La primera mentira, Silvio Rodríguez

2 julio 2011

Siempre que leo a los que luchan contra magufos y timadores, y luego disfrutan como niños con sus espadas láser y sus historias de ciencia ficción… no puedo evitar recordar La primera mentira de Silvio Rodríguez.

En el fondo lloramos un mar de lágrimas, porque queremos una princesa convertida en un dragón… snif

Aquí le veréis bien y le oiréis mal

Aquí le oiréis bien, pero no le veréis

Que el universo os colme de maravillas

¡Feliz verano!

Hasta septiembre no me comprometo a poner más post, aunque al final seguro que cae alguno… no me quitéis del reader ;)

Dedicado especialmente a mis queridos amigos con los que empecé a hacer teatro y a tocar la guitarra.


Timos, superstición y espiritualidad

11 junio 2009

Hoy he visto en Ciencia en el XXI un video muy interesante. Ahí va.

Típico truco de mentalista al descubierto.

Aunque en este caso no creo que nadie pensase que esta gente tenía “poderes” (tenemos claro que los mentalistas son ilusionistas), esto nos sirve para ilustrar uno de los efectos del pensamiento científico: destapar a timadores y desterrar supersticiones.

Las teorías científicas se construyen a base de hechos científicos, (experimentos que pueden ser reproducidos por cualquiera con los mismos resultados), después desarrollas teorías que sean compatibles con esos hechos y te quedas con la más “económica” (la más sencilla), esperando que sea correcta según el principio de la navaja de Ockham.

Esto hace que la ciencia sea lenta, pero ayuda a evitar errores. (hace unos posts hablábamos del descubridor de los infrarrojos, que hasta ese momento eran ignorados por la ciencia)

Siendo todo esto cierto, creo que no hay que confundir espíritu científico con una creencia materialista (pensar que no existe más que lo percibido a través de nuestros sentidos o máquinas).

Ha habido multitud de gente honesta (y la sigue habiendo) que busca el conocimento a través de la filosofía y de la espiritualidad (no hablo de charlatanes) y no podemos descartar todo eso de un plumazo.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 140 seguidores