Despedida para mis alumnos

Fuente

Les he escrito un texto a mis alumnos de despedida del curso que os comparto por aquí por si pudiera ser de utilidad para alguien más.

Queridos, ya casi acabando el curso, quería mandaros un mensaje de despedida.

Os ha tocado aprender una lección demasiado pronto y demasiado duramente: La vida es impredecible y lo que tenemos hoy puede cambiar mañana.

Sé que la incertidumbre da mucho miedo, pero es la naturaleza real del mundo.

Esto no significa que todo dé igual porque puede pasar cualquier cosa, sino todo lo contrario, que cada momento que vivís es precioso y único.

Y pensad que la incertidumbre no es sólo la posibilidad de la pérdida, también es la posibilidad de mil oportunidades nuevas, situaciones distintas y personas a conocer.

Así que no se trata de quedarse atenazados por el miedo, sino viviendo intensamente el presente y preparados para vivir el futuro que nos venga de la mejor forma posible.

Los planes concretos van a sufrir cambios casi seguro, pero podéis tener principios que os servirán de guía.

Os pondré un ejemplo. Si yo quedo con unos amigos para ir al cine, es posible que hayan quitado la película, esté cerrado el cine, se nos estropee el coche… mil cosas, pero pase lo que pase, será un tiempo para disfrutar juntos y quererse, el plan material es secundario, el primario es estar con mis amigos. ¿Me explico?

Por eso es importante que nos demos cuenta de que el tiempo es precioso y que no debemos malgastarlo. ¿Quedas con gente con la que no estás a gusto? ¿Tienes una pareja con la que no eres feliz? ¿Haces una actividad extraescolar que no te agrada? ¿Te gustaría hacer otra pero no te decides?

Preguntémonos si la vida que vivimos es la que queremos vivir y qué margen de maniobra tenemos, porque es posible que haya cosas que no podamos cambiar, pero algunas otras sí.

En mi opinión, no hay mejor principio guía que el amor en todas sus formas. Tanto en disfrutar con la gente que te quiere como en intentar que tu tiempo se dedique a actividades que amas. Digamos que mi idea es: querámonos mucho y luego vamos haciendo planes materiales.

Así que, dentro de las posibilidades de cada uno, intentad amad lo que hacéis, haced lo que amáis, y compartid el tiempo con quienes consideren tu compañía una suerte y tú la suya un privilegio. El cariño es un regalo mutuo, no son migajas de cariño o un “favor” que te hace alguien porque tú no mereces más.

Tu vida es tu aventura, escríbela día a día como te gustaría que fuera, en la medida de tus posibilidades.

Finalmente, os dejo un enlace para quien quiera descargarse dos libros míos gratis que terminé de escribir en mi larguísima baja del año pasado (porque no podía andar, pero sí escribir, ¿veis a qué me refiero?).

Uno habla de estas reflexiones sobre el vivir con las que os aburro en clase de cuando en cuando (La cordura de saberse loco)

El otro es de humor y reflexión sobre lo (micro)miserables y (mini)egoístas que somos a veces (Putos guays)

https://lacienciaparatodos.wordpress.com/2020/03/14/mis-dos-ultimos-libros-gratis/

Seguimos hablando estos días. Un abrazo virtual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: