¿Por qué aplaudes? El mediocre del que hablan, eres tú

Hace pocos días apareció un artículo criticando la mediocridad que fue muy aplaudido y compartido en redes.

Es curioso que nadie se siente aludido, cuando la inmensa mayoría, por pura estadística, no podemos ser otra cosa que mediocres. Así que, queridos, estaba hablando de nosotros, y no demasiado bien.

Supongo que, ahora sí, miráis con el ceño fruncido al bufón que dice la verdad descarnada, pero si me tenéis un poco de paciencia creo que nos entenderemos.

Desde el punto de vista absoluto, no somos excelentes, eso es algo tremendamente escaso. No te tropiezas en el metro todos los días con Cervantes y Cajales.

Tampoco es cierto que todo el mundo sea excepcional en algo, en cambio, lo que sí que es cierto, es que todo el mundo es mediocre en la mayoría de las cosas, incluidos aquellos que destacan en alguna actividad.

Sin embargo, desde el punto de vista relativo, se viven enormes proezas a diario. Todos estamos en nuestra frontera particular en cada campo luchando por ganar unos metros. Desde un niño que intenta colorear “sin salirse” al deportista que busca mejorar su marca personal (por poco competitiva que sea comparada con el record mundial).

Estas aventuras, estas hazañas, estas emociones que suceden en “La zona intermedia” son la pura representación de lo que es ser humano, en toda su pluralidad y diversidad. Quien quiera negar eso, se niega a sí mismo.

Ese es uno de los graves defectos de ese artículo, aplicar con carácter negativo el adjetivo “mediocre” sobre los resultados y no sobre los procesos. Ese sandwich mixto que critica (una de mis cenas favoritas) puede ser una gesta culinaria de un niño que esté aprendiendo a cocinar.

Otro defecto es aludir de forma implícita a un pasado mítico. En este caso, donde todo estaba en manos de gente de maestría incomparable. Se parece a cuando te dicen que te imagines en la Edad Media, y te ves como un príncipe, caballero, erudito… no como un siervo viviendo media vida. Y ese es tu lugar, querido mediocre, el correspondiente al nivel de la escala social a la que perteneces hoy.

Las cifras nos dicen lo contrario: nunca ha habido más cultura, libertad o salud y, sobre todo, accesible a más gente.

Y el gran error final es no darse cuenta de que las ideas: “Estamos mejor que nunca” y “Aún no es suficiente” no son contradictorias.

Disfruten de sus aventuras en la Zona Intermedia, celebren sus logros y no renuncien a ser mejores. Así de sencillo, queridos mediocres… ¡y a mucha honra!

6 Responses to ¿Por qué aplaudes? El mediocre del que hablan, eres tú

  1. Loli dice:

    Muy acertado. Gracias por expresarlo tan bien

    Me gusta

  2. libreoyente dice:

    Por favor, apúnteme con una cuota media a ese maravilloso club de los mediocres donde tan Feliz me sentiré. Gracias por su escrito.

    Me gusta

  3. Aurora dice:

    Muy bien expresado, como siempre.
    Yo estoy muy contenta con mis avances mediocres diarios y espero que lo siga estando conforme vaya evolucionando con el paso del tiempo 🙂
    Gracias por enseñarnos tanto y tantas verdades

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: