Experimento: Meter la mano en agua hirviendo…

22 enero 2009

Hey… Tranquilos, esperad que me explique.

Hay una sustancia bien conocida por todos: el agua líquida.

Bien, os han dicho que a 100ºC se convierte en gas, precisemos.

¿Qué pasa con la evaporación? ¿La ropa tendida se seca a 100ºC?

Veamos. Para que una molécula de agua salga del líquido y pase al aire tiene que superar la atracción de sus compañeras y vencer la presión del aire que tiene encima.

Este proceso se da también a temperatura ambiente, algunas listillas se escapan… esto es evaporarse.

Lo que llamamos ebullir es lo que ocurre en ciertas condiciones en el que masivamente las moléculas abandonan la fase líquida y pasan a la fase gaseosa… término técnico: “chup chup”.

Como dijimos había dos barreras a superar para abandonar la fase líquida:

1. La atracción de las moléculas compañeras. Esto lo conseguimos aumentando la vibración de las moléculas, subiendo la temperatura)

2. La presión atmosférica. Si bajamos la presión atmosférica el agua ebullirá con mayor facilidad.

Normalmente lo que hacemos es mantener la presión atmosférica constante y calentar… con lo que llegamos al punto de ebullición cerca de los 100ºC

Hay otra manera de hacer ebullir el agua. Baja la presión y listo.

En el video ponen agua coloreada en una bomba de vacío. Al final veréis que puede meter la mano en el agua hirviendo sin quemarse, porque su temperatura es bastante menor de 100ºC.

Cuando la presión baja lo suficiente, la vibración de las moléculas a la temperatura ambiente resulta suficiente para escaparse del líquido, y … ¡chup, chup!

Esto explica por qué el agua en la cima de las montañas hierve a menos temperatura quel nivel del mar (donde hay más presión atmosférica). Por esto no te sale igual el arroz a ti en tu casa usando los mismos tiempos que a tu tía la de la casa dela playa.

También explica por qué en las ollas a presión la comida se cocina antes. En una olla abierta, el agua se calienta hasta alcanzar los 100ºC y ahí se queda. En una olla a presión, el agua se calienta pero al llegar a 100ºC no ebulle por la elevada presión, así que seguirá subiendo la temperatura hasta alcanzar el nuevo punto de ebullición. De esta forma, al estar a una temperatura mayor, la comida se cocina antes.

Anuncios

Experimento: Hervir agua en una olla de… PAPEL!

21 enero 2009

El agua…

Una sustancia fascinante de la que nos ocuparemos muchas veces en el futuro…

Hoy nos toca hablar de su calor específico: El agua tiene un alto calor específico.

Para explicarlo sencillito diremos que una sustancia de alto calor específico necesita absorber mucha energía para aumentar su temperatura.

O desde otro punto de vista, que cuando se enfríe liberará mucha energía por cada grado que baje su temperatura.

Esto explica por qué el clima en la costa es más suave. El mar absorbe mucho calor sin calentarse demasiado durante el día y, cuando llega la noche, libera ese calor haciéndolo más suave.

Pero lo que a nosotros nos gusta… ¿qué maldad podemos hacer en casa para creernos que esto es cierto?

¿Por qué hacer sólo una? Hagamos varias…

Para evitar demandas… Como los experimentos son con fuego: menores acompañados de adultos responsables y… adultos irresponsables acompañados también de adultos responsables, por favor.

Llena un globo de aire y ponlo sobre una vela… explotará. Esto era fácil

Ahora, llena un globo de agua y ponlo sobre una vela… ¡no explotará!


La explicación es sencilla, el agua absorbe el calor de la vela y no permite que la temperatura suba lo suficiente para romper la goma del globo.

Hazlo en la bañera, porque si pones la llama por la parte que no hay agua, o estás demasiado rato… bueno, ya te imaginas.

Siguiente maldad:

Hazte un pequeño recipiente de papel, llénalo de agua y ponlo sobre una llama. Si lo dejas un ratito verás el agua burbujear… se puede cocer agua.

A los americanos les mola hacerlo con vasos de papel. Aquí tenéis un video de unos campistas que lo hacen en unas brasas.

Aquí el de un chaval majete que hierve agua en casa con una vela. Teniendo además el detalle de tener uno ya preparado para que la veamos hervir… todo un Arguiñano.

La idea siempre la misma, el agua absorbe el calor con facilidad manteniendo la temperatura suficientemente baja para que no arda el papel.


A %d blogueros les gusta esto: