“Qué cuco, el cuco” o la conciliación de la vida laboral

Hoy os pondré una de esas cosas que vi en un documental siendo chaval y se me quedaron grabadas.

Cómo no, reconoceréis la voz de nuestro querido David Attemborough.

Los que entendáis inglés, vedlos primero y así no os chafo las sorpresas. Los que no, mejor leed más adelante para no perderos con el video.

En el primer video vemos cómo el cuco concilia la vida laboral y personal…

Tan sencillito como que reemplaza un huevo del nido de otra ave por uno de los suyos.

Este eclosiona antes e increíblemente, todavía ciego y pelón, saca fuera el resto de los huevos delante de las mismísimas narices (perdón, picos) de los pájaros-papás.

Estos pobrecillos y abnegados “pringaos” alimentarán al zampabollos del cuco hasta que se pone hecho un borrico, vamos que ni cabe en el nido.

Al final podéis ver cómo hay otras especies que lo hacen. Por ejemplo este pato que se la pega a una gaviota… aunque al menos el patito intruso tiene la vergüenza de no cargarse a sus “hermanastros” ni apuntarse a la sopa boba hasta los “cuarenta”.

En el segundo video vemos, con cierto horror, como el cuco no tiene inconveniente en zafarse incluso de los pollitos del otro ave si eclosionan antes de que se haya podido deshacer de los huevos.

Entendiendo que no debemos mirar a la naturaleza imponiendo nuestras categorías humanas… la verdad es que las imágenes son impactantes.

Cuco en wikipedia

Cuco en una página de pájaros que no tiene mala pinta…

Anuncios

8 Responses to “Qué cuco, el cuco” o la conciliación de la vida laboral

  1. ¡Qué listo el cuco! La naturaleza es sabia y hace buena la Ley del Mínimo Esfuerzo. ¿Para qué derrochar fuerza y energía en llevar a cabo algo que puede hacer otro? Desgraciadamente, y esto lo sabemos bien los profes, los niños lo aprende pronto.

    Un abrazo, Javi.

    Me gusta

    • javierfpanadero dice:

      Querido compi.

      Creo que hoy en día hay una crisis. Los chicos se preguntan por qué tienen que hacer lo que se les dice, cosa que no hacíamos nosotros. Eso no es malo, con un poco de suerte, daremos una vuelta más en la espiral de la evolución y se llegará a hacer las cosas por una razón, no por imposición. En un tiempo los maestros serán respetados, pero por convicción, no por miedo. Que Dios me oiga…

      Un abrazo

      Me gusta

  2. Carlos Skywalker dice:

    ¿Cual es la diferencia entre un hombre de 40 años que sigue en casa de sus padres y el cuco?
    Al ver estos videos acabo de comprender que la naturaleza no es tan bonita ni feliz como quieren hacernos pensar en David el Gnomo.
    Saludos!!

    Me gusta

  3. […] Si te la están jugando con una dependencia imaginaria y no te das cuenta de que estás perdiendo, sinceramente, no seas idiota y espabila, que no te hagan “la del cuco“. […]

    Me gusta

  4. Paula dice:

    Oh, ya había visto el vídeo hace lo menos 5 años, y se me quedó grabado también. Es algo impactante y bastante cruel, ¿verdad?

    Me gusta

  5. […] ¡Qué cuco el cuco!, o la conciliación de la vida laboral y personal […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: