Terminamos un año… y empezamos otro

31 diciembre 2013

Ha sido un año tremendo, que empezó realmente en Diciembre cuando se publicó mi último libro Experimentos para entender el mundo (y en lo personal empezó una preciosa etapa).

Aquí os dejo uno de los vídeos de los experimentos del libro

Con la promoción del libro me he recorrido España entera haciendo cacharritos… volviendo a ver y conociendo a libreros, lectores, periodistas. Una vez más estupendamente bien acogido por todos. Este año dijeron de mí: “Entre lo pedestre y lo poético… cómo te calan algunos, ¿verdad?

En este vídeo que grabó Javier (muchas gracias, de nuevo) y que dimos por streaming, podéis ver el lío que montamos en la librería Rayuela de Sevilla

También este año empecé a colaborar con Naukas, aquí podéis consultar los artículos que he ido publicando con ellos. Agradecer a Sergio L. Palacios sus amenazas sugerencias para que me incluyeran, a Irreductible (Javier Peláez) su amabilidad, y a los naukers su acogida.

Fue el año en el que hice un musical con mis queridos muchachos y mi compañera Teresa, aquí tenéis los vídeos de Lo que me pasa por el corazón.

v

Después de un verano de mucho viaje con mi familia y quienes me quieren… volvimos al cole y al currele. De la cantera de chavales del musical y nuevas incorporaciones han salido dos proyectos que están en marcha ya: un grupo de teatro y un coro… del que ya os daré noticias y os pondré vídeos.

Por una pequeña intervención (que ha ido bien) no pude acudir al evento de Naukas en Bilbao, donde les iba a freír a cacharritos, ni a las jornadas de innovación de Zaragoza… pero a estos últimos les mandé un vídeo que tuvo una estupenda acogida.

Desde Telefónica me convocaron para hacer cacharritos en la Semana de la Ciencia (gracias Alicia)… y aproveché para sacar el disco de Glenda y reproducirlo con un vaso y una aguja… No me pidáis que cuente cómo llegó ese disco a mis manos y qué tuve que hacer para conseguirlo…

Hace pocos días, ha ocurrido algo muy bonito para mí. Se ha publicado un poema, parte de un libro que escribí hace ya unos años, en la antología 44 mundos a deshoras, de la editorial Deshoras.

cubiertas mundos buena.indd

Si os atrevéis a hacer click… podréis leerlo entero, aunque no me resisto a poneros este cachito dedicado a los padres, y quizá por extensión a los profesores, educadores, divulgadores y todos los que dejamos alguna impronta en nuestros pequeños, porque seguimos vivos en sus miradas.

VI

Hoy he manchado mis manos con tierra roja

La pequeña la trajo hasta la playa.
Con ella construimos un castillo de princesas.

Ahora corre por la orilla jugando con el aire.
Desde el pie de la muralla la contemplo en la distancia.

Suavemente el mar reclama el castillo de arena para las sirenas.
Así, suavemente,
el tiempo ha ido reclamando mis frutos y mis castillos.

Nada dejo tras de mí más que a ella, que en la orilla juega
con el aire.

Pero sigo vivo en su mirada.

Me gustaría dar las gracias a todos los que invertís graciosamente parte del tiempo que se os ha concedido vivir en escuchar lo que tengo que decir, es un honor del que a veces nos olvidamos los que hablamos en público.

Finalmente, desearos y desearme que el año que viene sea mejor que este para todos, y mejor incluso para aquellos a los que les fue bien.

Amenazaros también con que pronto saldrá en electrónico-inglés mi cuarto libro para el que os pediré ayuda y difusión (probablemente con demasiada insistencia, disculpas anticipadas) y con que seguiré intentando dar lo mejor de mí por este canal también, lo cual no siempre es agradable.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: