Estoy harto de amenazas y de golpes…

Como no, otra vez, el día a día con mis chavales lo tenéis que pagar vosotros, queridos lectores.

Os cuento. Esto es el día a día con chavales en el cole o en las casas.

      Cállate o si no te haré…

      Tráeme los ejercicios o si no…

     Como te has comportado así voy a hacerte…

Estoy hasta las narices… estoy aburrido de esto, me pone triste… vaya, estoy hasta las pelotas.

Sí, es cierto que son adolescentes, pero es que toda la puñetera sociedad:

     Ve a la velocidad adecuada o te multo

     Si haces tal cosa te meto en la cárcel

Os recuerdo que vivimos en un mundo con cerraduras, con alarmas, con policías y ejércitos…

Ya está bien, ¿no hay otro motor que la fuerza o la amenaza de la fuerza? ¿No hay otra manera de actuar que evaluando coste y beneficio a corto plazo? ¿No es posible la comprensión racional, la empatía… algo?

Seguro que habéis oído hablar del condicionamiento operante, el refuerzo positivo, negativo y todo eso. Bueno, resumiendo, que si al hacer algo me dan un caramelo tenderé a repetirlo y que si me dan un coscorrón tenderé a hacerlo menos.

También entiendo que el egoísmo puede ser una conducta premiada por la selección natural (a.k.a. Vive para follar otro día). Incluso un “egoísmo” un poco más amplio que incluya a “los tuyos” (familia, pueblo, raza…), también entiendo que ha sido una conducta favorecida por la selección natural.

Pero joder, ¿no podemos hacer las cosas de otra manera? ¿No hay nada más allá de que evalúes los costes y beneficios de una acción y obres en tu propio interés? ¿No hay nada así como un obrar con lo que uno considere justo, al menos?

Me da mucha fatiga y mucha pereza.

¿Seguiremos mucho tiempo confundiendo la amabilidad con debilidad?

Cuando les digo a mis alumnos que se callen por favor, no lo hacen.

Si les digo que si son conscientes que “por favor” es una fórmula que puede ser cambiada por esta otra “por cojones”, o esta otra “o te pongo un examen ahora mismo”… a veces se callan… pero, no me engaño. No lo han comprendido. Estoy usando la amenaza de la fuerza. Sigue siendo llevar al gorrino a la feria con dos palos.

Yo les ofrezco que hagamos una isla de racionalidad en este mundo violento, pero pasan de mi culo… así que saco los galones, el palo, y les digo “¿Votáis por un mundo violento, cuando sois pobres y estáis en lo más bajo de la cadena jerárquica? Chupi, a mí me pilla al lado bueno del palo.”

Pero, sigue resultándome triste que andemos defendiendo la paz, o la justicia a ostia limpia… sigo esperando licenciarme y obtener mi título de jedi para poder hacer eso con la mano y, en lugar de calzarle una ostia a alguien, decirle… “Tú no quieres tocarme las pelotas”.

Anuncios

5 Responses to Estoy harto de amenazas y de golpes…

  1. […] Estoy harto de amenazas y de golpes… […]

    Me gusta

  2. LuisWSev dice:

    No pertenezco al mundo docente, apenas si soy padre de un adulto y una preadolescente. No obstante tengo la sensación muy fuerte de que si hay capacidad de construir culturas diferentes dentro del aula (del colectivo), pero obviamente es a costa de usar parte del tiempo en esa construcción. No creo que se pueda esperar de los alumnos, castigados como están a ir a clase, colaboración con algo que no van a entender mayormente que como obligatorio, tedioso y rechazable.

    Este sistema no hace que los alumnos entiendan qué y por qué, se limita a someterlos a la disciplina del reloz, del temario, de la sucesión de obligaciones. Al fin y al cabo es un sistema que busca formar robots acríticos (¿Donde si no está el fruto de sus autonomías, de sus críticas, y sus espacios constructivos y de libertad dentro del sistema?)

    Escribí un poquito sobre esto en http://perroflauteando.wordpress.com/2013/05/31/desposeerse-de-autoridad/, y luego hubo un texto que se me quedó por escribir (no me consiento los deahogos) por título “Educación para la sumisión: creando autómatas esclavistas”, en el que tengo apenas un enlace a una pista social: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/02/25/la-inteligencia-como-cancer-ldquosi-destacas-y-se-nota-iran-a-por-ti-y-te-cortaran-la-cabezardquo-115528/

    Me temo que esto no se va a resolver solo. En el mejor de los casos se podría resolver en un centro si el claustro se juramentara para ayudar a hacer crecer a personas que comprenden y respetan. Pero eso yo aún no lo he visto, supongo que los profesores creen que no va con ellos, que es cosa de los padres. A los padres se la pela o no tienen tiempo/energía, mayormente. Y así, evidentemente, todo va a seguir igual. Al fin y al cabo es exactamente lo mismo que siempre ha sido, excepto que antes la coacción era la regla que determinaba el aspecto del comportamiento social de los niños/jóvenes y ahora no está disponible.

    En fin, que mucho ánimo.

    Me gusta

  3. Javier, cuánta razón tienes… Cuando hice de profe sentí lo mismo y siento lo mismo como persona que forma parte de esta civilización que me gustaría que respondiese a otros estímulos.
    Me siento totalmente identificada con tus reflexiones.
    Gracias por seguir aquí, necesito tus posts.

    Un besazo, amigo
    Laura

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: