PARAS y PORQUÉS, ¿Tengo que justificar mis derechos?

2 enero 2014

Seguro que habéis oído hablar de la Teoría de la evolución de Darwin.

 by Julia Margaret Cameron

Muy resumidito:

1. Los individuos se reproducen

2. La nueva generación está compuesta de individuos, al menos en parte, diferentes a sus progenitores, debido a mutaciones inducidas por el ambiente, aleatorias o, en el caso de la reproducción sexual, por la “mezcla” de genes de los progenitores en los hijos.

3. Dependiendo de las características de cada individuo le resulta más o menos difícil sobrevivir en el ambiente en el que esté y por lo tanto reproducirse, con lo que sus características tienden a desaparecer o a favorecerse en la generación siguiente.

A esto último le llamamos selección natural, la supervivencia de los mejor adaptados (no de los más fuertes, necesariamente).

Ya ves que los individuos no eligen sus características, ni tampoco incluye la teoría una inteligencia superior que dirija las mutaciones o los emparejamientos.

Por lo tanto, no podemos usar la palabra “PARA”.

No podemos decir cosas como:

- La jirafa tiene el cuello más largo PARA llegar a alimentarse de hojas más altas

- Los cocos flotan PARA que puedan llegar a otras islas

- Tenemos visión binocular PARA calcular distancias

Y, ¿qué tendríamos que decir? Pues cosas como…

- Aparecieron individuos jirafas con el cuello más largo y esa característica les ayudó a sobrevivir y por lo tanto a poder reproducirse en ese ambiente en concreto.

Ya, ya… es más largo y más enrevesado. Además, te prometo que incluso los científicos tienen que vigilarse para que no se les cuele al hablar algún “PARA”. La única ventaja es que… es lo correcto.

Esto me ha venido hoy a la cabeza, debido a que alguien ha usado en la tele otra palabra que no debería usarse en el tema del que se trataba: “PORQUE”.

Aparecía una mujer de treinta y tantos años que está sufriendo el paro o contratos en malas condiciones y mal pagados.

Decía que después de todo lo que se había esforzado trabajando anteriormente y formándose MERECÍA un trabajo mejor.

¿Cuál es la idea? ¿MEREZCO un trabajo PORQUE me he esforzado?

Este es un error fundamental. De nuevo el mal uso del lenguaje transmite ideas incorrectas. En este caso no puedo dejar de creer que se hace intencionadamente por parte de determinadas clases acomodadas y políticas.

El trabajo, la vivienda, la sanidad, la educación, la justicia… todo esto son DERECHOS, y los derechos no tengo que merecérmelos. Soy una persona y eso es suficiente para ser acreedor de esos derechos.

¿Crees que soy utópico o que debería remitirme a la legislación vigente?

Venga, de acuerdo.

Puedes consultar la Declaración de los Derechos Humanos que tanto España como otros muchos países han firmado.

¿Qué pasa ahora? ¿Que eso es un documento que nadie se cree y se firma por firmar?

Vale, ¿qué te parece la Constitución Española? ¿Te parece una ley suficientemente seria y de aplicación actual?

Constitutional_court_of_justice_spain

Mira el artículo 35

1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

La negrita es mía. El DEBER de trabajar…

Desde aquí hacemos un llamamiento a los seis millones de parados que hay en España para que acudan al juzgado más cercano y confiesen que están incumpliendo su deber, a la vez que su deseo de que el Sr. juez les obligue a cumplirlo, buscándoles trabajo.

El artículo 47 también es diver… (la negrita es mía)

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.

¿Has visto que los poderes públicos tienen la obligación de impedir la especulación del suelo? Comparar esto con la realidad sería cómico si no fuera trágico.

Así que no, queridos, no.

Tú no te mereces un trabajo porque hayas estudiado mucho, o porque te esfuerces mucho. Tú tienes derecho a un trabajo digno, tú y otras personas que no cuentan con tu habilidad, tus talentos, o las oportunidades que has tenido, o que quizá no las han sabido aprovechar como tú. En cualquier caso, todos tenemos derecho al trabajo, todos.

No podemos conformarnos con que nos arrojen una raspa y pelearnos por ella como salvajes, o con que la caridad nos haga el favor de darnos de comer o con alcanzar cierto estatus para merecer los derechos, quedando fuera los demás.

Hace tiempo ya hablamos del derecho al respeto en ¿Por qué tengo que respetarte?

Resumiendo: Siempre que argumentes que mereces un derecho por alguna característica, dejarás fuera de ese derecho a los que no la cumplan.

Imágenes de Wikipedia. La primera del amigo Darwin. La segunda, de la sede del Tribunal Constitucional al que quizá pudieras dirigirte a reclamar tus derechos constitucionales, al igual que se te exigen tus deberes.


¿Soy un bicho iluso?

30 agosto 2011

En muchas ocasiones, la gente relacionada con la ciencia en cualquiera de sus formas, en mi caso como profe y en la divulgación, nos toca enfrentarnos a esta pregunta.

Cuando tenemos un hijo, ¿son nuestros genes que nos usan para perpetuarse, como bromeaba Carlos Lobato?

¿El amor con el criamos a nuestros hijos es simplemente una conducta evolutivamente favorable?

Cuando hacemos arte y pintamos un cuadro embriagados por la inspiración de las musas… ¿en realidad es, simplemente, a ver si follamos (perdonen)?

Bach, Mozart, Velazquez, Bécquer… son equivalentes a las plumas o los movimientos de esos pájaros que están, perdonen de nuevo, a ver si follan?

¿Son todos nuestro actos, pensamientos, emociones las mareas de la química de comportamientos evolutivamente favorables en nuestro entorno particular sin ningún otro fin ni sentido más allá?

¿Soy un pobre bicho iluso, que cree que vive y desea, que elige y crea, pero que es movido por la ciega evolución? ¿Es eso todo?

Cuando cierro la puerta del laboratorio, ¿me voy con estos pensamientos a pasar tiempo con mis amigos, familiares o pareja? ¿Es así como los vivo, o como debería vivirlos?

¿O debemos “olvidar” esto momentáneamente y dejarnos disfrutar ilusamente de lo que creemos auténtico y valioso, lo más humano (no lo que ha sido evolutivamente favorable…)?

No puedo dejar de pensar que hay algo más… quizá es parte de la ilusión en la que vive este bicho que os habla, pero quizá si miras con cuidado puede que asome algo de luz…

La Belleza. ¿Algo más allá de la ciencia?

No conozco un sabio serio

¿Dónde reside la Belleza?

 

 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 121 seguidores