Hormigas, superorganismos… y tú

Hay veces que mis pobres alumnos dicen alguna palabra que dispara algo en mi cabeza… y les toca tragarse una brasa de cierta consideración. ¿Qué le voy a hacer? Que cuiden sus palabras.

new_ant_sem

El otro día dice una alumna que las hormigas son tontas… que siempre van con una pipa en la cabeza…

Primero le digo que igual lo hacen para disimular sólo cuando ella mira, pero que cuando no mira juegan al ajedrez y tal… (en el fondo, un chiste cuántico)

Y después les toca apechugar con la chapa:

Las Hormigas

Una colonia de hormigas no es una sociedad, una “manada” o un “grupo de colegas”. Una colonia de hormigas es un superorganismo. Es un ser.

En el cuerpo de un organismo pluricelular, las células individuales están tan especializadas, que no podrían vivir vidas completas independientemente. Una célula de tu hígado depende del resto para algo tan sencillo como que le llegue la comida y el oxígeno.

Ese es también el caso de las hormigas, las obreras son estériles, en cambio la reina está todo el día poniendo huevos y no puede alimentarse por sí misma… ni siquiera puede salir al exterior… no cabe por los túneles.

Así, un hormiguero es un “ser pluricelular”, simplemente con una particularidad más… sus células pueden separarse y moverse a cierta distancia.

Sin duda alguna, TÚ también eres un superorganismo. Un conjunto de individuos que forman una entidad superior y que dependen unos de otros para la subsistencia.

Algo muy interesante de los superorganismos es lo que se llama las propiedades emergentes. Estas propiedades nacen del conjunto y son más que la simple suma de las partes.

En el caso de las hormigas, conocemos cómo buscan comida . Cada hormiga individual se mueve a ver si topa con comida o con un rastro de feromonas de una compañera. Dejando a su vez otro rastro si encuentra pitanza.

Es curioso, pero con estas simples reglas se consigue no sólo formar un camino entre la comida y el hormiguero, sino que, como en los caminos más largos las feronomas se evaporan con más facilidad, los rastros más intensos serán los que lleven a la comida por los caminos más cortos.

Con lo cual, una hormiga no, pero un hormiguero tiene la propiedad de encontrar comida, trazar caminos hasta el hormiguero y seleccionar los más cortos. Una propiedad emergente.

Aquí os dejo un enlace a un video en el que se ve este asunto. No es tan bueno como uno que vi en Redes en el que les ponían un puente a un montón de azúcar y el puente se dividía en dos caminos distintos, pero no he podido encontrarlo. Si alguien lo encuentra o se anima a hacer el experimento (!!) que nos lo cuente.

A esto se le llama inteligencia de enjambre y es común a abejitas (las pocas que van quedando) y otros bichejos.

Desde el punto de vista científico, una propiedad emergente muy interesante es tu conciencia. Está claro que es algo asociado al conjunto de células que tú eres y que es algo más que la suma de sus partes… o si no haz una torre de filetes hasta que empiece a hablar… Cuesta decir qué partes de tu cuerpo contribuyen más o menos y en qué medida. Es evidente que esa propiedad puede sobreponerse a la pérdida de un dedo o algunos órganos en particular. Incluso a veces es capaz de “remodelar” el cerebro y sobrevivir a daños cerebrales serios.

Apurando mucho el concepto hay gente que considera que la propia sociedad humana es un superorganismo y hay otros que consideran a la propia Tierra como uno. Hasta le han puesto nombre: Gaia.

A los que les gusten los asuntos filosóficos, espirituales o religiosos verán con facilidad nexos al concepto de conciencia grupal o cósmica, a la unidad y omnipresencia del Ser y a muchas cosas más.

Termino con un apunte de algo que merecerá su propia entrada otro día, la inspiración biológica. Hay un montón de gente trabajando en robots que funcionen como enjambres. Conjuntos de robots sencillos que exhiben comportamientos complejos como grupo. En particular, no se me ocurre otra manera mejor de trabajar con los nanorrobots el día que los fabriquemos.

Aquí tenéis un divertido ejemplo

Y aquí la solución definitiva para “Mamá no quiero ir a la cama”.

Ya lo habéis visto… compadeceos de mis alumnos/víctimas. ¿Os creeríais que estoy resumiendo?…

Anuncios

9 Responses to Hormigas, superorganismos… y tú

  1. Buenas!!

    Hormiguitas?! El artículo està en catalan o inglés… El vídeo en castellano… pero vale la pena!! Es parte de la investigación que se hace en el departamento donde trabajo:

    http://www.lsi.upc.edu/departament/meslsi/butlleti-6/christian-blum
    http://www.lsi.upc.edu/noticies/formigues-i-feromones-virtuals-per-solucionar-els-embussos-a-les-xarxes

    Espero que lo disfrutes tu y tus lectores! (A mi me parece muy interesante…)

    Un saludo!!

    ila

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Gracias por tus enlaces y espero que, aunque ya veo que estás metida en el tema, te hayas reído al menos con el arrastre del peque.

      Saludos

      Javi

      Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Mamaaaaaa, no me sale el viiiiideo.

      Creo que sale el del último programa, si tienes un enlace directo, ponlo please y así lo vemos todos.

      Me gusta

  2. Javier!

    Sorry… tienes razón la página se va actualizando… Hoy he pedido el enlace, pero no es posibles…

    Se que es mucho pedir, pero si vasa la página de tres14 y en la opción buscar escribes “Hormigas”, conseguirás verlo!!

    Un abrazote!!

    ila

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: