Experimento: Contar con tus manos o el maravilloso número 12

Hoy lo ponemos difícil, ¿eh?

Tranquilos, de momento no se trata de contar hasta 12 sin quitarse los zapatos.

Hoy el asunto es: ¿por qué aparece el número doce con tanta frecuencia?

El sistema decimal parece tener un claro origen en el hecho de que nuestras manos tengan cinco dedos cada una. Si viviésemos en Springfield y fuésemos amarillos… tendríamos un sistema octal (¡mosquis!)

Pero, ¿y el doce?

Es cierto que el giro de la Tierra alrededor del Sol (año) puede dividirse aproximadamente en doce ciclos lunares (meses), y que esto es cosa de la Naturaleza, pero otras muchas apariciones del número doce son convenciones que hemos tomado: la docena de huevos, los doce signos del zodiaco, la división en horas del día, etc.

Aunque quizá el futuro nos desdiga, hoy la cheira de Ockham nos indica que lo más probable es que usemos el doce porque tiene muchos divisores.

Hagamos trocitos una docena.

La mitad: 6

La tercera parte: 4

La cuarta parte: 3

La sexta parte: 2

Un grupo de diez, puede dividirse a la mitad, pero no a la tercera ni a la cuarta parte. Así que una docena parece una agrupación más cómoda para asuntos difíciles de partir como ovejas o personas.

Una curiosidad más. Resulta que los grupos de 60 también son extrañamente frecuentes: como los sesenta segundos del minuto, los sesenta minutos de la hora o los 360 grados de la circunferencia… pues también tienen su origen en la docena. Sesenta son cinco docenas.

Y ahora, ya llegado la hora de contar, como prometimos.

Fíjate en los dedos de tu mano derecha, tienen tres secciones (falanges)

Si cuentas, usando el pulgar de la misma mano, las tres falanges de cada dedo, cuando acabes con la mano habrás llegado a 12.

Ahora, con la mano izquierda ve llevando la cuenta de las docenas que vas terminando.

Por ejemplo, si tienes en la izquierda tres dedos levantados y en la derecha vas por la segunda sección del dedo anular… llevas (espera un segundo que tengo que usar las manos): tres docenas (36) y 8 unidades, 44 unidades.

Así que sólo con las manos puedes contar hasta sesenta tranquilamente.

Y, para el que quiera ponerse más nervioso… llevando las docenas en las falanges de los dedos de la mano izquierda…

doce por doce = 144

Puedes contar 144 unidades sólo con las manos y sin perderse. ¡Mola!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: