Sólo conocemos el 4% del Universo

7 febrero 2011

En uno de los pocos espacios de divulgación que se van colando en la parrilla televisiva Tres 14, han dicho hoy que:

Entre la materia oscura y la energía oscura… realmente sólo conocemos un 4% del Universo del que tenemos noticia.

Flipas, anda que no queda.

Imagen: wiklipedia


¿Quiero que mi matrimonio sea un deuterón?

29 agosto 2010

Vayamos por pasos.

En el núcleo hay fundamentalmente dos tipos de partículas: el protón y el neutrón.

El átomo más sencillo, como sabréis, es el de hidrógeno, pero hay tres variedades (isótopos): protio, deuterio y tritio. Los tres tienen un electrón y un protón, pero el deuterio tiene además un neutrón y el tritio, dos.

Al núcleo de deuterio se le llama deuterón, y consiste como ya hemos dicho, en la feliz parejita: un protón y un neutrón.

Lo curioso del asunto, es que puede considerarse que el protón y el neutrón son en realidad dos estados de una misma partícula: el nucléon.

De hecho en determinadas condiciones, una puede convertirse en la otra mediante lo que se llama desintegración beta.

Y ahora lo más divertido, cuando estas dos partículas forman un deuterón, su relación es tan íntima que conforman lo que se llama un “estado embrollado” (entangled state). Podríamos decir que en ese estado, sabemos que hay dos partículas, y sabemos que una es un protón y otra un neutrón, pero no sabemos cuál es cuál.

Esta indeterminación no es porque no lo sepamos, sino que su estado no se “concreta” hasta que no lo medimos.

De esta forma, si cogemos una partícula, medimos y resulta que era un neutrón, pues es el otro será un protón y viceversa. Pero hasta que no les preguntamos… no se deciden.

¿Queremos una fusión tan íntima en nuestras vidas…?

¿Quiere usted formar un deuterón con su cariñito?

Foto: wikipedia


¿Somos vacío?

24 agosto 2010

Esta entrada participa en el X Carnaval de la Física, cuyo anfitrión es www.cienciamia.com

Vamos a poner juntos unos hechos conocidos.

La materia, que parece continua, no lo es. Nuestro cuerpo está hecho de átomos.

Esos átomos están separados entre sí, aunque químicamente estén enlazadosy algunos electrones orbiten ambos núcleos.

La mayor parte de la masa del átomo está concentrada en el núcleo, con un “diámetro” unas diez mil veces menor que el del átomo. Así que tenemos un pegotín de masa, con un enjambre de electrones dando vueltas alrededor, en suma, un montón de espacio vacío.

Y ese es el paronama… un montón de partículas moviéndose o vibrando en un inmenso vacío que “lo llena” todo. Sin nada que agarrar, sin fronteras, sin continuidades…

De esta forma, si calculas qué porcentaje del volumen que llamas “tú” está efectivamente “lleno de masa”, te darás cuenta de que estás vacío, compañero.

Eres una ilusión de solidez formada por partículas en movimiento y la percepción de tus sentidos, interpenetrada por un vacío omnipresente.


Una interesante semilla para meditar: el vacío continuo salpicado de partículas nos llena y son une a los demás y al Universo.

¿Es la Conciencia también una ilusión de solidez?

¿Nace del “enjambre” en movimiento o del vacío?

Foto: NGC1999 (wikipedia)


Experimento. Condensación en un vaso

15 junio 2010

Hace tiempo un profesor nos contaba que la mujer que trabajaba en su casa (con pocos estudios) le decía: “Sus vasos están rotos, pierden agua”.

Fijaos que el agua se está condensando en el exterior del vaso, las gotas que se forman caen “por fuera”.

La idea central de este experimento es que: el aire está lleno de cosas.

Aparte de las respuestas de Dylan, polvo, polen… hay un montón de agua

La cantidad de agua que “cabe” en el aire tiene que ver con la presión a la que está ese aire y, como sabréis, con la temperatura. A mayor temperatura, más agua puede “disolverse” en el aire.

En este sentido no es muy distinto de disolver azúcar en té.

Si caliento el té puedo disolver más azúcar que si le té está frío, y más interesante aún, si dejo que se enfríe el té, comienza a “salirse” el azúcar el té, quedando en el fondo.

Esto es lo que ocurre en el vídeo.

Dice que es un experimento para un día lluvioso. Esto nos dice que el aire estará bastante “lleno” de agua. La terminología correcta es: saturado.

Cuando ese aire, templado y saturado de agua, toca las paredes frías del vaso su temperatura desciende. En ese momento ya no le “cabe” tanto agua y esa agua se condensa en la superficie del vaso.

Es un fenómeno muy corriente, que con facilidad identificaréis en otros fenómenos cotidianos como el rocío, las gotas de agua en el espejo cuando te duchas o el agua que cae de los equipos de aire acondicionado.


Experimento. Pompas de jabón sobre CO2

21 marzo 2010

Volvemos con un experimento… que sabemos que os gustan

En el vídeo que os pongo lo hacen en una pecera, pero podéis cortar la parte superior de una botella de refresco de dos litros y también sale.

Echáis dentro vinagre y bicarbonato, como ya sabréis se produce una reacción química con un bonito burbujeo de CO2.

El CO2 es más denso que el aire, como ya hablamos, y quedará dentro del recipiente, como si fuera un líquido.

Ahora si echáis pompas sobre el CO2 flotarán.

La explicación, fácil.

Por un lado el CO2 se mantiene en gran parte dentro de la botella porque es un fluido más denso que el aire.

Por otro lado, las pompas flotan porque están sobre un fluido más denso que ellas, siguiendo el principio de Arquímedes, como un barquito cualquiera.

Lo hicimos en Coria y en Burgos y gustó bastante… además podéis luego hacer el gran final volcando la botella para que “caiga” el gas y apague una vela.

Este experimento es muy recomendable para hablar del CO2 porque el hecho de que presente una “resistencia mecánica”, que “empuje” a las pompas, hace pensar mucho más en algo “real y tangible” que si sólo hacemos lo de apagar la vela.

Creo que es tradicional hacerlo usando hielo seco (CO2 congelado) como en el vídeo siguiente, pero me gusta más si se puede hacer con cosas que hay en la cocina.


Experimento. Porexpán y acetona

11 enero 2010

Un clásico, meter trozos enormes de porexpán (corcho blanco) en acetonadesaparecen como por arte de magia.

El poliestireno expandido es una “espuma”, por eso es tan ligero, porque en realidad todo ese volumen contiene muy poquito poliestireno y un montón de gas.

Por las cosas de la ley… no hacer sin un adulto responsable (en vías de extinción) y en las condiciones adecuadas de seguridad (que ni en los laboratorios).

El burbujeo puede haceros pensar que está sucediendo una reacción química, pero no es así.

La acetona disuelve el poliestireno y el gas dentro de la “espuma” se libera, de ahí las burbujas.

Al dejar evaporar la acetona aparece un pegote, que es el poliestireno que estaba disuelto. Como cuando disuelves sal en agua; desaparece, pero si dejo evaporar el agua, vuelve a aparecer.

Y, como siempre, llega alguien que quiere hacerlo a lo bestia…

El video está lleno de cosas que no deben hacerse (lo que os encantará) en concreto todo el asunto de la acetona (vapores tóxicos, inflamable…)

El mismo autor del video se disculpa diciendo que era joven y tal…

Aquí os dejo la formulica del poliestireno (la cadena de la derecha) desde wikipedia

Y el simbolito correspondiente, que podéis ver en las cosas que estén hechas de este material

Extra: La música del segundo video es una versión macarrónica del Canon de Pachelbel que podéis ver aquí, y ya que estamos… disgresión desternillante sobre el Canon de Rob Paravonian


Experimento. Pepinillos que lucen

7 diciembre 2009

Vamos a poner uno de experimentos, que llevamos mucho sin poner.

Tiene todos los elementos para que guste: huele mal, echa humo, echa chispas y es bien peligroso…

Así que como recomendamos siempre: JÓVENES, HÁGANLO CON UN ADULTO (a poder ser, responsable…)

Este experimento tiene que ver con demostrar lo fácil que es a veces decir las cosas sencillas y con precisión.

En numerosas ocasiones verás que la gente dice que un aislante es una sustancia que no conduce la electricidad… Bien, hoy haremos que un pepinillo no sólo conduzca la electricidad, sino que brille.

Así que señores… sobre todo compañeros profesores. Digamos mejor que:

Un aislante es una sustancia que no conduce la electricidad, con facilidad.

En sí el experimento no involucra mucha técnica.

Atamos dos cables a dos alambres (tornilos, pinchos, etc), los pinchamos en un pepinillo y los enchufamos a 220 V sin más miramientos…

El resultado es espectacular

Aquí tenéis la versión más “científica”

La explicación es que, debido a la salmuera y al alto voltaje, el pepinillo conduce la electricidad. Porque a “mala leche”, entiéndase con suficiente voltaje, cualquier sustancia conducirá la electriciad. Por eso a las definiciones de conductor y aislante hay que añadir “con facilidad”.

El paso de la corriente produce calor (efecto Joule) y la “carne” próxima al electrodo se pierde.

En ese espacio saltan chispas que (no te lo pierdas!!) vaporizan el sodio y hacen que el sodio emita su característica luz amarilla (el doblete del sodio!!). En algún sitio leí que haciéndolo con otras sales se consiguen otros colores, pero no me consta.

Tengo que confesar que a vecesa parece simplemente chispas vistas a través de la carne del pepinillo… pero esa es la explicación que tenemos.

Si queréis seguir viendo más, desde “cientificos” hasta frikazos en sus cocinas… buscad en inglés “pickle”, “electric pickle”, “glowing pickle”y os hartaréis… por cierto, los videos de cebollitas en vinagre son muy monos porque se ven enteras brillando, parecen luces de navidad.

Dejamos a los comentarios que nos expliquen por qué la luz se ve preferentemente en uno de los electrodos (usamos corriente alterna). Por aquí, ni idea.

Actualización: Acabo de encontrar un artículo científico sobre el tema. Hace sonreir un formato tan serio para electrocutar pepinillos…

La explicación al asunto de que las chispas aparezcan solo en un electrodo, parece que tiene que ver con que cuando empieza el proceso del “chisporroteo” la corriente ha bajado y se alcanza un cierto equilibrio


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores