¿Demasiado joven para opinar? No, demasiado joven para publicarlo

Árbol. Foto propia
Árbol en Burgos. Foto propia.

Se ha hecho viral el vídeo de una joven que propone hacer experimentación con presos en lugar de con animales porque unos son inocentes y otros no. Y, ante la que se ha liado, reconoce que su propuesta es radical, pero la mantiene.

Al hilo de esto me viene a la memoria la cara de horror de una buena amiga cuando opiné una barbaridad en un bar en nuestros tiernos veinte años con la única compañía de un grupo de amigos, que gracias al cielo aún nos conservamos como tales.

Es imposible no tener opinión, ya lo discutimos aquí, pero, ¿es necesario expresarla a los cuatro vientos, que se publique y permanezca, persiguiéndome por los siglos de los siglos? ¿Es necesario que ese registro de mis primeros “balbuceos” con la lógica, las ideas, las ideologías, empiece tan pronto?

Quizá hayáis oído hablar del derecho al olvido, pero si andáis en ello también sabréis lo difícil que es hacer valer ese derecho… vaya, como tantos otros.

Esta joven quizá no ha tenido quien le explique que la dignidad humana es un derecho inalienable, a pesar de los delitos que haya cometido, que se lo haga entender tranquilamente, parsimoniosamente, dándole el tiempo necesario para que su raciocinio acalle la llamada de sus tripas que piden la peor tortura para quien daña a los tuyos. Esto quizá requiera unos años. O puede que esta persona necesite experimentar lo fácil que es pasar “al otro lado de la ley” y la vida se lo muestre en sus carnes o en las de alguien cercano.

También pudiera ocurrir que todo ese esfuerzo sea inútil y simplemente estemos ante una joven que en el futuro anhele la ocasión de ser algún Menguele o verle trabajar con delectación, que espere el momento de unirse a las ideologías que se escondieron unas décadas y ahora vuelven a mostrar con orgullo su maldad. Ahora mismo es difícil saberlo. Ahora mismo es una joven con la cabeza hecha un lío, cosa que podría tener solución o no tenerla, pero cuyas barbaridades no deberían ser públicas y cuya educación debería suceder en el ámbito de lo privado.

¿Es injusto entonces el vapuleo que está recibiendo en las redes? Pues no sé. ¿Debemos permitir que prosperen y ocupen lo público los discursos de odio, en contra de los más básicos derechos humanos, como el de la salud?

Sin duda su discurso está obteniendo lo que merece, pero ¿y ella? ¿Merece ese escarnio y exposición? ¿Quién es responsable de que la tenga? ¿Quién se lucra de ello? ¿A quién le importa?

Pues a ella debería importarle, porque, por ejemplo, mañana, cuando vaya a buscar trabajo, busquen su nombre por la red y aparezcan estas palabras terribles es posible que pague un precio. Y es posible que también suceda pasado mañana. Y al otro.

Una cosa que creo les enseñamos poco a los jóvenes es la falta de proporcionalidad entre los errores y el coste que la vida te pasa por ellos, por exceso y por defecto. Y si se lo tiene que enseñar la vida, igual va a doler mucho.

Si no sois ya tan jóvenes, pensad en lo que habéis hecho, en lo dicho y en la bendición que es que sólo quede el rastro en alguna foto amarillenta o en algún recuerdo.

Cuidemos a nuestros jóvenes.

3 Responses to ¿Demasiado joven para opinar? No, demasiado joven para publicarlo

  1. libreoyente dice:

    Como siempre tan equilibrado y ponderado, valorando pros y contras, y tan comprensivo con las personas y sus derechos. Admirable.

    Por otra parte, recuerdo haber leído en un tratado de Salud publica: “La juventud es la única enfermedad que cura con el paso del tiempo”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: