Los guays, ¿son evolutivamente favorables?

Los guays… qué chupis que son…

Pero, cojamos carrerilla, ¿qué es “evolutivamente favorable”?

Seguro que habéis oído hablar de Darwin y su Teoría de la evolución. En ella hay un concepto clave: selección natural.

 by Julia Margaret Cameron

Los individuos de cada generación presentan diferencias con la generación anterior, bien por mutaciones o por la recombinación genética de la reproducción sexual, por ejemplo. Esos individuos diferentes se adaptan mejor o peor a las condiciones del ambiente en el que viven, y eso les hace tener más o menos eficacia en “pasar” sus genes a la generación siguiente.

Así que unos genes que producen unas características se ven “favorecidos” y otros “castigados” por esa selección natural, que podríamos parafrasear como “Vive para follar otro día”.

Por ejemplo, ser precavido o incluso más, ser miedoso, podría haber sido evolutivamente favorable en un entorno donde ir a curiosear detrás de ese seto que se mueve, resulta frecuentemente fatal.

Nuestros ojos detectan con mayor facilidad la luz amarilla que es donde el sol tiene su máximo de emisión, y suena bien pensar que ese diseño de ojo que ve, donde más luz hay, es evolutivamente favorable.

En el asunto físico lo tenemos más o menos claro, pero en el asunto del coco a veces se nos va un poco la pinza, y nos volvemos locos pensando si ser cariñoso, o buena persona, o más malo que la quina… podría haber sido, o no, premiado por la selección natural. Os recuerdo, queridos míos, que en este asunto no se trata de vivir más, sino de pasar tus genes de manera más eficiente.

Y ahora, a por los guays.

Hay muchos tipos de guays (incluso he estado a punto de escribir un libro -que dios me perdone).

Hoy me refiero a esos que:

1. Siempre hacen lo mejor, o quizá las cosas son buenas porque las hacen ellos.

Lo que hacen siempre es guay. Puede que cambien de opinión, pero no hay problema. Ayer era guay lo que hacían, y lo que hacen ahora es guay hoy. Por supuesto no hay problema con que sean actividades contrarias.

2. No se arrepienten de nada… aprenden de sus experiencias.

No me molesta la gente que cambia, que aprende… hombre, soy profesor. Lo que me jode es la gente que no reconoce que se equivocó, que hizo daño a algunos o a muchos y a los que hay que comprender siempre porque tenían motivos y razones chupis (que no excusas) para hacer lo que hicieron.

Por supuesto, pedir perdón a los dañados, compensar los daños, o tomar acciones para reducirlos o evitarlos en el futuro, no son cosas que se plantee un guay que sea merecedor de tal nombre.

3. Racionalizan los comportamientos a posteriori.

Cuando hay una decisión suya o de otros, o algo que pueda ocurrir, no oirás razones de su boca antes de que se produzca el hecho. Eso sí, después de que ocurra, aparecerán millones de razones por las que eso tenía que ser así, y justo en ese momento y no podía ser de otra manera. En ese sentido son anti-Murpyi.

4. Son así.

Es un misterio donde se obtiene el carnet de “Ser así”, pero si tienes la oportunidad, querido lector, consigue uno, son cojonudos.

a) ¿Mandarle ese trabajo a Pepito? No, ya sabes como es. Lo haría mal. Se lo encasquetas al gilipollas de Juanito que es un comemarrones de libro.

b) ¿Que Pepito te ha dado un chillido? Él es así, ya sabes cómo es, luego se le pasa. A ti igual no, pero eso no le importa a nadie.

Pues eso. Es genial “Ser así”. No me digáis que no hay en vuestro trabajo/entorno nadie que “sea así”.

Finalmente, por fin, la pregunta.

¿Es esta mierda de forma de ser un comportamiento evolutivamente favorable?

Esta gente que va a su puñetera bola, como un elefante en una cacharrería, sin preocuparse de otros, que daña, que no recuerda ni se arrepiente, que no sufre emocionalmente por el mal que hace… esta gente… ¿vive más feliz que los que andan preocupándose por lo que hacen y por lo que hicieron? Y, por lo tanto, ¿viven más años y mejor, y acaban chingando con alguien y pasando sus genes de guay (si tal cosa existe) a la siguiente generación?

Aterrorizado por estas conclusiones (y con la bilis que me queda…) de momento, tomo una determinación: Voy a ser guay… con los guays. Eso mejorará mis posibilidades en el juego de la evolución y me calmará un poco.

14 respuestas a Los guays, ¿son evolutivamente favorables?

  1. Concha dice:

    No podrás

    Me gusta

  2. Noooo Javier, no seas guay. ¡Te necesitamos!
    Tenía la intención, desde tu penúltimo post, de escribirte sobre lo que pienso de todo lo que comentas últimamente en el blog y en las redes, porque se te ve a punto de explotar y me preocupa. A ver si encuentro el momento.
    La de veces que me acuerdo también de tu teoría de los guays.🙂
    Ánimo…

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Tranquilo, compi, y muchas gracias por tu atención. Diría que la meta es la serenidad y esperar a que la vida vaya a su ritmo mientras tú vas al tuyo… mientras llegue allí a veces me hierve la sangre y me apetece dar caña. Este último y el anterior sí que tienen un poco de vinagre, pero el antepenúltimo es una reflexión que creo que ha ayudado un poco a un par de alumnos míos y a algún profe que lo ha usado también.En fins… seguimos camino. Un abrazo!

      Me gusta

  3. […] Los guays… qué chupis que son… Pero, cojamos carrerilla, ¿qué es "evolutivamente favorable"? Seguro que habéis oído hablar de Darwin y su Teoría de la evolución. En ella hay un concepto clave: …  […]

    Me gusta

  4. Amelia dice:

    Un buen análisis de ciertos comportamientos humanos. Lo que ocurre es que generalizar sin más es peligroso, y a veces es necesario profundizar más en esos comportamientos. Mi teoría, completamente personal y quizás equivocada, es que este tipo de argumentos son los que precisamente utilizan “los guays” para atacar a un colectivo con el que no se sienten identificados pero al que están terriblemente condenados a pertenecer. Lo digo porque el ser humano es especialista en ver la paja en el ojo ajeno… A alguno de estos me he encontrado por el mundo.

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      No tengo muy clara la dirección de tu comentario, me debato entre que generalizas después de decir que no se debe (“el ser humano es especialista…”) o que quieres llamarme guay a mí. Sobre la generalización, es imposible no hacerla hablando de lo que sea, las eternas puntualizaciones harían ilegible cualquier texto (mi post o tu comentario). Si lo que quieres decir es que yo soy un guay criticando a otros… házmelo saber para borrar el comentario.

      Me gusta

      • Amelia dice:

        Jajajajaja; no, no me refiero a ti. Ha sido leer tu post y venirme a la mente otros personajes de alto ego y escasa capacidad empática. A ti no tengo el placer, o la desgracia (jeje), de conocerte para llegar tan lejos en mis juicios.

        Me gusta

      • javierfpanadero dice:

        Entonces, chupi😉

        Me gusta

      • francisco javier dice:

        Creo que ,en sustancia, lo que ha querido decir Amelia es la gran capacidad que tiene “un guay” de mimetizarse en un “no guay” , por no hablar de las turbias fronteras entre las dos actitudes.
        Aprovecho para darle las gracias por su labor.

        Me gusta

      • javierfpanadero dice:

        Gracias a ti por leerme y pasarte a comentar

        Me gusta

  5. Racso Nitram dice:

    Por lo que dices, ser guay es una adaptación a la vida propia que depende del individuo casi tanto como del observador que lo define como guay.
    Pero nada tiene que ver con la evolución darwiniana, es más un estado por el que pasa la evolución personal (las pautas que marcan nuestro estilo de vida individual y lo que queremos para nuestra vida).
    Siendo estrictos con Darwin, la única evolución favorable es la que supone una adaptación para poder permitirse un alto indice de natalidad, lo que supondría que, dentro de unos cuantos siglos (la escala evolutiva necesita de muchas generaciones para poder ser estudiada), la humanidad poseería inherentemente esa adaptación.
    Es curioso pero, en la sociedad actual, los altos índices de natalidad son exclusivos de un modo de vida considerado de pobreza.
    Ser pobre no es guay, tener muchos hijos no es guay, pero quizá sí sea evolutívamente favorable si hacemos caso a lo que significa la evolución según Darwin.

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Evidentemente era una broma. En todo caso, los pobres siendo un número enorme (para nuestra vergüenza) no son la mayoría, así que, si quieres, podríamos decir que (tristemente) tener un buen número de pobres a los que explotar pueda ser favorable a la especie… o lo parezca.

      Me gusta

  6. […] Por cierto, ¿son ustedes de los que piensan que está bien llamar a alguien hijo de puta si lo es y mal si no lo es? ¿De los que se ríen si dicen que el político de enfrente es feo o gordo y les parece insultante si se lo dicen al suyo? Si se quieren poner moralistas deberán prohibir cualquier pensamiento negativo sobre cualquiera… y si no, son unos guays. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: