Pilas con patatas, no es tan difícil

Hoy hemos pasado un rato divertido con un vídeo que nos llegaba a través de los estupendos Microsiervos, aquí lo tenéis.

No hemos podido dejar de notar que algo no hacía bien al conectar las pilas… Os lo cuento en este vídeo.

 

Aprovecho para daros las gracias hemos llegado al MILLÓN Y MEDIO de visitas.

Añado una transcripción de mi vídeo, que parece seguir sin ser oído con claridad por algunos amigos. Les agradezco la paciencia y aquí va:

Hoy hemos visto un vídeo de un tipo que encendía un fuego con una pila hecha con un limón y unos trozos de metal. En el vídeo podéis ver un un trozo de Zinc y otro de Cobre. Estos dos metales tienen distinta afinidad con sus electrones.

Si los ponemos en contacto podrían intercambiarse electrones, pero si los conectamos con un cable no ocurre. Es necesario que ambos metales estén en un medio que permita el intercambio de iones. Cuando un electrón se pierde se produce un ión que pasa al medio. Para esto podemos usar un limón con en el vídeo, o muchas otras cosas: un vaso con vinagre, refresco, simple agua, o un tomate… O una patata, como nosotros.

Unir los metales con un cable y clavarlos en la patata forma una pila, pero la electricidad que pasa por el cable no nos sirve de nada.

Así que ponemos un reloj y obligamos a los electrones a atravesarlo.

Pero el voltaje que se produce entre los metales no es suficiente para que el reloj se encienda.

Igual que hacemos en un mando a distancia podemos conectar en serie dos de nuestras pilas caseras para tener más voltaje.

Esto es lo que hace el vídeo del ruso, pero vemos que el reloj sigue sin funcionar lo suficiente. Esto es porque en realidad, al compartir el medio, no se trata de dos pilas.

¿Cómo podría saber cada varilla con quién está “emparejada” si están las cuatro pinchadas en el mismo sitio?

En realidad las dos varillas conectadas por el cable, constituyen una pila que se está descargando sola y el reloj sigue sólo alimentado por las otras dos.

Para hacerlo mejor, cortamos la patata y generamos dos pilas diferentes conectadas en serie, así sí que funciona el reloj. Si volvemos a juntar los trozos, vuelve a no funcionar.

2 respuestas a Pilas con patatas, no es tan difícil

  1. Juan dice:

    Pero lo del limon es falso, no? No sé, me parece demasiado que puedan saltar chispas y todo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: