Con trabajo y esfuerzo…

Popular mito… Sobre todo cuando se predica desde el éxito. Me explicaré.

Cuando yo nací, algo que ocurrió en un hospital, los médicos me vacunaron y mi madre me alimentó. Estupendas cosas que no fueron fruto de mi esfuerzo ni recompensas a mis logros.

Crecí en el primer mundo, donde fui provisto de lo necesario para vivir y de multitud de oportunidades… De nuevo sin ninguna concurrencia de mérito alguno.

Podría seguir, pero creo que la idea está clara: El punto de partida es determinante y no se “gana”.

Encontrarme con unas personas u otras, que han sido determinantes en mi vida, en mi pensamiento y en mis alegrías, tampoco es algo que ocurriera como resultado de un trabajo y un esfuerzo planificado.

Si analizáis cómo llegásteis a conocer a vuestra pareja, cómo conseguisteis vuestro puesto de trabajo y mil cosas más, veréis que actuaron de manera determinante factores completamente fuera de vuestro control.

Es muy bonito contarse la historia hacia atrás y que todo lo que os pasó fue consecuencia de vuestro esfuerzo y voluntad, pero es falso.

Contestaré a las preguntas que me imagino que me haréis.

¿Quiere decir esto que un niño debe ganarse el derecho a ser vacunado?

No, hemos reconocido en la Carta de Derechos Humanos que la condición de persona es suficiente para ser acreedor a ciertos derechos que, por cierto, siguen sin estar garantizados en todas las partes del mundo.

¿Quiere decir esto que nos dices que no tenemos que esforzarnos?

No, esforzarse suele mejorar los resultados, pero ni es la causa única ni los garantiza.

¿Quieres decir que tú no te esfuerzas o que los demás no nos esforzamos?

No, quiero decir que yo me esfuerzo un huevo, como la mayoría de nosotros, pero fíjate que no cobramos la hora de trabajo al mismo precio: el conferenciante, el camarero y la mujer que acarrea agua 10 kilómetros en África, nuestro “éxito” no depende de nuestro esfuerzo.

Saludos esforzados.

13 respuestas a Con trabajo y esfuerzo…

  1. Hola compi,
    Hace años me gustaba mucho la cita «Per aspera ad astra» y, de hecho, sigo creyendo en la cultura del esfuerzo, bien entendida. Me explicaré.
    Está claro que la vida es injusta. Por un lado, como bien dices, es una putada que factores externos puedan condicionarnos hasta el punto de poner nuestra vida en peligro o limitar muchísimo nuestras posibilidades (raza, lugar de nacimiento, situación económica de los progenitores, familia, etc..). También es peligroso e insultante vender que el esfuerzo siempre implica una recompensa, puede llevar a la frustración. No, la vida es dura, pero precisamente porque es dura hemos de esforzarnos por conseguir lo que deseamos y no rendirnos. Porque sin esfuerzo estamos jodidos. Porque esforzándonos la mayoría de las veces no conseguiremos nada pero sin esfuerzo y sin “buenos padrinos” no lo conseguiremos nunca.
    También creo que el propio esfuerzo, se consiga o no el objetivo final, es un éxito. Antes creía más en las metas, ahora le doy más importancia a cada paso del camino.
    Vaya, que yo creo que esforzarse siempre vale la pena.

    Gracias por hacernos siempre reflexionar.

    Un besote,
    Laura

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Querida compi, sin esfuerzo a veces tb se consigue…

      Últimamente me inclino más por la “acción pura”, la renuncia al fruto de los actos. Tú haces lo que consideras y que sea lo q tenga q ser. Se puede llamar karma yoga o la comprensión de nuestra falta de control sobre los resultados. Sólo puedo elegir qué hago, no qué ocurrirá, así q sólo me preocupo por mi parte.

      Besotes

      Javi

      Me gusta

  2. Con trabajo y con esfuerzo a veces se consiguen “cosas” y otras no. Sin trabajo y sin esfuerzo también hay ocasiones en las que se consiguen “cosas” y otras no. Parecido grado de relatividad afecta, en mi modesta opinión, a las recompensas obtenidas, recompensas que normalmente no vienen dadas solo en función del nivel de esfuerzo realizado, sino que también están influidas por el entorno, entendido en el sentido más amplio, en el que nos movemos, hayamos nacido en un hospital o en mitad de una sabana africana, y lo que ello conlleva en cuanto a ventajas, desventajas, prejuicios, costumbres, normas, etc. y su correspondiente carga de jusicia, equidad y demás factores similares o la falta de ellos.

    Me gusta

  3. Juan R dice:

    Hola. Interesante reflexión. Pero quizás le falta un poco de contexto. El esfuerzo si “puede” ser un factor que favorezca el éxito en cada situación. Tú comparas las mujer que anda 10km cada día por agua con tu situación. Para ella es un éxito poder llevar ese agua (y no justifico para nada que eso tenga que ser así en este mundo del siglo 21), para el camarero (por mantener el ejemplo) será un éxito mantener con su esfuerzo su puesto de trabajo y salario en una sociedad de estabilidad imposible y para ti es un éxito haber conseguido una plaza fija de trabajo etc.
    Ahora, si por éxito lo único que se entiende es ser rico y no dar palo al agua a partir de determinado umbral… la cosa está bastante mal.

    Eso si, estoy muy de acuerdo con las dos respuestas que acabas de dar a Laura y Francisco. Pero ambas matizan bastante lo que escribes al inicio.
    Al final tú confiesas que todos nos esforzamos, lo curioso es que siguiendo tu planteamiento la pregunta que falta en tu artículo es:
    Si nada te garantiza nada. ¿Por qué te esfuerzas?.
    Saludos

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Si bajas las expectativas efectivamente todo es un éxito, por ejemplo,simplemente sobrevivir. Pero, xq las expectativas de unos deben ser sólo comer y las de otros tener vacaciones?

      Lo digo al final del artículo y por muchos comentarios parece q no se lee. Esforzarse mejora tus posibilidades.

      Saludos

      Me gusta

    • altorsaz dice:

      Es que el debate no es si hay que esforzarse o no, o si esforzarse mejora o no mejora tu situación, que sí lo hace, el debate está en la superioridad moral del que, desde una siatución social de privilegiado, sólo ve en su recorrido esfuerzo personal ignorando su situación personal que ha facilitado mucho ese recorrido, lo cual lleva implicito llamar vago, fracasado, o debil de esfurzo al que no ha llegado dónde él.

      Le gusta a 1 persona

  4. altorsaz dice:

    Es que muchas veces el simple hecho de tener la posibilidad de esforzarse para conseguir una meta ya es un privilegio que no todos tienen en el punto de partida. No es lo mismo el que se esfuerza desde una situacion cómoda que el que tiene que hacerlo desde una situación desesperada, el nivel de esfuerzo requerido no es el mismo. No es lo mismo esforzarse para emprender con nada que perder que pudiendolo perder todo. No es lo mismo esforzarse pudiendo levantarte con cada caida que hacerlo si en la caida te apalean.

    El esfuerzo en sí mismo ya es algo que no está al alcance de todos, o al menos el grado de esfuerzo requerido no es el mismo para llegar al mismo sitio.

    Y por último el sesgo del triunfador que siempre está ahí; nos bombardean con ese pequeño porcentaje que sí lo consiguió, pero nunca hablan de esa inmensa mayoría que se quedó por el camino.esforzandose lo mismo o más que la minoría exitosa.

    Por cierto, mi actual trabajo lo encontré sin esforzarme gracias a varios factires aleatorios que no tuvieron nada que ver con mis decisiones, y ya llevo 8 años. Eso no quiere decir que no me esfuerce cada día.

    Me gusta

  5. mcastigarcia dice:

    Hola,
    Siempre quiero defender la “cultura del esfuerzo” frente a la del “pelotazo” ante mis hijos y alumnos. Pero cada vez con menos argumentos. Incluso la satisfacción personal se me cae…
    Las expectativas? Cada vez bajando más
    Pero, no sé si porque lo hemos aprendido de nuestros padres (voy a plagiar yo también a la Michelle Obama🙂 o porque es lo único a lo que podemos agarrarnos, ponemos en los esfuerzos muchas esperanzas.

    Y termino como más veces, con frase de mi suegra (Esperanza, por cierto) : “Para casar; mejor con rico, que por ser rico no es más feo”

    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: