Mañana lo dejo

¿Quién no lo ha dicho? ¿Quién no ha fracasado alguna vez tras decirlo?

No es fácil modificar hábitos, nada fácil. Hace poco os hablaba de “descerebrados”.

Eso ya lo sabíais, pero hoy quería hablaros sobre la fe que, injustamente, tenemos en las “experiencias transformadoras”.

No niego de su existencia, pero creo que las tenemos entronizadas como elementos de acción “casi” segura.

¿Cuántos no hemos reflexionado…

… sobre el rumbo de nuestra vida con ocasión de la muerte de alguien próximo?

… sobre hábitos saludables después de algún “susto”, más o menos grave?

Sabéis que algunas de estas epifanías pueden provocar decisiones, a veces drásticas, que pueden empezar mañana, efectivamente, pero después… nos vamos enfriando… y acabamos en el “estado fundamental”.

Algo que suele olvidarse es que es mucho más efectivo ir acumulando cambios sencillos, aunque no parezcan estar alterando nuestra cotidianidad, que intentar grandes cambios y fracasar.

En esto tiempos de confinamiento es probable que caigamos en algunas de estas cosas, por ejemplo:

Descuidar la alimentación

Descuidar la forma física (ojo que no digo el peso)

Pensar que la sociedad ha aprendido a valorar los servicios públicos.

Sólo hablaré de las dos primeras, para la última valga esta frase:

Las promesas, en papel de boletín oficial, por favor.

Os voy a dejar a un par de amigos que explican muy bien esto en sus campos respectivos.

Por ejemplo, sobre alimentación, @Nutri_daniel que no nos embarca en dietas que nos desagraden, en esclavizarnos al número que marca la báscula y nos habla más de construir pequeños hábitos saludables y “sostenibles”.

Respecto del ejercicio físico, nuestro referente es Andrés @followero

Una de las cosas que suele contar es que esto que hacemos en verano (o quizá ahora) de andar una hora al día es incompatible con la mayoría de las agendas y algo que acabaremos abandonando. Aquí tenéis un vídeo con una tabla muy rápida, que podéis ajustar en carga o velocidad (mejor que en repeticiones) e incluir en (casi) cualquier vida, por ocupada que sea.

Apéndice…

Voy a añadir algo de mi cosecha sobre otro cambio complejo que es acostumbrarnos a donar, a repartir riqueza en nuestra proporción y responsabilidad.

Aquí os dejo una actividad que hago con mis alumnos de cuando en cuando y que quizá os anime también a adquirir una costumbre pequeña sostenible y proporcional en lugar de un gran esfuerzo puntual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: