Si no te gustan los trailers… vete del cine

6 marzo 2011

Siempre que voy al cine con el bueno de Adolfo (un abrazo), hacemos la misma prueba… y hemos llegado a la siguiente conclusión empírica.

Ley del trailer

Si no te gustan los trailers de antes de la peli, no te gustará la peli.

Corolario

Si la patrocina Mahou cinco estrellas… date por j*****

Como siempre decimos, los publicistas conocen nuestra psicología más de lo que nos creemos y en ocasiones más que nosotros mismos. Así que es evidente que ponen trailers de pelis asociadas a la temática de la que se va a ver. Si no te gustan, es que te has equivocado al elegir la peli, compañero, porque tampoco te gustará.

La cosa es que ayer nos pusieron tres trailers que eran muy distintos… uno de acción y dos de comedia suave, romántica.

Nos miramos extrañados y sin saber muy bien qué iba a pasar con la peli…

La solución al misterio resultó mucho más fácil de lo que parecía. La peli que vimos era un tercio de peli de acción y dos tercios de “chico encuentra a chica”.

Flipamos, claro. ¿¿Así que también se puede hacer así?? No necesita que sea una peli parecida, ¿puedo echar una medida de matrix, con dos partes de pretty woman, un poco de dark city y un pelín de cilantro?

¿¿A quien le gustan los productos extremos le gustará el producto intermedio??

En mi opinión no tendría que ser así (me recuerda al teorema del medio pollo) pero, ¿quién soy yo para contradecir a un publicista?

Anuncios

Ejercicio de humildad

29 enero 2011

Mide el nivel de desarrollo de tu sociedad por el de la publicidad que acepta.

Hagamos este ejercicio de valor y humildad. Los que realmente nos conocen, los que saben qué nos gusta, qué nos motiva, qué nos indigna o qué toleramos… y no por complicadas teorías, o propias (e infladas) percepciones, sino por los hechos simples y puros (por lo que funciona o no funciona), los publicistas, ellos reflejan nuestra verdadera, retorcida, brutal o indolente realidad actual.

Supera el horror y mira a los ojos a tu retrato, Dorian.

Si no te gusta lo que ves, quizá queramos hacer algo por cambiarlo.

Entradas relacionadas

No molo tanto como Ryan Reinolds…

“¿Quieres estar a la altura de tu pareja?” ¡Qué estrategia tan miserable!

 

 


No molo tanto como Ryan Reynolds…

4 enero 2011

Llamadme desconfiado, pero he estado pensando y creo que, aunque compre Hugo Boss, no molaré tanto como Ryan*. Así que no adquiriré ese producto.

O si os fiáis de Faemino y Cansado, dicen que Hugo Boss también huele fuerte…

Parece increíble que nos cale la publicidad de manera tan fuerte… por cierto, ¿no estáis hartas de los glosses que no duran?

* Porque molo bastante más…


“Mi avatar es como yo, sólo que mejor…”

26 diciembre 2010

Lamentable frase que podemos oír en el anuncio de una comunidad social para jóvenes. Paso de decir de quién para no publicitarlos.

¿De verdad somos permeables a estos mensajes?

Como los publicistas sacan pasta de lo que hacen, hay que concluir que efectivamente estas mierdas nos calan. Quizá no seas el target de esta en particular, pero te tragas otras igual de gordas…

Ya hablamos hace tiempo de otro mensaje publicitario que nos parecía miserable.

¿Alguna luz al final del túnel?

Y, otra vez más… Feliz Navidad!


“¿Quieres estar a la altura de tu pareja?” ¡Qué estrategia tan miserable!

25 marzo 2010

En uno de esos teletiendas que hay a altas horas aparece un producto, del que no diré el nombre, que es simplemente una alzas de plástico por secciones.

El asunto es que en la publicidad dicen “¿Quiere estar a la altura de su pareja?”.

Me parece una actitud miserable apelar a los problemas de autoestima, complejos y demás para hacer pasta. Supongo que es legal, pero es claramente inmoral.

En otro momento dicen algo así como “Funciona como unos tacones”… Ah, muy bien. Supongo que quieren decir: deformando los pies, produciendo dolores y problemas de salud. Porque eso es lo que ha hecho el uso prolongado de tacones altos a unas cuantas generaciones de mujeres.

¿Somos así de simples, así de tontos (permitidme)? ¿Una publicidad con argumentos tan “básicos” nos llega a convencer?

Veamos, estas campañas les cuestan un dineral, si además añadimos modelos o famosos, imagina… Compañeros, si no funcionara habrían dejado de hacerlo hace tiempo.

Estemos atentos y tratemos de despertar, nuestro subconsciente es más receptivo de lo que nos gusta admitir.

Voy a añadir una idea interesante, con una filosofía muy diferente, que podéis leer en el estupendo libro de Guillermo Fesser (Gomaespuma) A cien millas de Manhattan. O bien, ver el video de la serie con el mismo nombre que hace para 59 segundos. La idea es… correr descalzo.


A %d blogueros les gusta esto: