¿Cuál es tu SILENCIO favorito?

13 septiembre 2011

Con frecuencia se define la música como una combinación de sonidos y silencios según ciertas reglas o con una intención artística. Disculpadme el parafraseo, pero lo que más me interesa aquí es “y silencios“.

De alguna forma las pausas entre sonidos actúan como el fondo de una imagen y nos pueden hacer pensar, como en ese caso, si el fondo es el espacio que deja libre la imagen o en realidad es el fondo el que “dibuja” la imagen.

Pero la música además “fluye”, así que se aprovecha y utiliza los mecanismos de “anticipación” de nuestra mente y nuestra sensibilidad, igual que hace el humor. Seguro que conocéis ese momento de pausa del humorista, donde todos sabemos lo que va a decir a continuación. “Ehpajico conmigo…”

No sé si es “por lo mío”, o por la Física… pero la verdad es que me resultan fascinantes el silencio, el vacío y, como dicen los budistas, aquello que permite que se dé la manifestación… (aprovecho para convocaros a la día 14 por la educación pública madrileña).

Ya hablamos del vacío hace tiempo y si seguís buscando por ahí podréis leer sobre la energía que alberga (de la que pueden producirse partículas!!), de su geometría, de cómo la masa deforma esa geometría o incluso de cómo la masa en movimiento “arrastra” la geometría del espacio… del espacio vacío mismo…

Pero hoy quiero preguntaros:

¿Cuál es vuestro SILENCIO favorito?

Ese que está plagado de sonoridad, de anticipación, de calma, tensión, resolución… ese silencio que hace buena la definición de música que dábamos al principio, compuesta por sonidos y silencios.

Os pediría que enlazarais un vídeo o audio y el segundo en el que ocurre vuestro silencio favorito y contadnos por qué os gusta tanto. Gracias por la colaboración.

Creo que en el ashram os lo convalidan como koan

4:43 cada silencio entre los “Hört” invocando terriblemente a los dioses de la venganza, y el vacío final después del horrible juramento cuando se corta la orquesta.

Increíble Diana Dalmau interpretando el aria “La reina de la noche” de la ópera “La flauta mágica” de Mozart

Actualización

Después del comentario de Carol (Gracias!!), hay que incluir obligatoriamente a Beethoven, además de la obra que propone ella, creo que ilustra muy bien el post el primer movimiento de la quinta sinfonía. Aparte del diálogo sonido silencio del principio… fantásticos los de 4:24, 4:28, 5:29, 7:25…


Experimento: Sonido en el vacío

29 junio 2009

Yo mismito, el primero que se pirra por las pelis de ciencia-ficción.

No podemos negar que son la fuente de la pasión por la tecnología y la ciencia para muchos… pero hoy les vamos a dar un tironcillo de orejas.

¿Qué hay más divertido que perseguirse por el espacio y dispararse rayos láser?

… está bien, tengo que salir más…

Pero no me negaréis que es alucinante oir pasar las naves, oir los disparos de los láseres, oir las explosiones, oir…, oir

Pues la noticia es que en el espacio hay un alto vacío, así que las vibraciones mecánicas no pueden propagarse, así que el sonido… simplemente, no se oye.

Aquí tenéis una demostración.

Usa una campana de vacío. A medida que va extrayendo el aire va oyéndose el timbre cada vez menos. Vuelve a oirse según va dejando entrar el aire de nuevo

Igual os da “bajón” pero, ¿qué se le va hacer? Tampoco pretendemos que hagan la Guerra de las Galaxias muda, lo único que decimos es que eso es un gazapillo científico, como tantos que se cuelan en las pelis…

Y como está tan bien traído…

Aprovecho para recomendar el blog de un profesor de Física Aplicada de Oviedo, Sergio L. Palacios, que se dedica a la divulgación en sus clases, su blog y con su libro:

“La guerra de dos mundos: el cine de ciencia ficción contra las leyes de la física.”

Aquí tenéis el blog, Física en la Ciencia Ficción, donde encontraréis también información sobre su libro

Un saludito desde aquí


Experimento: Hacer un oboe con una pajita

4 febrero 2009

Vamos a hacer un poco de ruido hoy.

Sólo necesitas unas tijeras y una pajita (de las de beber refrescos)

Tienes que cortar un extremo dejándolo con forma de triángulo, con lo que has fabricado una doble lengüeta. Hay muchos instrumentos de doble lengüeta, el oboe es uno de ellos. Básicamente la lengüeta doble consiste en un par de láminas que vibran cuando el aire pasa entre ellas.

Después sopla con fuerza, tienes que encontrar el punto correcto de presión de labios sobre la pajita y la longitud de pajita que dejas dentro de la boca.

Abre este enlace y verás un video muy claro para el modelo básico, después seguimos.

VER VIDEO

¿Mola, eh?

Como has visto, la longitud de la pajita tiene una clara relación con el tono; lo agudo o grave del sonido que se emite…

Si lo que quieres es más volumen, añade una bocina (digamos un cono) al final de la pajita. Valdría un embudo o incluso un cucurucho hecho con papel. Mira esta foto VER FOTO. El enlace de la página completa de este muchachote aquí.

Haciendo agujeros a la distancia correcta, podemos construir un instrumento que nos dé distintas notas y poder tocar alegres tonadillas.

Aquí tenéis un video de un auténtico profesional del asunto.

Primero construye dos modelos idénticos.

Después va cortando uno y comprobando su sonido con un afinador. Así va encontrando las distancias exactas a las que hacer los agujeros en el otro.

Finalmente hace los agujeros usando un soldador. También se podría recortando.

Y, cómo no, acabamos con un video de orientales, llevando la idea al paroxismo…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 141 seguidores