Hasta luego, Sergio… y gracias por todo

Este post participa en el XXXIX Carnaval de la Física que acoge El zombi de Schrödinger

Se ha despedido de la blogosfera Sergio L. Palacios, el capitán de la nave Física en la Ciencia Ficción que tan buenos ratos y tanta buena física nos ha dejado, incluyendo sus dos estupendos libros La guerra de dos mundos y Einstein versus Predator

También hemos celebrado sus divertidísimas charlas o sus pensamientos en twitter… divertidos y provocadores, en el mejor sentido, provocadores de más pensamientos.

Bueno, además de cantar las merecidas loas de Sergio, querría también apoyar su manera de divulgar la ciencia y de acercar el conocimiento a quien no sabe.

Desde aquí hacemos. lo mejor que sabemos, la tarea “menor” de pasar la ciencia a aquellos con pocos conocimiento:, niños, jóvenes, adultos sin formación, algo que, según algunos, no merece llamarse ni siquiera divulgación, simplemente popularización. Que me disculpe quien lo haga de buena fe, pero parece percibirse el clasismo de siempre, el que enseña lo más sofisticado hace una labor más importante… Aprovecho para recordar que todos leemos por aquellos maestros “menores” que nos enseñaron a interpretar esos signos.

Otro elemento típicamente “menor” es el humor, que parece que al usarse baja la calidad o la importancia de aquello que se cuenta. El humor es algo muy serio, una capacidad muy especialmente humana y que hunde sus raíces aún en el misterio. Desde aquí también seguiremos usándolo, de hecho, casi como una forma de vida… y siempre me enorgulleceré de que mis alumnos en mis clases además de aprender sonrían, rían o incluso lloren a carcajadas.

Un grito más para defender la zona intermedia, ese lugar al que pertenecemos la mayoría, ese patio de juegos donde aprendemos un poco más de las disciplinas que ya conocemos o de otras nuevas, donde nos permitimos equivocarnos o mejorar, donde nos permitimos ser libres… y felices.

Anuncios

4 respuestas a Hasta luego, Sergio… y gracias por todo

  1. Muchas gracias, Javi. No tengo palabras para lo que has hecho. A veces, con tan sólo un poco de cariño que muestren por uno, ya merece la pena aguantar según qué cosas. Otras, en cambio, no.

    Abrazos sinceros.

    Me gusta

  2. […] operador leyó la información del pasajero en la pantalla de la cabina y dijo para sí mismo: «Hasta luego, Sergio», mientras introducía la llave de seguridad y apretaba el […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: