Ciencia y creencia, algunas ideas

8 enero 2015

Caspar_David_Friedrich_032

Sólo recordar algunos puntos.

La ciencia no se ocupa de “todo”

La ciencia se ocupa de los “hechos científicos”, aquellos que:

- Son reproducibles

- Son objetivos, independiente del observador

La ciencia no dice que sea falso lo demás, simplemente no se ocupa de ello.

No he repetido todos los experimentos, pero podría hacerlo.

Los científicos no han hecho todos los experimentos, pero podrían hacerlo, podrían seguir la “receta” y les saldría lo mismo.

En la práctica los experimentos son repetidos por varios grupos con lo que se comprueba su reproducibilidad.

Poniendo un ejemplo más cotidiano, no es lo mismo que yo acepte desde el punto de vista científico que existe Mérida, aunque nunca haya estado (pero puedo ir cuando quiera) a que tenga que aceptar que los burros cantan ópera, para lo que nadie me propone una forma de comprobarlo.

También existen científicos que engañan y mienten. Eso no es ciencia y gracias a la reproducibilidad son fácilmente detectables.

La ciencia no explica por qué, explica cómo.

La ciencia no se ocupa de por qué suceden las cosas, de si hay una razón última para nuestra existencia o para el universo, de si hay alguna razón para que exista algo en lugar de nada o si hay algún propósito último…

Quien busque o descarte esas cosas a través de la ciencia está sacando los pies del plato.

En ciencia se hace un experimento reproducible y se constatan unos hechos reproducibles. Se busca el sistema matemático y conceptual más sencillo que describa ese proceso (el cómo) y punto final. De hecho, la descripción del proceso está sujeta a cambios a la luz de nuevos experimentos o mejores descripciones. Otra cosa es el efecto que se produce, el hecho científico, que seguirá siendo el mismo, si el experimento está bien hecho.

La ciencia ha traído un progreso material espectacular

La ciencia vale para lo que vale. No, no me ha dicho si mi existencia tiene algún propósito, pero ha duplicado mi esperanza de vida.

Quien le demande o le eche en cara no haber traído también progreso “espiritual” o “humano” o como queramos llamarle, hace mal, no es su propósito.

¿Qué pasa si creo una cosa y no tengo evidencia experimental?

A veces les dicen a los creyentes: Puedes creer en lo que quieras, mientras no valga para nada.

La verdad es que no suena muy apetecible creer en algo así, al creyente le apetece creer en algo que sea “real” y que tenga efectos “reales”.

Cuando te dicen que una práctica “espiritual” actúa en el mundo, entonces puede ser percibido y medido. Me es igual que materialices oro, regeneres órganos o flotes sobre el suelo. Es medible, no es “opinable”.

Por ejemplo, los usuarios de medicinas alternativas dicen que funcionan. Eso es una afirmación bien clara, quiere decir que curan, que sanan, que reducen los tumores (medible), que eliminan infecciones (medible), que redensifican mis huesos (medible)… Aquí no hay problema, no hay conflicto con la ciencia, pero tampoco es opinable. Lo único que hay que hacer es medir, es hacer estudios y extraer las conclusiones, honestamente y teniendo en cuenta el efecto placebo. Y si funciona no hace falta que se les llame medicina alternativa, basta con medicina.

Si tus creencias y tus prácticas son puramente interiores y no tienen ningún efecto en el mundo que percibimos, la ciencia no va a considerarlo, no es objeto de su estudio.

Como conclusión

Personalmente yo quiero evidencia experimental. Si eres Neo y esto es Matrix, quiero ver cómo se paran las balas, es más, quiero que me enseñes a pararlas. Es la única manera que tengo de distinguirte a ti, Neo, de un timador, de un pirao, o de estar yo mismo volviéndome loco, oyendo voces y tal.

Digamos también que es casi imposible renunciar a la búsqueda de un sentido y un propósito. Puede ser que se trate de un “fallo” de nuestro encéfalo, un truco de la evolución, que nos hace más efectivos en el paso de nuestros genes… Puede que sea la llamada del Ser en nuestro regreso a casa… Puede… pero en todo caso…

Yo, personalmente también, ando en mi búsqueda, pero quiero evidencias en este mundo que me parece real, y, si este mundo es una ilusión, quiero superar la ilusión y controlarla. No me basta con el discurso de que esto es ilusorio, si luego estoy completamente sujeto a las leyes de la ilusión como cualquiera. Digamos que quiero una sabiduría efectiva y que funcione, quiero algo real, en la ciencia y en el espíritu.

Dedicado a Oscar


Mi chimenea está ardiendo…

6 enero 2015

Bueno, la mía no, que no tengo chimenea… pero os puede pasar.

Cuando quemamos algo suele aparecer un humo de color negro, un polvillo que llamamos hollín, que consiste en carbono que no hemos quemado (oxidado a CO2) y otros restos orgánicos, que a veces denominamos inquemados.

En chimeneas esto acaba acumulándose y necesitamos la ayuda de los simpáticos deshollinadores

Aunque estos cantan bien… incluso doblados… mejor podéis llamar a estos otros.

Y, ¿cómo es que este hollín puede comenzar a arder?

Pues porque sólo está quemado “a medias”.

En el caso de alguien querido, que le acaba de pasar, el detonante fue cambiar de leña a pellets.

Estos agregados tienen menos humedad que la leña normal que usaba y conseguían un mayor poder calorífico, generando una mayor temperatura que acabó produciendo la combustión del hollín.

Resumiendo, que tengáis mucho cuidado con el cambio de combustibles y con las medidas de control y mantenimiento de vuestros sistemas de calefacción.

Me permito también recordar que todos los años MUEREN varias personas, aquí mismo, en España, por incendios provocados por braseros en mal estado y por intoxicaciones por la producción de gases en calderas antiguas o mal mantenidas.

Finalmente, agradeceros un año más en el blog, este ya es el SEXTO CUMPLEBLOG. Espero que nos sigamos disfrutando, escribiendo y leyendo.


Técnicos de “letras”

10 diciembre 2014

Aviso: Esto no es un post contra la gente de letras, es un post contra un tipo de personas concreto que cumple las características de ahí abajo, a los que denomino “Técnicos de letras”. No se sientan aludidos quienes no cumplan las características… y viceversa.

Hoy revelamos un tipo de imbécil más, el “Técnico de letras”.

Fuente (wikipedia)

-Es una persona (la foto es metafórica… casi siempre)

A partir de aquí, todo es cuesta abajo.

– No sabe nada de matemáticas, en general.

– Ni puta idea de estadística, en particular.

– Nada de nada de cómo tomar medidas, errores, etc.

– Ni zorra de lógica, es falaz en sus argumentos.

Y sobre sus actitudes…

– Pretende la exactitud de lo que hace.

– Pretende también poner todo patas arriba según los “resultados” miserables y erróneos de sus “técnicas”.

Pero, claro…

– Le respalda un puesto de mando en alguna jerarquía

ASCAZO…

Mola porque tiene lo mejor de cada casa en el tópico ciencias/letras.

No tiene ni puta idea de ciencia, pero pretende estar aplicándola y en eso es un cabeza cuadrada… es chupi.

La forma no violenta de acabar con este tipo de persona es, cómo no, la educación. Y, en particular, la educación científica.

En ciencia no vale todo, ni siquiera vale todo lo que se fundamente con un buen razonamiento, ni con citas de autores de prestigio, ni leches en vinagre.

Aquí vale el experimento, ese es el criterio de certeza y por la prueba experimental hay que pasar sí o sí.

¿Qué me dices? ¿Que has hecho un pastel muy rico? PUES TE LO COMES.

¿Qué me dices? ¿Que con ese coche puede viajar 100 km sin repostar? No, no me lo expliques. MÓNTATE TÚ.

¿Qué me dices? ¿Que ese material es muy bueno para construir un techo? PUES TE METES DEBAJO.

Así, queridos, nos quitamos un montón de tonterías (y sus autores) de encima.

Porque cuando mides mal, cuando calculas mal, cuando no tienes en cuenta factores, o llegas a conclusiones falsas (porque no sabes, o no quieres razonar)… resulta que comes mierda, te pegas un leñazo o se te cae el techo encima.

Así que te espabilas, dejas de decir idioteces y escuchas a quien sabe más… o incluso te mueres.

Pero en los mundos “de letras”, pasa que esta panda se pone a bailar con numeritos usándolos sin tener ni idea, llega a conclusiones falsas y toma decisiones estúpidas… pero claro, como no hay experimento que valide, pues tienen razón cuando funciona y cuando no funciona, también.

En particular, en educación, ¿cómo sabremos cuántas vidas de chavales habéis hecho más miserables y menos libres por vuestras estupideces? No os preocupéis, que ni siquiera ellos lo sabrán. Ellos pensarán que es culpa suya. Como los pobres… sí, esos que no emprenden… ya sabéis.

ASCAZO.

Por esto seguiremos enseñando ciencia y matemáticas, en las clases y en la calle.

La ciencia os hace más libres y no saber ciencia más esclavos. Punto. Ahora vosotros sabéis.


Escribir es contarse

6 diciembre 2014

Escribir es, inevitablemente, contarse.

En lo dicho, en la elipsis, en lo torpemente ocultado, en lo deliberadamente evitado, en lo vanamente pretendido, en lo inútilmente negado, en lo inconscientemente revelado, en lo anhelado… y en lo olvidado.

Escribir es contarse… porque vivir es contarse… Qué otra cosa podría ser?

Con un saludo a Andrés Neuman (@andresneuman) y sus Barbarismos


Go explain that to an alien!

4 diciembre 2014

Después de muchas peripecias, aquí está la versión en ebook y en inglés de mi cuarto libro ¿Cómo le explico esto a un extraterrestre? La ciencia para todos

How To Explain That To An Alien - Javier Fernandez Panadero

En este blog podéis leer como una tercera parte gratis.

https://goexplainthattoanalien.wordpress.com/

Y podéis adquirirlo en Amazon por sólo 2,04€

Se agradece mucho la difusión que podáis hacer de él, así como enviárselo o mandarme contacto de gente que pudiera estar interesada.

 


10 Preguntas sin respuesta sobre la muerte y el fútbol

1 diciembre 2014

  1. ¿Puede el fútbol vivirse sin un gran apasionamiento, incluyendo el desprecio u odio por algún rival?
  2. ¿Sería entonces un deporte económicamente inviable?
  3. ¿Sería inviable como la enorme maquinaria de hacer dinero que es hoy?
  4. ¿Es juicioso avivar los odios y pasiones de personas desequilibradas al calor del fútbol o cualquier otra cosa?
  5. ¿Acarrea alguna responsabilidad legal o moral hacerlo?
  6. ¿Acarrea alguna responsabilidad legal o moral cuando algo desgraciado sucede por ese exacerbamiento?
  7. ¿Son los azuzadores víctimas de la misma ilusión o son manipuladores conscientes?
  8. ¿Es esto una forma de controlar y dirigir la violencia, una manera de mantener a una población dormida y sometida?
  9. Si este odio y esta violencia no fuesen canalizados al deporte, ¿sería inevitable que estallasen por otro lado?
  10. ¿Es esto algo más que personas enajenadas por su ignorancia, su pobreza, su dolor, sus miedos, sus impulsos; unos manipuladores sin escrúpulos y dinero?

Consejos para presentaciones

29 noviembre 2014

En mis clases de informática le dedicamos un gran esfuerzo a cómo hacer bien una presentación y a comunicar, en general, ya que nos pasamos la vida comunicando.

Aquí os pongo las conclusiones que mis propios alumnos sacaron… después de mis sabios consejos, claro.

Aquí os dejo una de mis charlas para que veáis que soy tan bueno como digo…

Si estás muy interesado en este tema, y deberías estarlo, no dejes de ver los vídeos y el blog de Gonzalo Álvarez: El arte de presentar, también puedes encontrarlo por twitter @ArtePresentar. O las populares charlas TED

¿Cuál es la idea de tu presentación?

¿Qué quieres contarles? Dímelo en una frase. Y es una manera estupenda de finalizar la presentación, diciéndola o poniéndola en la última diapositiva.

EL motivo de la presentación es contar una idea, no que se vea lo guay que eres.

Una idea por presentación no creas que es poco ambicioso.

La gente pensará que eres guay si realmente lo que cuentas es bueno y está bien contado. Vende tu producto y te comprarán a ti.

Deja claro, cómo afecta tu tema a la audiencia

¿Por qué es importante para MÍ esto? Se pregunta tu audiencia. Responde a esa pregunta.

Pon ejemplos de lo que se dice relacionados con el público

A la gente, en general, le interesa lo que le afecta directamente, y no mucho más allá.

Apela a las emociones, más que a la razón. No hagas presentaciones descriptivas

Las presentaciones descriptivas son las más frecuentes. Suponen que somos seres racionales y respondemos a razones, pero no es así. Piensa en las decisiones de tu vida y verás que nos movemos por emociones.

Cuéntame qué es lo que te emociona de tu tema y puede que me emocione a mí.

Conoce tus diapositivas y lo que vas a decir

Si ni siquiera tú sabes lo que vas a contar, ¿por qué crees que le interesará al público?

Usa una diapositiva para cada idea o concepto.

Si quieres contar más ideas… más diapositivas. Son gratis.

Deja preguntas e intervenciones del público para el final

Si tu presentación es un viaje emocional, una interrupción cortará el flujo.

Sugiere en lugar de enunciar

Si sugieres, la idea crece en la mente del oyente y la asume como suya.

Si impones una idea, produces un recelo inicial.

Sé muy claro, pero no obvio

Con un ejemplo me entenderás mejor, ropa íntima sexy puede resultar más interesante que un desnudo completo.

“Demuestra” tus tesis inmediatamente después de exponerlas

Demostrar en una presentación es más bien “ilustrar”. Digo que tal jugador es un buen portero y pongo un vídeo de una gran parada. Realmente no es una demostración científica, pero el público lo tomará como cierto.

Pon la prueba inmediatamente a la exposición de la tesis, así te irán siguiendo y no habrá espacio para la duda.

“Ceba” lo que vas a contar, y no cebes lo que no vayas a contar.

Si dices: “En esta ciudad hay un jardín muy bonito” Te van a preguntar cómo se llama y dónde está. Les dejarás insatisfechos por no saber algo que hasta hace un momento no sabían ni de su existencia.

En cambio, ceba lo que quieras contar y cuando se lo cuentes producirás satisfacción.

Jamón-pan-jamón. Empieza y acaba con algo “fuerte”.

Empieza con algo interesante para captar mi atención.

Termina con algo interesante y me dejarás un buen recuerdo.

Explica los tecnicismos y no dar por supuestos conocimientos avanzados del público

Explica los términos técnicos. Si supieran lo mismo que tú no vendrían a oírte.

Recuérdalos de cuando en cuando y no los pongas todos juntos nada más definirlos, perderás a tu audiencia.

Sé puntual. Respeta a tu audiencia.

Han venido a la hora, sé cortés con ellos no con los que llegan tarde.

Después tienen cosas que hacer.

Respeta al ponente siguiente.

La única manera de ajustarse al tiempo es recortar contenido

Hablar a toda pastilla y pasar las diapositivas a la velocidad de la luz no hace una buena presentación

Si tenías una presentación ya hecha de una hora, no trates de hacerla en 20 minutos.

Show must go on

Shit happens. Los problemas sucederán, No te paralices ni eches las culpas a otros. Céntrate en buscar una solución y en seguir adelante. El público lo entenderá y lo valorará.

Esto no incluye errores de diseño, falta de ensayo, falta de preparación… eso se verá como lo que es: poca profesionalidad.

Usa imágenes de buena calidad

¿No hay una imagen del mismo tema de buena calidad en toda la red? No lo creerán, pensarán que eres perezoso o incapaz.

Imágenes únicas (personales o históricas) son interesantes aunque su calidad no sea óptima

Usa vídeos cortos y de buena calidad

No me pongas un vídeo de tres minutos y te vayas al baño.

¿En toda la red no hay un vídeo de lo mismo de buena calidad? No lo creerán, pensarán que eres perezoso o incapaz.

Vídeos únicas (personales o históricas) son interesantes aunque su calidad no sea óptima

Mejor en pequeñas dosis que un vídeo largo al final.

Pon imágenes y vídeos a pantalla completa

Si quieres que vean la imagen muéstrala.

Si quieres poner varias, pon varias diapositivas

No deformes las imágenes ni los vídeos

Recolócalas o piensa de nuevo cómo ponerlas, o descártalas… pero no las deformes. Es evidente y feo.

No pongas mucho texto

Generas dos centros de atención, tú y el texto. O leen o te escuchan… y leerán.

Y si vas a decir lo mismo que pone, ¿para qué lo pones? Mejor ilústralo con una imagen.

Basta con algún título, idea, palabra clave o cita.

No hables a la vez que un sonido

Hay dos focos de atención, el sonido y tú. O apagas el sonido o te callas.

Muévete, gesticula

Eso mejorará tu transmisión, no eres un robot.

No des la espalda al público

¿Crees que queda bien una persona de espaldas leyendo una diapositiva?

Habla a una buena velocidad, ni muy rápido ni muy lento

No se trata de a qué velocidad eres capaz de transmitir, sino a qué velocidad el público es capaz de asimilar algo nuevo. No corras.

Tampoco les duermas…

Modula la voz, haz inflexiones… no seas monocorde

Nuestro cerebro está preparado sobre todo para detectar diferencias y cambios. Si todo es igual, nos dormiremos.

Cuidado con el inglés

Evita decir lo que no seas capaz de decir. Señalas y dices: “Este es el título de la película

Si es necesario decirlo, prepárate para hacerlo aceptablemente

Asegúrate de no decir falsedades o incorrecciones.

Asegúrate que los datos que das son correctos. Si pierdes credibilidad, la pierdes del todo.

Aporta objetos o vestuario relacionados con el tema

Si traes objetos físicos o vestuario relacionado con tu tema resulta muy divertido y refrescante, por sencillos que te parezcan.

Ensaya, ensaya y… ensaya.

Te ayudará a ajustar el tiempo

Detectarás incoherencias y errores

Todos mejoramos con la práctica

Asegúrate de los requerimientos técnicos del sitio al que vas

Piensa si necesitas proyector, portátil, micrófono, si necesitas que el micrófono sea inalámbrico y “manos libres”, una mesa, de qué tamaño… No supongas que tienen lo que tú necesitas

El software y la versión, si tienen acceso a Internet… de nuevo, no supongas.

No pases mucho tiempo en una diapositiva

Si vas a tratar un punto durante algún tiempo, ilústralo con varias diapositivas (son gratis).

Usa un tipo de letra que se lea con facilidad y contraste bien con el fondo.

Es una letra preciosa pero, ¿qué pone? Eso es lo que se pregunta tu audiencia mientras tú sigues hablando. Ya no te escuchan.

Usa un fondo “discreto”

Si es fondo es muy llamativo, se convierte en un foco de atención y pasa al primer plano, mientras que lo que querías contar se pierde.

Personaliza plantillas, tipos de letra… no uses opciones por defecto

Personalizar denota interés en el trabajo y esfuerzo… y viceversa. Elige qué imagen quieres dar

No contestes agrediendo/ofendiendo al público

¿Eso es lo que queremos hacer a quien muestra interés y una actitud activa hacia lo que queríamos contar?

Tu objetivo, ¿era transmitir una idea o quedar como un listillo?

Pon nombre y un contacto (twitter, email, web…)

Al principio y al final de tu presentación.

¿Te ligas a un bombón y no le das el teléfono? Brillante…

También al final, que es cuando ya les has convencido de tu idea.

Querido lector

Si has llegado hasta aquí y no ves algo que te parezca importante, te agradeceríamos mucho que nos lo dijeras en los comentarios y lo añadiremos.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 195 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: