¿Decís lo que queréis decir?

19 marzo 2019

¿Qué diferencia hay entre “Vaya día de mierda en el trabajo” y “Mi trabajo es insoportable y quiero cambiar”?

¿Qué diferencia hay entre “Mis hijos hoy están inaguantables” y “Quiero renunciar a la custodia de mis hijos”?

¿Qué diferencia hay entre “Me encanta la programación” y “Todos los estudiantes deberían aprender programación”?

¿Qué diferencia hay entre “Mi situación vital me resulta durísima” y “No hay nadie con una pena como la mía”?

¿Qué diferencia hay entre “Qué bien vivís los solteros” y “Me quiero divorciar”?

¿Qué diferencia hay entre “Esto TIENE que estar para mañana?” y “Sería ventajoso que esto estuviera para mañana”?

Pues lo mismo de siempre… confundir lo particular, lo privado con lo universal.

El lenguaje está para entendernos y ya he contado más de una vez que he elegido ser claro con mi expresión y no “interpretar” a la gente. Digo lo que quiero decir y escucho lo que se dice. Esto me ahorra mucha manipulación que se hace con lo sugerido, y mucho malentendido.

No es difícil elegir entre las expresiones de arriba. Por supuesto que todo el mundo tiene derecho a tener un día de estar hasta la gónadas y cargarse en los dioses propios y ajenos, pero tengamos cuidado, porque en estos subidones de universalidad, a veces proponemos iniciativas que pueden tomarse en serio, tomamos decisiones (personales o laborales, para nosotros o para otros) que tienen consecuencias o hacemos entender a los amigos que tu situación vital es de cierta manera y les preocupamos, o les hacemos perder el tiempo en intentar ayudarnos en algo que era un simple “Joder, estoy hasta las pelotas, me tomo una Fanta contigo y se me pasa”.

Me resulta curioso ver qué intensos se ponen algunos con la ortografía, particularmente con reglas que cambian de un día para otro por el puro acuerdo de un puñado de personas, y lo poco que importa expresarse universalmente cuando no toca, lo que sí retuerce el lenguaje y dificulta la comunicación, lo que era su objetivo primario.

También es curioso escuchar a la gente quejarse de que no se le haga caso, cuando frecuentemente usan palabras que dicen lo que después resulta que no querían decir.

No es tan difícil elegir los términos. No es tan difícil evitar palabras como siempre, nunca, todo, nada… universales, vaya.

Hay mucha diferencia entre “Nunca me haces caso” y “Algunas veces no me haces caso”. Es tan evidente que lo primero es falso como que lo segundo es casi imposible que no sea cierto.

Por esto, uno de los protocolos que os proponía en La Cordura de Saberse Loco es ser literal y subrayar lo que decís con vuestros actos.

Todos sabemos lo en serio que nos tomamos a la gente que sabemos que no habla por hablar. ¿No quieres ser uno de ellos?

Anuncios

Dinero no habrá, pero pa’ tontás…

26 marzo 2014

Famosa frase popular que elevó a mito el fantástico duo de humoristas, Gomaespuma.

Cualquiera que vea las noticias podrá decirla cada pocos segundos… en realidad podría ir empalmando las frases. Según la terminas, ya te han dado razones para decirla de nuevo.

¿Por qué nos interesa este concepto? Por la COHERENCIA, que, como la honestidad, y como diría Billy Joel is such a lonely word

De hecho hoy escribo esto, y a esta hora, porque no tengo alumnos… han faltado todos a clase porque se ha convocado una huelga en contra de la LOMCE, sobre la que no diré nada aquí, porque lo haría en la Lengua negra de Mordor.

– ¿Puede ser, por ventura, que el grado de compromiso social y con los servicios públicos (o al menos con su propio futuro o el de sus allegados) sea tan grande que anden ahora en manifas, piquetes, redactando manifiestos, o poniendo colorados a corruptos e ineficientes políticos a cargo de la Educación?

– ¿También podrían estar estudiando, lo que no hicieron en buena medida en la recién terminada evaluación?

– ¿O quizá podría ser, también por ventura, que anduvieran tocándose las gónadas u otros caracteres sexuales secundarios, si las primeras no fueran accesibles, tumbados en sus confortables y calentitos lechos?

Como diría un andaluz:

E’ o no e’?

¿Es una clase algo importante o no lo es?

¿Hay cosas más importantes o quizá sólo más urgentes que justifican que se posponga o se pierda una clase? A esto, ya te respondo yo que por supuesto.

Aquí lo que me jode es el baile. Iba a decir que me molesta, pero es que no me molesta… me jode…

Un día una clase es un asunto casi de vida o muerte, tanto que no puedo acompañar a mi madre a una revisión del oncólogo a no ser que esté legalmente a mi cargo.

Otro día, viene alguien a dar una charla, o es necesario rellenar un documento, o los chavales están muy cansados porque vinieron ayer a la 1 de una excursión, o es el día antes del último día (el novedoso “día de las pellas”, y demos gracias a Dios porque no conocen la recursividad)… y esa clase se deja de dar y no pasa na’

Pues me parece muy mal.

Establezcamos la importancia y la urgencia de las cosas y obremos en consecuencia.

Y, como sabe cualquier alumno mío, no soy de los que piensa que su asignatura es de suma importancia, ni que sus clases lo son, ni me hace mucho para adaptar mi clase a lo que considere más importante o que renuncie a mi clase para otra cosa… pero seamos coherentes.

Esto tiene mucho que ver con lo que, para solaz de tantos, llamamos en ciencia “DESPRECIABLE”.

Por ejemplo, imagina que me interesa saber a qué distancia estoy del centro de la Tierra.

El radio de la Tierra es 6370 km aproximadamente, ¿crees que es importante, para la precisión que buscas, saber si calculo la distancia desde mis pies, mi ombligo o mi cabeza? Efectivamente, no. Esa cantidad sería despreciable respecto de la otra. Porque siempre ese despreciable será “respecto de” algo.

Si alguien se pone muy detallitos… habrá que recordarle que la Tierra no es una esfera, ni lisa… y mil cosas más que influyen más en el resultado que tu altura. El modelo que estás usando tienes sus límites, ya lo contamos aquí: El ordenador no me deja.

La distancia entre tú y yo, querido lector, comparada con la distancia de la Tierra al Sol será despreciable en muchas circunstancias… y comparada con la distancia a la otra estrella más próxima (Alfa Centauri, 4.37 años-luz), en todas las circunstancias. Para este último caso estamos en el mismo lugar.

Un presupuesto de una obra de ingeniería que lleva un diez por ciento de imprevistos sobre cientos de millones… ¿estará teniendo en cuenta que el ingeniero jefe necesita un boli?

Esos carteles que nos ponen en las obras públicas, diciéndonos el presupuesto en céntimos de euro… son un insulto a nuestra formación o bien una constatación de la falta de ella en el público en general.

Finalmente, en nuestra vida cotidiana…

¿Seguro que dejas de comprar un libro porque cuesta 15€ en lugar de 14€ y dejas una propina de 1€ en el bar?

¿Es ese euro importante o no? ¿En qué casos?

¿Dejarás de hacer algo tú o con tu gente por el precio? ¿Por qué precio?

Pues si tienes establecida la cantidad de dinero que no te gastarás para hacerte o hacer a otros feliz… no te la gastes luego en gilipolleces, hombre.

Y si no, oirás aquello de:

Dinero no habrá, pero para tontás…

 

 


Controladores y proporcionalidad

6 diciembre 2010

¿Ha sido esto de los controladores lo más grave que ha ocurrido o está ocurriendo en España, o en el mundo del que forma parte?

Independientemente de nuestro discurso…

¿Son nuestras reacciones una medida de lo que realmente nos importa?

Supongo que resultaré políticamente incorrecto, pero la gente sigue muriendo de enfermedades curables, de pobreza extrema y de hambre en el mundo. Por cientos de miles.

Por si me explico mal:

1. No me parece bien lo que han hecho los controladores.

2. No creo que unos delitos más graves le quiten importancia a otros.

Mi problema es que creo vernos reaccionar ante problemas pequeños que nos afectan con mucho más fuerza que ante problemas extremadamente graves que no nos tocan directamente… y creo ver que el egoísmo personal unido genera el mundo egoísta en el que vivimos.

Ya hablamos de algo parecido hace tiempo cuando pensábamos en invitar a la boda al primo del pueblo


A %d blogueros les gusta esto: