La bombilla incandescente se marcha…

29 agosto 2009

Acabo de leer en El Mundo que el martes (01.09.09) desaparecen del mercado las bombillas incandescentes de más de cien vatios, en la Unión Europea.

450px-Compact_fluorescent_straight

Este es uno de los pasos para la desaparición total de estas bombillas, con el siguiente calendario:

2010 Adios a las de más de 75 W

2011 A las de más de 60W

2012 Fin de fiesta

Como es fácil que ya todos sepáis, las bombillas de bajo consumo son mucho más eficientes que las incandescentes, consumiendo la cuarta parte de energía y con una vida útil unas diez veces mayor.

Lo que ya no es tan fácil que hayáis oído son algunos inconvenientes que tienen.

Tenemos que hablar un segundito sobre el funcionamiento. Como en los fluorescentes de siempre, la luz se produce de la siguiente manera: Se genera una “chispa” en el interior, que excita una pequeña cantidad de vapor de mercurio y éste emite luz ultravioleta. En la cara interior de la pared del tubo hay un recubrimiento que convierte la luz ultravioleta en luz visible y ya tenemos lámpara.

Parece ser que uno de los problemas es que hay una pequeña parte de luz ultravioleta que sale al exterior. Esto puede ser perjudicial para personas con enfermedades cutáneas que las hagan especialmente sensibles a esta luz. Pero también puede producir problemas en los ojos, sobre todo si estás a corta distancia y mucho tiempo con este tipo de iluminación. Por lo tanto, hasta que recibamos más información no me resulta aconsejable usarlas para flexos o lámparas de mesa.

Y sin duda, hay que evitar tirar las lámparas viejas a la basura o romperlas. Igual que con los fluorescentes, debemos reciclarlos en los sitios que hay al efecto en tiendas, puntos limpios, etc. Nos ahorramos la intoxicación propia y ajena por mercurio.

El asunto del mercurio no es algo preocupante. Se trata simplemente de actuar con civismo y en el caso de una ruptura accidental, tampoco te vas a derretir, ni nada. Pero el asunto de la radiación ultravioleta creo que merece una aclaración e información veraz y confiable por parte de las autoridades.

Cabe también una pregunta final, ¿por qué no hay una apuesta tan decidida por los LED’s?


A %d blogueros les gusta esto: