Justicia en el análisis, optimismo en la acción

Glass-of-waterComo ya sabéis, no se trata de un vaso medio lleno o medio vacío… sino de un vaso medio lleno de agua y medio lleno de aire

Frecuentemente me acusan de pesimista cuando analizo una situación como desfavorable (o incluso perdida), aunque se ajuste a la verdad.

En este punto quizá habría que distinguir entre lo posible y lo probable.

En matemáticas, cuando estudiamos probabilidad, hablamos en los siguientes términos.

Llamamos suceso a los resultados que podemos obtener de hacer nuestro experimento. Por ejemplo, si tiramos una moneda, serían, cara o cruz.

Para calcular la probabilidad de algo hay una forma sencilla, dividir sucesos favorables entre sucesos posibles.

Imagina que cogemos una baraja española (oros, copas, espadas y bastos; sin ocho ni nueve)

Calculemos la probabilidad de sacar una carta y que sea de bastos

Casos favorables: 10

Casos posibles: 40

Dividiendo me sale 10/40 = 1/4, o lo que es lo mismo 0,25 en tanto por uno, o 25% en tanto por ciento.

Calculemos ahora la probabilidad de sacar una carta y que sea un as

Casos favorables: 4

Casos posibles: 40

Divido y me sale 4/40 = 1/10, en tanto por uno será 0,1 y en tanto por ciento 10%

Vale, hasta aquí claro.

Pero ojito, tener una probabilidad de 1/4

NO QUIERE DECIR QUE:

–          Los resultados sean, NO, NO, NO, SÍ, NO, NO, NO, SÍ, NO, NO, NO, SÍ… etc. MAL

–          Que, como es más probable que no sea basto, el resultado NUNCA será basto. MAL

–          Que si repito el experimento (reponiendo la carta) el hecho de que hayan salido muchos bastos, haga que sea más difícil que la siguiente sea basto, o viceversa. MAL. ¿Cómo podría la baraja “acordarse”?

QUIERE DECIR QUE:

–          Si repito el experimento muuuuuchas veces, el porcentaje de bastos que haya salido se irá pareciendo cada vez más al 25% (hablamos de cientos, de miles o de millones de veces)

–          Si sólo hago el experimento una vez, no sé qué va a salir, pero es más PROBABLE que salga algo que no sea un basto que al revés.

Y ahora, la vida.

Si me dicen que un tratamiento tiene un 75% de efectividad, ¿debo usarlo o no?

Pues tú decides… lo más PROBABLE es que te cures, pero es POSIBLE que no. Lo malo es que a ti te va a pasar una de las dos cosas… y lo que te toque será para ti enterito, el 100%, te vas a curar del todo o te vas a morir.

Lo que no se puede decir tampoco es que “puede te que cures y puede que no, dos opciones, luego un 50%.”

En mi opinión, hacer un análisis lo más justo posible de una situación es lo ideal, incluso poder estimar las probabilidades de las distintas opciones. Y eso no es ser pesimista.

Para mí el optimismo o pesimismo lo marca la acción.

Por ejemplo, está muy bien que te plantees invitar a cenar a Beyoncé, y la probabilidad de que te diga “Sí” es bastante próxima a cero, pero no cero. Y, querido mío, esto es un análisis justo de la situación.

Si tú ahora, te subes los pantalones, te ajustas el paquete, sorbes, echas un escupitajo, te atusas el pelo y vas a preguntarle, entonces serás un optimista (y un poco desagradable). No eres optimista por tu análisis, sino por la ACCIÓN.

El que toma una acción improbable y piensa que hay una gran probabilidad de que le salga bien no es un optimista, es un iluso.

Por lo que volvemos a repetir la idea del título y con eso nos quedamos.

Justicia en el análisis y optimismo en la acción.

En otro orden de cosas…

Dentro de poco habrá elecciones al parlamento europeo, y podemos votar a los partidos grandes, a partidos pequeños o no votar según muy variados criterios.

Habrá algunos que hagan un “voto útil” que llamamos y voten a alguno de los dos partidos grandes, entendiendo que son los que tienen más probabilidad de salir y, tristemente, tienen razón.

Algunos otros votarán a partidos pequeños que realmente les ilusionen o no votarán por cambiar un sistema que entienden injusto y, probablemente, no consigan nada. Pero no te equivoques, no son necesariamente ilusos… pueden ser optimistas.

Y, tampoco te equivoques, en algunas ocasiones, ella dice “Sí”.

Dedicado a mis queridos amigos y compañeros, Antonio y Luis.

5 respuestas a Justicia en el análisis, optimismo en la acción

  1. Luis dice:

    Genial, como siempre. Pero,…
    Pero hay una variable más aquí que yo sí contemplo, en la que a veces me veo representado a mí mismo o a alguno de mis amigos: “lo intento, incluso muchas veces, porque el esfuerzo que me supone es pequeñito, sabiendo que tengo una bajísima probabilidad de que algo suceda, pero mi tenacidad como ser humano me lo permite”. Algo así como que “soy (casi) incansable”.
    No encuentro un símil muy acertado, pero recordando mis años de jugador de baloncesto, recuerdo que con mi poca estatura, solía meterme en la zona y codearme con los grandotes. Era un recurso que usaba con cierta regularidad. Sabía que pocas veces iba a sacar algo en claro, pero no me costaba mucho intentarlo y solía perder el balón pocas veces. Y, luego, era maravilloso cuando colabas alguna canasta en esa situación “adversa”.
    ¿Por qué no aumentar el número de repeticiones del experimento, aún sabiendo que la probabilidad es pequeña, si no te supone un coste grande?… ¿Votamos a un partido minoritario conociendo que la probabilidad de que salga es pequeña?… ¿Qué perdemos con todo esto?…

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Gracias Luis, lo que tú propones es valorar coste/beneficio… y si pones el coste casi a cero, siempre habrá beneficio en intentarlo por bajo que sea.

      Me gusta

  2. Chús Villarrubia dice:

    Pues yo te voy a comentar la parte esa ‘del voto útil’. Yo que soy una optimista (porque no tiro la toalla, y siempre tengo esperanzas de que mi acción igual se una a la acción de otros y sí pueda cambiar el mundo…), me planteo una posibilidad de voto diferente a la que propones: actúo votando (las probabilidades de cambiar algo son mayores que si me quedo en casa), pero mi ‘voto útil’ no irá a ninguno de los dos grandes, sino a uno de esos partidos minoritarios con bastante probabilidad de representación. Lo miraré despacito, y votaré al que menos malo me parezca… he mirado resultados electorales anteriores para decidirme a quién votar (los nuevos partidos de participación social o como los quieran llamar, se las dejo a los idealistas menos prácticos que yo), para que mis probabilidades de representación aumenten… ¿Posibilidad de que la suma de esas pequeñas representaciones sean mayoría esta vez, y acabemos con la tiranía política que nos sufrimos? pues sí ¿con qué probabilidad? ni idea. Incluso en el caso de que lo consiga, ¿servirá esto realmente para hacer un cambio en las estrategias políticas beneficioso para la sociedad? pues ni idea tampoco. Pero lo que sí tengo claro, es que ACTUANDO con un poquito de sentido común, aumento mis probabilidades de que salga lo que yo quiero. Un besote

    Me gusta

  3. Santos Elx dice:

    Excelente análisis.
    Cuando yo le pregunto al neurocirujano por estadísticas y probabilidades de que la operación salga bien y qué entiende él, o ella, por bien; suelen encogerse de hombros. Te operan y, salga lo que salga, sin garantías y… sin información suficiente.
    Respecto de las elecciones tengo claro que no voy a votar al PP$OE, pues ambos son liberticidas y sus discursos son viejos, cobardes y demagogos. Esto último especialmente la izquierda otrora idealizada por mí, hasta que comprobé cuan distante está su teoría de su práctica.
    Así que yo también voy a votar a uno de esos más pequeños, pero con más coraje para enfrentarse a los problemas y menos encorsetados por la costumbre y, sobre todo, que saben que tienen que responder ante los ciudadanos y no como el PSOE que creen tener asegurado el Gobierno en alternancia. Aunque hasta ahora ha sido cierto, pero tiene que cambiar. Es imprescindible cambiar. Necesitamos cambiar. Es urgente cambiar.

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Gracias por comentar. También valoro yo no votar, quizá una harto improbable abstención masiva podría desencadenar un proceso constituyente… ahora bajo de las nubes y sigo trabajando.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: