La importancia de lo nimio

Frutería en La Boquería

Fuente

Ya sabéis lo mucho que se repite que hay trabajos para los que la vocación es casi un requisito. Por ejemplo, los sanitarios o educadores. Y también sabéis lo frecuentemente que esa etiqueta supone más una herramienta para el abuso laboral que una forma de ensalzar la profesión.

Y cada día me gusta menos.

Me da la impresión de que apunta al clasismo profesional e intelectual de siempre: hay trabajos importantes… y otros que lo son menos. Difícil sustraerse a este sesgo con el que nos han criado a todos.

En esta sociedad moderna donde los roles y las actividades están tan especializadas, la verdad es que somos muy interdependientes. Yo dedico toda mi jornada a enseñar a tus muchachos, así que no me ocupo en absoluto de cómo conseguir que una mandarina acabe en mi mesa, simplemente bajo a la frutería y allí la compro. No tengo un huerto, no crío gallinas, no trabajo la tierra, no construyo muebles… sólo enseño a tus muchachos. De hecho, no hay espacio físico en la ciudad para producir el alimento suficiente para todos los que a habitamos.

De hecho, tampoco tengo un pozo ni un generador. En mi casa hay unos agujeritos en la pared de los que brotan agua, gas y electricidad.

Soy completamente dependiente de las redes de producción y distribución de bienes tan básicos como el pan y el agua. Mi frutero se levanta casi cuando me acuesto yo y se va al mercado central a por mi ración de mandarinas, pero es muy probable que mi trabajo se pusiera por delante del suyo en “importancia”, diría yo que atendiendo más bien a la sofisticación de la formación que me exigen para desempeñarlo.

Creo que ninguneamos gran parte de la estructura que soporta nuestra vida y trabajos “importantes”. Limpieza, seguridad, redes de distribución de bienes y energía, recogida de basuras… cosas que nos harían colapsar en pocos días si dejasen de funcionar. Algo que no pasa con mi actividad, por ejemplo.

Así, diría que ninguneamos algo que damos por hecho, pero que nos salva el culo cada segundo que pasa. Por poneros otro ejemplo, cuando yo era chaval, el teléfono, la cocina y el calentador de agua caliente no necesitaban electricidad, así que, cuando había un apagón, todos ellos seguían funcionando. ¿Habéis pensado lo dependientes que somos de la electricidad y lo mucho que damos por hecho su provisión continua?

Pero también ninguneamos otros servicios que nos sacan de muchos apuros cuando se desempeñan con profesionalidad o incluso con un pelín de cariño extra. ¿Nunca os ha sacado de un tremendo apuro un “funcionario de ventanilla”, trabajo popularmente despreciado y ejemplo de empleo “gris”?

Creo que la cuestión es que todos los servicios al final se le dan a las PERSONAS y por eso nos hacen mucho bien o nos ponen la vida patas arriba cuando nos fallan. Quizá esa “importancia” tenga que ver con lo precaria que sea tu situación (o que la percibas) y eso es más fácil de ver cuando estás enfermo o se ocupan de tu hijo en el colegio que cuando abres un grifo o cuando alguien consiguió que se pagara tu nómina a tiempo.

Así que dedicamos este post a tantas personas que hacen que mi vida sea posible, desde muchos ámbitos distintos. No dejéis que el desprecio general os convenza de lo inútil de vuestra labor. Insisto, los servicios acaban siempre en las personas, y algunos sabemos el bien que nos hacéis con vuestra profesionalidad y cariño.

4 Responses to La importancia de lo nimio

  1. libreoyente dice:

    Grandes verdades para reflexionar sobre ellas.

    Me gusta

  2. Angeles Benito dice:

    Yo, como superviviente, duraría no más de 2 días!. Inútil total.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: