Experimento: Limpiar plata con bicarbonato

13 mayo 2010

No está mal limpiar de vez en cuando…

La plata cambia de color con el tiempo, algunos dicen que se oxida. En realidad se “sulfura”.

Aunque hay muchos productos para limpiar la plata, aquí usaremos un método de los que me gustan a mí (involucrando sólo cositas de la cocina).

Video en pitinglis, pero muy bueno. Luego os explico.

Igual os extraña toda la historia del huevo del principio. Lo hacen para “ensuciar” la plata para el experimento. El huevo le proporciona el ácido sulfhídrico que produce el sulfuro de plata. En otras variantes clavan una cucharilla en un huevo duro para conseguir el mismo efecto.

Procedimiento de limpieza:

En agua caliente se disuelve bicarbonato sódico.

Se pone dentro del agua un trozo de aluminio, puede ser en forma de papel de aluminio o que el mismo recipiente sea una bandeja de aluminio.

Se introduce el objeto de plata a limpiar de forma que esté en contacto con el alumnio.

Se vuelve a añadir agua caliente y bicarbonato hasta que esté bien limpio el objeto, o hasta que te aburras.

Explicación:

Las reacciones químicas son como relaciones… la gente está muy bien con su pareja hasta que aparece alguien más afín.

La disolución de bicarbonato facilita la movilidad de los iones… digamos proporciona un entorno donde se puede dar el intercambio de parejas.

En nuestro caso, el azufre y la plata tenían una bonita relación, pero aparece el aluminio que es más afín al azufre que la plata, así que “la desplaza” y la plata vuelve a quedarse solita, que es como nos gusta.

Más en detalle

Como nos cuenta Emilio en su comentario (muchas gracias), en el tipo de reacciones que tiene lugar aquí (reacciones REDOX), lo que ocurre es que los átomos se pasan electrones entre sí, según la afinidad que tenga cada uno para captar estos electrones o la facilidad para perderlos. El azufre se los quita primero a la plata, pero cuando aparece el aluminio, la plata le “roba la cartera” quitándole los electrones a él. Cuando la plata perdió sus electrones se unió al azufre formado sulfuro de plata, cuando recupera los electrones perdidos vuelve a convertirse en plata “normal”, metálica, mientras que el aluminio pasa como un ión al líquido que habíamos formamos con el bicarbonato disuelto.

Actualización

Miguel Angel Sabadell de Muy Interesante (podéis leer su blog aquí) nos cuenta estupendamente en este vídeo que se puede hacer simplemente con sal y nos recuerda que es importante usar la parte “mate” del papel de aluminio para que la reacción funcione correctamente. Saludos para él desde aquí.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 121 seguidores