar si puede permitírselo o si le interesa por el beneficio que pudiera obtener o la dignidad que quiera defender.

La huelga no es una medida amable tampoco para los usuarios del servicio que se preste o para los propietarios de la empresa. De hecho es una medida de presión. Se espera que los “poderes” se avengan a negociar ante el daño posible que se derivaría del sostenimiento de la huelga. Es una lucha de fuerzas, qué se pide, qué se puede dar, con qué se conformarían y cuánto cuesta la huelga a cada parte.

¿Y qué pasa con los estudiantes? Lo primero es que no son trabajadores. Esto no quiere decir que no hagan una durísima labor (como a veces se olvida), pero no es un trabajo remunerado.

¿Entonces me parece mal que luchen por la mejora o el sostenimiento de la educación pública y gratuita de calidad? En absoluto, de hecho como usuarios y principales perjudicados por los daños a este servicio es muy lógico que encabecen estas protestas. En Chile, por ejemplo, llevan décadas de luchas frente a un mal entendido liberalismo feroz, y parece que está empezando a dar algunos frutos.

Por otro lado puede ser una oportunidad estupenda para que aprendan lo que es la ciudadanía, el pensamiento crítico frente a lo establecido, frente al poder mal ejercido, la fuerza del grupo cuando se une y se coordina, la solidaridad con otros…

¿Cuál es el problema, entonces?

Pues que no tengo claro que lo estén aprendiendo.

Si preguntas a los chavales  antes o después de un día de huelga por los motivos de la convocatoria, verás hasta qué punto es mayoritario el desconocimiento. Triste es también preguntarles por sus actividades de ese día que, de nuevo por mayoría, no consistieron en asistir a concentraciones, manifestaciones, seguir la evolución de la protesta… vaya, simplemente se quedaron en la cama hasta más tarde y después pasaron un día sin cole, como otro cualquiera.

Los profes en general no ponemos exámenes o pruebas esos días ni dejamos de explicar o de hacer las cosas que hubiéramos hecho ese día. Vaya, de nuevo, como si fuera un día sin cole cualquiera. Sí se hace a veces pero tiene más que ver con boicotear la huelga por parte de los profesores que con ningún otro interés educativo.

Me pregunto en alto, ¿hay alguien que aprenda sin coste? Y no hablo sólo de niños o adolescentes, hablo de ti y de mí. ¿Cuándo te pones a dieta, cumples las normas y un enorme etcétera?

Por lo tanto me pregunto también, ¿no será lo más educativo que pasemos un coste a los chavales, que luchen por algo y paguen un cierto precio (como hacemos los trabajadores y como harán ellos en el futuro)? ¿No será eso lo que les preparará para ser ciudadanos?

Los costes, para ser educativos, deben ser proporcionales, deben ser superables y cobrarse con prontitud.

Quizá sea algo tan sencillo como no explicar un punto del tema y que se lo miren ellos, no corregir un par de ejercicios y que se busquen la vida, saltarse una práctica… supongo que dependerá mucho del nivel y de la materia.

Pero sí, creo que vivir implica decidir, actuar y pagar el precio, y también creo que hace tiempo ya que es momento de plantarnos ante unas cuantas cosas.

Si tenéis ganar de leer más… os dejo mi super entrada sobre ello: Cómo cambiar el mundo de manera efectiva

 

Anuncios

10 Responses to Los alumnos y las huelgas

  1. Ni de bromo dice:

    Tiene razón, somos estudiantes de bachiller y en nuestra clase, tras realizar una votación, la mayoría dijo sí a la huelga. Sin embargo, de unos 27 alumnos (de 32) de votaron a favor, solo 4 fuimos a la manifestación. También es cierto que varios compañeros ni se molestan en leer el cartel de la huelga y solo tienen una ligera idea de por qué se realiza.

    Cuando yo estudiaba el tercer año de ESO, una profesora nos obligó a realizar un examen justo a la hora de la manifestación, alegando que en caso de no presentarnos seríamos suspendidos con un 0. Además, ese mismo año varios institutos públicos de mi provincia fueron obligados a no realizar la huelga o engañados (como en el caso de mi instituto) a firmar un papel en el cual solo se nos permitía un día de huelga de los tres convocados.

    Su idea sobre el coste me parece interesante, podría intentarse.

    Un saludo, Ángela.

    Me gusta

    • Ni de bromo dice:

      Sin embargo, eso de no explicar un punto del tema, no corregir un par de ejercicios y saltarse una práctica me parece un castigo y lo único que se conseguiría es que no solo no acudieran a la manifestación, sino que además irían a clase para no perderse esas cosas.

      Lo que necesitamos es motivación y que alguien se pare un momento a explicarnos la importancia de la manifestación. Si tantos compañeros eligen quedarse tirados en la cama ese día, algo se estará haciendo mal.

      Muchos no le dan importancia a su educación porque no creen en ella. He visto y escuchado como profesores han llamado a mis compañeros inútiles y les aconsejaban que no hicieran el bachiller porque no valían para ello, que se pusieran con 16 años a trabajar. ¿A esto lo llaman educar?

      Lo que necesitamos son profesores que de verdad quieran enseñarnos y que se preocupen por nosotros, en vez de personas que soñaban con investigar en su campo y al final han tenido que hacerse (malos) profesores, hundidos por no haber logrado alcanzar su meta. ¿Y nosotros que culpa tenemos?

      Opino que todos mis compañeros son inteligentes, cada uno en su campo, pero nadie se lo ha dicho y por eso están tan desmotivados. Muchos de los “rebeldes” en realidad son adolescentes que piensan que no sirven para nada, que no saben estudiar (tampoco es que nos hayan enseñado demasiado bien a hacerlo) y que es mejor ir de fiesta y “vivir” la adolescencia.

      Buenos profesores, eso si que nos ayudaría.

      De nuevo, un saludo. Ángela.

      Me gusta

      • javierfpanadero dice:

        Graciaspor comentar, saludos! Hubiera molado q la profe admitiera como justificante de falta una foto en la mani

        Me gusta

      • javierfpanadero dice:

        La información no es suficiente. Al trabajador le descuentan sueldo si hace la huelga, no importando motivos o comprensión

        Me gusta

  2. Lo admito, soy tan corto de miras, que nunca me había planteado esta visión y la entiendo perfectamente. Por esto creo que es importante escuchar las opiniones de todo el mundo. Sirve para aprender, reflexionar y formarte una opinión con la que seguir adelante. ¡Gracias!

    Me gusta

  3. Juan C. dice:

    Hola, comparto sobre todo el mensaje ¡debemos de hacernos determinadas preguntas y asumir los costes!

    Y siguiendo con esa idea. ¿crees que la huelga de profesores le afecta en algo a los gestores/políticos? Porque yo creo que no, hasta incluso creo que se alegran porque manipulan de manera eficiente a muchos usuarios (a bastantes padres) y les convencen de que por gente como los profes huelguistas es mejor privatizar y concertar. Por otro lado, ¿les afecta en los resultados electorales?

    Realmente yo creo que serían más efectivas otro tipo de medidas (que probablemente tienen más alto coste). Se me ocurren típicas y originales:
    Ejemplo de típica: manifestaciones masivas con familias (para eso muchas reuniones previas y encierros, implicándose en explicar porque se hacen y no mezclándolo con huelgas para que no crean que sus hijos pierden clases) y sin concurso de banderas sindicales (por cierto yo estoy sindicado, no se me malinterprete, simplemente si voy a manifestarme por una cosa con otra gente no creo que tenga que resaltar yo en la foto, lo que tiene que resaltar es la “masa”)
    Ejemplo de no típica: cumplir el horario laboral (todas las horas) dentro del centro (incluso fichando y con vigilancia para ver si perdemos el tiempo), pero no haciendo NADA, ABSOLUTAMENTE NADA, fuera del centro (Y POR SUPUESTO NO PONIENDO NINGUNA HERRAMIENTA NOSOTROS, ordenadores por ejemplo). A ver cuantos exámenes les íbamos a poder poner y evaluar trabajando solo esas horas y dentro de los IES (con los ordenadores que hay, los sitios para corregir tranquilos…)

    Lo de NO hacer actividades extraescolares, tal y como se planteo hace unos años por Murcia (creo recordar que fue en toda España), creo que fue un error porque algunos padres y los alumnos lo vieron como un ataque a ellos. Pero con lo que yo he dicho antes no se hacen actividades extraescolares pero porque nos autoimponemos otra forma de trabajar (y dentro de esa forma no se pueden hacer porque amplían nuestro horario).

    No sé, es hablar por hablar.
    Lo único que tengo claro es que en nuestro caso, con este gobierno, las huelgas creo que no sirven porque no tiene coste económico, de hecho como he dicho creo que salen ganando.
    De todas las medidas que a este gobierno le hemos aplicado creo que las manifestaciones, los encierros, los foros de debate… han sido las cosas más efectivas (aunque no sirvieran para nada en su momento, ahora muchos padres reconocen avergonzados que deberían de habernos hecho caso): APROVECHEMOS ESE SENTIMIENTO QUE AHORA EXISTE EN MUCHOS PADRES Y ACTUEMOS CON INTELIGENCIA.

    Saludos

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Creo compañero que las huelgas “imaginativas” han hecho poco o nada. En el discurso de la “marea” somos guays, pero si te fijas en resultados nos la han colado hasta el fondo, cosa por cosa. Habrá que buscar la manera en la que realmente afecte a la gente. Para mí, cerrar los centros cuando se haga huelga y una sostenida de no actividades extraescolares, pero habría que ver y falta voluntad. Un abrazo

      Me gusta

      • Juan C. dice:

        Lo dicho, hablar por hablar… pero tenemos que hablar para ver si de una puñetera vez encontramos como forzar al jefe/político a que nos trate con justicia y lograr ser vistos por los clientes/padres de manera positiva (irónicamente generalmente los alumnos nunca nos cuestionan).
        Un abrazo desde las Murcias!!!

        Me gusta

  4. j1jo dice:

    Totalmente de acuerdo. Yo de hecho siempre intento aplicar lo que comentas: hago huelga y entonces dejo de hacer alguna actividad no imprescindible y la elijo entre las que más les suele gustar, indicándolo el día siguiente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: