“¿Quieres estar a la altura de tu pareja?” ¡Qué estrategia tan miserable!

En uno de esos teletiendas que hay a altas horas aparece un producto, del que no diré el nombre, que es simplemente una alzas de plástico por secciones.

El asunto es que en la publicidad dicen “¿Quiere estar a la altura de su pareja?”.

Me parece una actitud miserable apelar a los problemas de autoestima, complejos y demás para hacer pasta. Supongo que es legal, pero es claramente inmoral.

En otro momento dicen algo así como “Funciona como unos tacones”… Ah, muy bien. Supongo que quieren decir: deformando los pies, produciendo dolores y problemas de salud. Porque eso es lo que ha hecho el uso prolongado de tacones altos a unas cuantas generaciones de mujeres.

¿Somos así de simples, así de tontos (permitidme)? ¿Una publicidad con argumentos tan “básicos” nos llega a convencer?

Veamos, estas campañas les cuestan un dineral, si además añadimos modelos o famosos, imagina… Compañeros, si no funcionara habrían dejado de hacerlo hace tiempo.

Estemos atentos y tratemos de despertar, nuestro subconsciente es más receptivo de lo que nos gusta admitir.

Voy a añadir una idea interesante, con una filosofía muy diferente, que podéis leer en el estupendo libro de Guillermo Fesser (Gomaespuma) A cien millas de Manhattan. O bien, ver el video de la serie con el mismo nombre que hace para 59 segundos. La idea es… correr descalzo.

Anuncios

10 Responses to “¿Quieres estar a la altura de tu pareja?” ¡Qué estrategia tan miserable!

  1. Uno. dice:

    La cuestión está bien clara, y así lo vemos todos los días en la publicidad sin escrúpulos como la que comentas y en documentales como el genial «The corporation», las empresas (que son la representación clara del capitalismo sin límites) tienen un único fin: maximizar los beneficios aumentando las ventas y disminuyendo los costes, y por supuesto sin importarles todo lo demás. Que esto es un error, está claro que sí, y algún día nos daremos cuenta de que las cosas no son sostenibles así, pero hasta que esto no ocurra tendremos que pagar un alto precio por ello.

    Ahora las grandes empresas vienen con historias de engañabobos como la responsabilidad social corporativa, que no es más que otra medida publicitaria para intentar acallar las voces de gente que pueda no estar de acuerdo con sus políticas de empresa; pero no hay que olvidar lo que buscan con estas medidas propagandísticas, son medidas voluntarias y autoimpuestas de las que se pueden deshacer en cuanto quieran; es más, pretenden es que se eliminen las medidas obligatorias que tienen alegando que las que ellos se imponen son más restrictivas, pero ¿por qué motivo? ¿Porque buscan ayudar a sus consumidores? Está claro que no, lo que pretenden es poder manipular todas las normas que deben cumplir, para así poder seguir ampliando sus abusos.

    Bueno, no me extiendo más, básicamente se resume todo en que debe existir un límite, si todo es finito (salvo la estupidez humana), igualmente debe existir un límite para la cantidad de recursos que se puedan acumular por parte de una pequeña porción de la población.

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Muy interesante, gracias por comentar. En todos los campos en los que se invoca la “autorregulación” también a mí me da la impresión de que se trata de gente que quiere hacer lo que “le dé la gana”. En muchos casos, algo peligroso.

      Me gusta

  2. David dice:

    @Uno, ¿Tú también lees a Naomí Klein? Ese poder corporativo es corruptor del sistema. P. ej: el sistema de salud estadounidense. Las aseguradoras privadas les cuentan que les van a subir los impuestos para financiar la reforma. Lo que no dicen es que el gasto por enfermo es mayor en EE.UU que en España, Francia o Alemania. Suponiendo que ambos servicios den las mismas prestaciones (más o menos) ¿a dónde va a parar la diferencia? A los bolsillos de los accionistas y Supermegaguays directivos de esas mismas aseguradoras. Que luego miran de dejarte en la estacada.

    Me gusta

    • Uno. dice:

      @David, debo admitir (ruborizado) que no la conocía, pero lo cierto es que (por lo que he visto buscando un poco gracias a tu comentario) parece cuadrar bastante bien con mis propias ideas, la pondré en mi lista de autoras por leer ya que sus libros me han llamado la atención.

      Me gusta

  3. juanillo23 dice:

    En temporada de caza, cuando ya no aguanto más estar en la cama sin dormir, me levanto y me voy a desayunar, me tiro viendo la tv un buen rato, entre programas para llamar, y la teletienda… Total, acabo poniendo la teletienda que es lo más interesante sobre las cuatro de la mañana, imaginad lo otro!

    El caso es que no es sólo eso, venden una cantidad de memeces impresionantes, que sinceramente, no se como la gente las compra. Algunas, creo que son hasta peligrosas, pero bueno, allá cada uno…

    Al final se suspendió la excursión, están cayendo copitos por la sierra… 😉

    Un abrazo profe

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Yo también me he tragado mil porquerías en la tele… creo que va siendo hora de apagarla y encenderla muy de cuando en cuando.

      Cuando vuelva el solecito, se hace otra convocatoria. Por el momento manda recuerdos por ahí.

      Un abrazo

      Me gusta

  4. José Luis dice:

    Yo cada vez que veo este anuncio al que aludes Javier me acuerdo de Sarkozy, ahí tenemos a todo un President de la Republic Française intentando ocultar su estatura, como si eso fuese algo de qué avergonzarse, qué poca personalidad. ¿Y este tipo dirige una de los Estados mas poderosos del planeta y pretende solucionar los problemas de esa nación? Pero si no puede solucionar ni sus propios problemas personales…

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Sin referirme en particular a ninguno de los políticos del “mundo libre”, recordaré unas palabras que oí hace tiempo: “La elección de presidente se ha convertido en un concurso de popularidad”. Esto no es fácil que lleve a buen puerto con frecuencia.

      Me gusta

  5. […] hablamos hace tiempo de otro mensaje publicitario que nos parecía […]

    Me gusta

  6. […] “¿Quieres estar a la altura de tu pareja?” ¡Qué estrategia tan miserable! […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: