Timos, superstición y espiritualidad

Hoy he visto en Ciencia en el XXI un video muy interesante. Ahí va.

Típico truco de mentalista al descubierto.

Aunque en este caso no creo que nadie pensase que esta gente tenía “poderes” (tenemos claro que los mentalistas son ilusionistas), esto nos sirve para ilustrar uno de los efectos del pensamiento científico: destapar a timadores y desterrar supersticiones.

Las teorías científicas se construyen a base de hechos científicos, (experimentos que pueden ser reproducidos por cualquiera con los mismos resultados), después desarrollas teorías que sean compatibles con esos hechos y te quedas con la más “económica” (la más sencilla), esperando que sea correcta según el principio de la navaja de Ockham.

Esto hace que la ciencia sea lenta, pero ayuda a evitar errores. (hace unos posts hablábamos del descubridor de los infrarrojos, que hasta ese momento eran ignorados por la ciencia)

Siendo todo esto cierto, creo que no hay que confundir espíritu científico con una creencia materialista (pensar que no existe más que lo percibido a través de nuestros sentidos o máquinas).

Ha habido multitud de gente honesta (y la sigue habiendo) que busca el conocimento a través de la filosofía y de la espiritualidad (no hablo de charlatanes) y no podemos descartar todo eso de un plumazo.

Anuncios

2 Responses to Timos, superstición y espiritualidad

  1. Juan dice:

    Buenos días de nuevo

    Existe una gran confusión acerca de la ciencia y la espiritualidad. Y son temas que, en realidad, considero que habría que separar muy bien, por una razón bastante sencilla: la ciencia no se ocupa de la espiritualidad, en el sentido de que no lo estudia.

    A mí me gusta dar el ejemplo del dios de las tormentas. Es bastante sutil, pero, el que yo haya demostrado la existencia de todos los mecanismos físicos que conducen a que se produzcan rayos y truenos, no implica que haya demostrado la inexistencia del dios de las tormentas, un ser divino que las crea. Puedo creer o no en ese dios, pero no demostrar que no existe. Solamente podríamos decir científicamente que ese dios no existe si hubiera algún experimento que nos demostrara que, efectivamente, es un ser imaginario, pero no hemos hecho eso, nos hemos limitado a explicar la física de los rayos y truenos.

    Es algo parecido a defender que el hecho de haber descubierto los mecanismos fisiológicos que nos permiten mover un brazo, demuestre que no existe una consciencia detrás de ese movimiento. Son problemas completamente diferentes.

    Un saludo.

    Juan.

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Muy de acuerdo.

      Yo suelo contarlo como que la ciencia explica “comos” y no se ocupa de los “por qués”.

      Además está esa zona de la realidad que no son hechos reproducibles ni objetivos. Por lo que es necesario complementar nuestra visión del mundo con la filosofía o la espiritualidad para que sea completa.

      Por eso señalaba que una cosa es eliminar la superstición y otra entrar en la creencia materialista, que es una creencia (!!!), puesto que elige pensar que no existe nada más que lo percibido, en vez de suspender el juicio sobre lo que no se manifiesta como hecho científico, que es lo que debe hacer la ciencia.

      Saludos

      Javi

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: