La bacteria que flirtea con el arsénico

4 diciembre 2010

Seguro que habréis oído la noticia que ha dado la NASA.

Una bacteria en un medio con poco fósforo y presencia de arsénico ha sustituido el fósforo por el arsénico en algunas de sus biomoléculas, al parecer incluso en el ADN.

Aunque en prácticamente todos los blogs de ciencia podéis la noticia, en este blog El PaleoFreak podéis ver unas aclaraciones en forma de FAQ (preguntas que nos hacemos todos sobre la noticia) que creo que pueden ayudar mucho a entender el fenómeno.

Lo que más nos gusta por aquí es ver que “la Vida se abre paso”


Bacterias “frescas”… pero viejunas!

17 abril 2009

800px-antarctic_js_29

Foto de Jerzy Strzelecki

Resulta que…

Empiezo así mucho de lo que os cuento, pero es que no dejo de sorprenderme!

Resulta que, han encontrado unas bacterias bajo el hielo de la Antártida.

Este ecosistema lleva aislado del exterior entre 1,5 y 4 años…, no espera, miles de años…, no espera…

ENTRE 1,5 y 4 MILLONES DE AÑOS!

Sin oxígeno, ni luz, ni aporte de nutrientes que se sepa.

Como de algo hay que vivir (la crisis…), usan una reacción química en la que está involucrado el azufre y el hierro que hay en las rocas bajo el hielo.

El sitio además es espectacular, lo llaman Cataratas de Sangre (Blood falls), ya que los óxidos de hierro hacen que el final de este glaciar parezca precisamente eso. En el enlace de El Mundo podéis ver una buena foto.

Este ecosistema es un “poquín” de agua de “cuando el cine valía una peseta…” que se quedó atrapada bajo el hielo. Un “lago” que permanece líquido debido a que su agua es muy salada. Ya hicimos helado en otra entrada gracias a este efecto.

Los científicos se emocionan cada vez que encuentran a un bichejo de estos que se aferra a la vida en las más extremas condiciones (los simpáticos extremófilos, ya hablaremos otro día de ellos). Este tipo de hallazgos da pistas y esperanzas de encontrar vida en otros planetas, de confirmar de una vez que “no estamos solos”. Todo esto contando únicamente con que estamos buscando sólo a nuestros “primos” a vida como la nuestra.

Fuente: El Mundo


A %d blogueros les gusta esto: