Puedo elegir lo que como, pero no la digestión

7 abril 2014

Disculpad los que venís aquí por el estómago… vamos a hablar de la dieta mental.

Es una idea de la que ya hablábamos en mi anterior libro ¿Cómo le explico esto a un extraterrestre? y ha vuelto a salir a la luz con mis alumnos a raíz de un enlace que mandó @BioTay. Se trataba de un vídeo espeluznante que explotaba nuestros miedos más primarios (oscuridad, dientes, movimientos rápidos e impredecibles, apariencia contagiosa, etc.)

El que  quiera ver el vídeo que lo busque, a mí me ha dejado con miedito ese día y con secuelillas los días posteriores, así que no lo pondré aquí.

La cuestión es que nuestra mente es tierra fértil dispuesta a acoger sugerencias, insinuaciones y desarrollarlas en ideas que quedarán más o menos activa e influirán en nuestro comportamiento y manera de pensar.

Lo siento, pero no somos seres racionales y la “digestión” que se hace de lo que dejamos entrar en el coco, está bastante fuera de nuestro control.

Lo que sí está bajo nuestro control es controlar nuestra dieta mental… y, con todo esto de la plasticidad cerebral, igual podríamos decir que somos lo que pensamos… por lo tanto… creo que a partir de ahora vigilaré mucho más lo que me llevo al cerebro.

Por lo tanto, lo que corresponde es dejaros algo bonito… pero con marchica también…


Doctor. yo no tengo una enfermedad, tengo síntomas

4 abril 2014

Steen Doctor and His Patient

Supongo que ya os habrán llegado las declaraciones de Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial. Si no es el caso, aquí tenéis un artículo comentándolas. Pero quizá en esta entrevista en la Voz de Galicia podréis leer mejores perlas y que, si el periódico ha hecho su trabajo bien, son sus declaraciones literales (así vienen).

Leemos esta perla:

“Por un lado hay personas que utilizan las urgencias en lugar de ir al centro de salud, y ya no a urgencias de primaria, sino al médico de cabecera, por cuestiones que saben perfectamente que no son un motivo para ir a urgencias.”

Se me agolpan tantas cosas que voy a intentar ser esquemático.

1. Si el diagnóstico es tan evidente, incluso para alguien sin formación, supongo que un médico no tardará más de dos minutos en mandarle a su casa, SIN NINGUNA PRUEBA, porque, insisto, es “evidente”. Por lo tanto, el impacto en el sistema es despreciable.

2. Si se trata de una persona de va de manera constante a pasar 6 o más horas en urgencias con mucha frecuencia, tiene un problema de salud mental, así que lo derivan ustedes y lo tratan.

3. Las personas no tenemos enfermedades, tenemos síntomas. Son los médicos los que con esos síntomas, datos científicos y un montón de formación DIAGNOSTICAN, no los enfermos. De hecho, los médicos con algo de responsabilidad, entre los que no coloco a esta persona, llevan décadas intentando que la gente no se autodiagnostique ni se automedique, porque esto es un asunto de salud pública, ocasionando daños más o menos permanentes y muertes. En mi opinión, esta persona con sus declaraciones compromete la salud pública y algún fiscal de oficio debiera sopesar la posibilidad de denunciarlo.

4. Si me equivoco y el autodiagnóstico es posible y hasta sencillo, le dejamos como deberes para casa que escriba una guía de autodiagnóstico enlazando de manera inequívoca conjuntos de síntomas y dolencias, junto con su tratamiento. Quedando en su responsabilidad las consecuencias que puedan derivarse de ello.

Por supuesto lo que ocurre aquí es un recorte de prestaciones, una disminución del número de médicos y profesionales en general que desemboca en una atención de menor calidad (a pesar del esfuerzo de los que se quedan) y en unos enormes plazos de atención en especialistas, operaciones, etc.

Finalmente, sólo informar a esta persona que algunos de los que no van a su cita con el especialista, cuando por fin les toca, es porque están muertos.

De nuevo haría un llamamiento a la fiscalía para que investigase y procesase a aquellos que propician daños y muertes con sus recortes y medidas. En mi opinión, de ciudadano de a pie no experto, es un delito contra la salud pública.


Justicia en el análisis, optimismo en la acción

3 abril 2014

Glass-of-waterComo ya sabéis, no se trata de un vaso medio lleno o medio vacío… sino de un vaso medio lleno de agua y medio lleno de aire

Frecuentemente me acusan de pesimista cuando analizo una situación como desfavorable (o incluso perdida), aunque se ajuste a la verdad.

En este punto quizá habría que distinguir entre lo posible y lo probable.

En matemáticas, cuando estudiamos probabilidad, hablamos en los siguientes términos.

Llamamos suceso a los resultados que podemos obtener de hacer nuestro experimento. Por ejemplo, si tiramos una moneda, serían, cara o cruz.

Para calcular la probabilidad de algo hay una forma sencilla, dividir sucesos favorables entre sucesos posibles.

Imagina que cogemos una baraja española (oros, copas, espadas y bastos; sin ocho ni nueve)

Calculemos la probabilidad de sacar una carta y que sea de bastos

Casos favorables: 10

Casos posibles: 40

Dividiendo me sale 10/40 = 1/4, o lo que es lo mismo 0,25 en tanto por uno, o 25% en tanto por ciento.

Calculemos ahora la probabilidad de sacar una carta y que sea un as

Casos favorables: 4

Casos posibles: 40

Divido y me sale 4/40 = 1/10, en tanto por uno será 0,1 y en tanto por ciento 10%

Vale, hasta aquí claro.

Pero ojito, tener una probabilidad de 1/4

NO QUIERE DECIR QUE:

-          Los resultados sean, NO, NO, NO, SÍ, NO, NO, NO, SÍ, NO, NO, NO, SÍ… etc. MAL

-          Que, como es más probable que no sea basto, el resultado NUNCA será basto. MAL

-          Que si repito el experimento (reponiendo la carta) el hecho de que hayan salido muchos bastos, haga que sea más difícil que la siguiente sea basto, o viceversa. MAL. ¿Cómo podría la baraja “acordarse”?

QUIERE DECIR QUE:

-          Si repito el experimento muuuuuchas veces, el porcentaje de bastos que haya salido se irá pareciendo cada vez más al 25% (hablamos de cientos, de miles o de millones de veces)

-          Si sólo hago el experimento una vez, no sé qué va a salir, pero es más PROBABLE que salga algo que no sea un basto que al revés.

Y ahora, la vida.

Si me dicen que un tratamiento tiene un 75% de efectividad, ¿debo usarlo o no?

Pues tú decides… lo más PROBABLE es que te cures, pero es POSIBLE que no. Lo malo es que a ti te va a pasar una de las dos cosas… y lo que te toque será para ti enterito, el 100%, te vas a curar del todo o te vas a morir.

Lo que no se puede decir tampoco es que “puede te que cures y puede que no, dos opciones, luego un 50%.”

En mi opinión, hacer un análisis lo más justo posible de una situación es lo ideal, incluso poder estimar las probabilidades de las distintas opciones. Y eso no es ser pesimista.

Para mí el optimismo o pesimismo lo marca la acción.

Por ejemplo, está muy bien que te plantees invitar a cenar a Beyoncé, y la probabilidad de que te diga “Sí” es bastante próxima a cero, pero no cero. Y, querido mío, esto es un análisis justo de la situación.

Si tú ahora, te subes los pantalones, te ajustas el paquete, sorbes, echas un escupitajo, te atusas el pelo y vas a preguntarle, entonces serás un optimista (y un poco desagradable). No eres optimista por tu análisis, sino por la ACCIÓN.

El que toma una acción improbable y piensa que hay una gran probabilidad de que le salga bien no es un optimista, es un iluso.

Por lo que volvemos a repetir la idea del título y con eso nos quedamos.

Justicia en el análisis y optimismo en la acción.

En otro orden de cosas…

Dentro de poco habrá elecciones al parlamento europeo, y podemos votar a los partidos grandes, a partidos pequeños o no votar según muy variados criterios.

Habrá algunos que hagan un “voto útil” que llamamos y voten a alguno de los dos partidos grandes, entendiendo que son los que tienen más probabilidad de salir y, tristemente, tienen razón.

Algunos otros votarán a partidos pequeños que realmente les ilusionen o no votarán por cambiar un sistema que entienden injusto y, probablemente, no consigan nada. Pero no te equivoques, no son necesariamente ilusos… pueden ser optimistas.

Y, tampoco te equivoques, en algunas ocasiones, ella dice “Sí”.

Dedicado a mis queridos amigos y compañeros, Antonio y Luis.


Taller de experimentos para los profes de C. La Mancha

27 marzo 2014

Os dejo el vídeo del “taller” online que hice por medio de Naukas para el Centro de profesores. Al final hacerlos en directo no hubiese conseguido la calidad suficiente, así que usamos vídeos de mi último libro Experimentos para entender el mundo.

Experimentos para entender el mundo, Javier Fernández Panadero. from CRFP CLM on Vimeo.


Dinero no habrá, pero pa’ tontás…

26 marzo 2014

Famosa frase popular que elevó a mito el fantástico duo de humoristas, Gomaespuma.

Cualquiera que vea las noticias podrá decirla cada pocos segundos… en realidad podría ir empalmando las frases. Según la terminas, ya te han dado razones para decirla de nuevo.

¿Por qué nos interesa este concepto? Por la COHERENCIA, que, como la honestidad, y como diría Billy Joel is such a lonely word

De hecho hoy escribo esto, y a esta hora, porque no tengo alumnos… han faltado todos a clase porque se ha convocado una huelga en contra de la LOMCE, sobre la que no diré nada aquí, porque lo haría en la Lengua negra de Mordor.

- ¿Puede ser, por ventura, que el grado de compromiso social y con los servicios públicos (o al menos con su propio futuro o el de sus allegados) sea tan grande que anden ahora en manifas, piquetes, redactando manifiestos, o poniendo colorados a corruptos e ineficientes políticos a cargo de la Educación?

- ¿También podrían estar estudiando, lo que no hicieron en buena medida en la recién terminada evaluación?

- ¿O quizá podría ser, también por ventura, que anduvieran tocándose las gónadas u otros caracteres sexuales secundarios, si las primeras no fueran accesibles, tumbados en sus confortables y calentitos lechos?

Como diría un andaluz:

E’ o no e’?

¿Es una clase algo importante o no lo es?

¿Hay cosas más importantes o quizá sólo más urgentes que justifican que se posponga o se pierda una clase? A esto, ya te respondo yo que por supuesto.

Aquí lo que me jode es el baile. Iba a decir que me molesta, pero es que no me molesta… me jode…

Un día una clase es un asunto casi de vida o muerte, tanto que no puedo acompañar a mi madre a una revisión del oncólogo a no ser que esté legalmente a mi cargo.

Otro día, viene alguien a dar una charla, o es necesario rellenar un documento, o los chavales están muy cansados porque vinieron ayer a la 1 de una excursión, o es el día antes del último día (el novedoso “día de las pellas”, y demos gracias a Dios porque no conocen la recursividad)… y esa clase se deja de dar y no pasa na’

Pues me parece muy mal.

Establezcamos la importancia y la urgencia de las cosas y obremos en consecuencia.

Y, como sabe cualquier alumno mío, no soy de los que piensa que su asignatura es de suma importancia, ni que sus clases lo son, ni me hace mucho para adaptar mi clase a lo que considere más importante o que renuncie a mi clase para otra cosa… pero seamos coherentes.

Esto tiene mucho que ver con lo que, para solaz de tantos, llamamos en ciencia “DESPRECIABLE”.

Por ejemplo, imagina que me interesa saber a qué distancia estoy del centro de la Tierra.

El radio de la Tierra es 6370 km aproximadamente, ¿crees que es importante, para la precisión que buscas, saber si calculo la distancia desde mis pies, mi ombligo o mi cabeza? Efectivamente, no. Esa cantidad sería despreciable respecto de la otra. Porque siempre ese despreciable será “respecto de” algo.

Si alguien se pone muy detallitos… habrá que recordarle que la Tierra no es una esfera, ni lisa… y mil cosas más que influyen más en el resultado que tu altura. El modelo que estás usando tienes sus límites, ya lo contamos aquí: El ordenador no me deja.

La distancia entre tú y yo, querido lector, comparada con la distancia de la Tierra al Sol será despreciable en muchas circunstancias… y comparada con la distancia a la otra estrella más próxima (Alfa Centauri, 4.37 años-luz), en todas las circunstancias. Para este último caso estamos en el mismo lugar.

Un presupuesto de una obra de ingeniería que lleva un diez por ciento de imprevistos sobre cientos de millones… ¿estará teniendo en cuenta que el ingeniero jefe necesita un boli?

Esos carteles que nos ponen en las obras públicas, diciéndonos el presupuesto en céntimos de euro… son un insulto a nuestra formación o bien una constatación de la falta de ella en el público en general.

Finalmente, en nuestra vida cotidiana…

¿Seguro que dejas de comprar un libro porque cuesta 15€ en lugar de 14€ y dejas una propina de 1€ en el bar?

¿Es ese euro importante o no? ¿En qué casos?

¿Dejarás de hacer algo tú o con tu gente por el precio? ¿Por qué precio?

Pues si tienes establecida la cantidad de dinero que no te gastarás para hacerte o hacer a otros feliz… no te la gastes luego en gilipolleces, hombre.

Y si no, oirás aquello de:

Dinero no habrá, pero para tontás…

 

 


El gran descubrimiento de ayer

18 marzo 2014

Supongo que muchos lectores de mi blog ni siquiera sabéis que ayer se dio a conocer la noticia de un descubrimiento espectacular en la física, que es posible incluso que acarree algunos Nobel.

Aunque ya se han escrito muy buenos posts, muchos de ellos de la panda de Naukas, me parece que alguno de vosotros agradecerá esta mini entrada un poco telegráfica para centraros. Al final os dejo el enlace de Cuentos Cuánticos que es estupendo y en el que podréis encontrar una explicación accesible y más detallada.

1. El universo se expande.

No que el universo sea una esfera y que se vaya haciendo más grande dentro de un “hueco”.

Que hay más espacio que antes, que el espacio tiempo es “algo” y que está creciendo.

Solemos proponer una metáfora (con muchos peros, que me perdonen los puristas)

- Imagina un globo que inflas

. Imagina que su superficie es el Universo

- No tiene fronteras, puedes moverte por toda la superficie del globo

- Pero cuando lo inflas hay más goma, hay más superficie, hay más espacio.

- Si dibujas planetitas y galaxias sobre el globo, verás que según lo inflas, según se expande ese “universo”, todos se alejan de todos.

No es que las galaxias crezcan o se muevan, es que el “espacio” en el que viven se transforma, “crece” y las “arrastra”.

Que mis compañeros divulgadores, los científicos y Dios mismo me perdonen, pero creo que esto es difícil de entender y la imagen ayuda.

2. El Universo no se ha expandido al mismo ritmo siempre.

Hubo un momento en sus primeras etapas en el que se expandió a una velocidad tremenda.

Cuando estaba todo muy concentrado, (las partículas, la energía), esa “sopa primordial” no emitía energía, porque lo que emitía uno era absorbido por otro que anduviera cerca, pero cuando empieza a enfriarse el asunto, los fotones emitidos comienzan a transitar mayores distancias y a no ser siempre absorbidos… comienza a emitirse radiación.

Me corrige Francis Villatoro @emulenews (tenéis su artículo técnico enlazado al final, que la explicación anterior no es acertada. Lo intentamos de nuevo. Gracias Francis.

En esos momentos la materia estaba en un estado de muy alta energía que llamamos plasma (como se encuentra la materia en el Sol, en una llama o en un arco eléctrico, por ejemplo). Este estado podría verse como una “sopa” de cargas, que van de acá para allá.

Ese plasma interacciona con la luz de forma no se emiten fotones hacia el exterior, pero cuando el plasma comienza a enfriarse las partículas comienzan a unirse y a formar átomos neutros que sí permiten que los fotones escapen más allá, porque los fotones interaccionan con “cosas” cargadas.

3. El Universo ha seguido expandiéndose

El Universo ha seguido expandiéndose y, si recuerdas el globo, todo anda cada vez más lejos de todo.

Como la luz se toma su tiempo en ir de un sitio a otro (300 000 km/s aprox.) ya sabes que vemos la Luna como era hace un segundo, que es el tiempo que tarda la luz en llegar desde allí hasta aquí, el Sol como era hace 8 minutos, una estrella como era hace cinco años, otra como era hace cien…

¿Qué pasa si miramos lo más lejos que podamos? ¿Qué veríamos? Pues veríamos ese primer destello, el “eco” de los primeros llantos de nuestro bebé Universo.

Pero si miro al cielo y lo veo negro, me diréis. Efectivamente. Pero recuerda que el espacio está “expandiéndose” que esa luz que vibraba muy rápido vamos a ver que vibra más lento porque le están estirando el “suelo” por debajo… así que la “luz de fondo” que se ve ha bajado su frecuencia, ya no vibra tan rápido, ahora son microondas, por debajo del infrarrojo.

Y a eso le llamamos La Radiación de fondo.

4. Esa radiación no es homogénea y tiene unas características particulares.

Y ya llegamos (telegráfico, sí… telegráfico).

Desde hace tiempo hemos visto que esa radiación de fondo, que podéis contemplar en esta imagen, no es homogénea, tiene sus pequeñas variaciones, que se ajustan bien a las predicciones de los modelos, y que cada vez vemos con más detalle.

No sé si sería mucho pedir que mirarais con reverencia a esta foto, estáis contemplando los albores de el Universo donde vivís, luz que se ha tomado unos 13 000 millones de años en llegar a vosotros.

Recordad que esa radiación se emitía cuando se daba ese proceso tan violento de expansión del espacio, cuando el “suelo” temblaba y se movía bajo los “pies” de esa radiación.

Es como si me mueven la alfombra cuando estoy hablando, voy a cambiar la voz porque me estoy cayendo, y mi frase saldrá distinta a si estuviera quieto.

Esa inflación también habría modificado la radiación de fondo de formas concretas según los modelos que los científicos estudian.

Bien, pues hoy se ha visto que efectivamente, esas ondas llevan esa impronta.

Así que estamos doblemente contentos… la teoría de la inflación resulta respaldada y además, de manera indirecta, se han detectado esas ondas en el propio tejido del espacio tiempo… esas ondas gravitacionales primordiales, que también nos hacen mucha ilusión.

BONUS

Este descubrimiento tiene otra implicación muy estimulante.

Las teorías que este descubrimiento apoya sobre la inflación predicen también que este Universo se ha creado como una “burbujita” en un vacío… y que otros innumerables Universos podrían haberse creado o estar siendo creados en ese vacío. Esto es algo, con matices, que en ocasiones se llama Multiverso, en ocasiones zonas de un mismo Universo inaccesibles y posiblemente con otras leyes de la física… pero en cualquier caso, volvemos (como dice @EDocet (César Tomé) a recibir una cura de humildad, al ser lo que intuimos que puede existir cada vez más enorme y maravilloso.

Bueno, espero que para los menos iniciados haya sido un buen aperitivo. Ahora podéis seguir con este post mucho más detallado y que entra más en profundidad.

Os dejo con Cuentos Cuánticos

http://cuentos-cuanticos.com/2014/03/18/el-universo-saca-bicep2/

Otros posts que os podría gustar leer

- Francis R. Villatoro: ”BICEP2 obtiene la primera prueba directa de la inflación cósmica

- Enrique Fernández Borja: ”El universo saca Bicep2

- Jorge Díaz: “Descubrimiento de modos B en la polarización del CMB

- Laura Morrrón: “Primera prueba directa de la inflación cósmica

- Lawrence Krauss: “A Scientific Breakthrough Lets Us See to the Beginning of Time


No me presiones, ¡energízame!

12 marzo 2014

Este post es una colaboración mía, como integrante de Naukas, con la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU. Siendo publicado con anterioridad en el Cuaderno de Cultura Científica Aprovecho para agradecer a Javier Peláez (@Irreductible) y a César Tomé (@EDocet) su amabilidad y trabajo.

Hay unas cuantas palabras que usamos con mucha frecuencia en el lenguaje cotidiano, pero que también tienen un significado científico específico, lo cual da lugar a malos entendidos, a mal uso por desconocimiento y, en ocasiones, por mala fe. A estas cosas de las que vamos a hablar las denominamos magnitudes físicas, lo que quiere decir que son susceptibles de ser medidas.

FUERZA

Tengo fuerza, dame fuerza, estás fuerte… pero, ¿qué es la fuerza científicamente?

jfp1
Imagen Wikicommons

Fuerza sería aquello capaz de deformar objetos o cambiar su estado de movimiento (acelerarlo, frenarlo…)

Decimos que es una magnitud vectorial porque no solamente necesitamos saber lo intensa que es, sino en qué dirección y sentido está “empujando”, por lo que tenemos que representarla con un vector, una flecha. Como verás, científicamente no “tenemos fuerza”, aunque sí podemos ejercerla o aplicarla. Se puede medir en distintas unidades, pero la del sistema internacional de unidades (SI) es el newton (N)

MASA

Es la cantidad de materia, la “chicha” vaya, esas lorzas que nos adornan… eso es masa.

jfp2Se mide en kg (en el SI)

PESO

Jumper1
Imagen de P. Fraundorf (Creative Commons)

El peso no es la masa, ni se mide en kg… “Pues yo le pido dos kilos de naranjas al frutero y me entiende” Ya, y yo al del bar le silbo y le digo “jefe, jefe” y me pone una Fanta… pero la expresión no es correcta científicamente. El peso es una fuerza. Es la fuerza con la que te atrae la Tierra o el lugar del Universo en el que estés: la Luna, Marte, o flotando en medio del espacio.

Como tal fuerza se mide en newtons (N)

Si te fijas, cuando tú dices que quieres perder peso no es correcto… porque probablemente lo que quieras hacer es desprenderte de las “asas del amor”… y eso es ¡masa! Lo que tú quieres es perder masa.

Para perder peso hay formas más sencillas_ – Puedes viajar a la Luna, allí pesas unas seis veces menos, ya que al ser más pequeña que la Tierra te atrae menos. – Ve a la estación espacial. Allí, estarás en ingravidez, así que pesarás cero. – También puedes lanzarte de un quinto, durante la caída también estás en ingravidez… de hecho estar en órbita es como estar cayendo sin llegar a tocar la superficie.

Para calcular el peso hay una fórmula aproximada muy sencilla. P = m.g siendo g la aceleración de la gravedad, aquí en la Tierra, aproximadamente 9,8 m/s^2.

De esta forma, 1kg resulta atraído con una fuerza de 1 · 9,8 = 9,8 N.

Aproximadamente 10 N por cada kilo. Esa es la fuerza que aplicas sobre el suelo o tu silla.

PRESIÓN

jfp3
Presión | Imagen wikicommons

A veces mis alumnos me hablan de la fuerza de una presión… cuando quieren decir lo intensa que es una presión, puede parecer un detalle insignificante, pero es incorrecto. La presión es la fuerza dividida por la superficie en la que se aplica.

Mira, sígueme.

Una persona tiene 75 kg de masa, eso quiere decir que su peso es de 750 N aproximadamente. Esa es la fuerza que aplica al suelo, pero no es lo mismo que se ponga zapatos de tacón, botas de fútbol o se suba en una tabla de snowboard.Digamos que “aprieta” menos el suelo en un caso que en otro, la fuerza está más o menos “concentrada”. A eso le llamamos presión.

Se mide en newton por metro cuadrado (N/m^2) a lo que llamamos pascales (Pa)

Así, haremos más presión cuanto más fuerza hagamos o cuanto más pequeña sea la superficie sobre la que la hagamos.

Si afilas la punta de un objeto, consigues que atraviese más fácilmente un material aunque hagas la misma fuerza… porque la presión es mayor.

Uno de los ejemplos más curiosos y divertidos es la cama de clavos. Parece más temible cuantos más clavos lleva, pero en realidad es mucho menos peligrosa… cuantos más clavos tengamos, menos presión hará nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo siempre hace la misma fuerza (la de nuestro peso), pero la presión es menor, al estar aplicada esta fuerza en una superficie mayor (más puntas de clavos).

TRABAJO

En física el trabajo podría decirse que es el efecto que produce una fuerza (perdón para los puristas)

Homenaje a la mujer trabajadora | wikicommons
Homenaje a la mujer trabajadora | wikicommons

Si yo aplico una fuerza y no hay desplazamiento, aunque yo me canse, esa fuerza no ha conseguido nada… así que decimos que esa fuerza no ha hecho trabajo. Si yo aplico una fuerza en sentido contrario al del desplazamiento, diríamos que mi fuerza no ha ayudado a ese desplazamiento, de hecho lo ha dificultado… así que decimos que esa fuerza hace trabajo negativo.

Si la fuerza y el desplazamiento son perpendiculares… si yo tiro hacia arriba y el objeto se mueve horizontalmente, desde luego, no puedo decir que sea debido a mi fuerza, así que también en ese caso decimos que la fuerza no hace trabajo.

Finalmente, si la fuerza y el desplazamiento no van perfectamente alineados, pensamos en la fuerza en dos componentes, la parte perpendicular no hace trabajo y la paralela sí. La cantidad de trabajo se calcula multiplicando la fuerza por el desplazamiento, así que newtons multiplicados por metros, a lo que llamamos julios (J) Así que el trabajo no se tiene (qué gran verdad en estos días), se hace al sistema al que le aplicas fuerza o se recibe del que te la aplica a ti.

ENERGÍA

La energía es la capacidad de hacer un trabajo, digamos de producir un “efecto”.

Lightning Slow motion | wikicommons
Lightning Slow motion | wikicommons

Fíjate que es la capacidad de hacer el trabajo, no que se haya hecho ya o que se esté haciendo. Cuando cuelgas un piano de un quinto, ese objeto, en esa situación, tiene la capacidad de convertirte en otro instrumento musical si te lo dejan caer encima (un acordéon…). Aún no lo ha hecho y quizá no lo haga, pero puede hacerlo, tiene energía. La energía se mide en las mismas unidades que el trabajo, en julios.

Hay muchos tipos de energía: cinética (la que tiene un objeto por estar moviéndose), potencial (la que tiene un objeto por su posición, como el piano), térmica (debida a la agitación de sus átomos), etc.

Sabemos convertir unas formas de energía en otras de muchas maneras, y particularmente se nos da muy bien con la energía eléctrica. Con un motor la convertimos en energía cinética, con un calentador en energía térmica, con una bombilla en energía luminosa, etc.

CALOR

Oímos con frecuencia “Tengo calor”… pero el calor no se tiene, científicamente hablando, lo que se tiene es energía térmica. Aún así, ni siquiera en los laboratorios, oiréis decir “Tengo energía térmica”.

Calor es el nombre que le damos a la energía térmica cuando se intercambia, cuando pasa de un sistema a otro.

Calor | Imagen wikicommons
Calor | Imagen wikicommons

Digamos que un sistema más temperatura que otro, de forma que si los ponemos en contacto, pasará energía del primero al segundo. Bueno, pues a esa energía que pasa, mientras pasa, es lo que llamamos calor.

Como es energía, el calor se mide en julios.

Igual con dinero lo explico mejor: El saldo de tu cuenta bancaria sería “dinero”, energía. Tú me lo puedes pasar de muchas maneras: por transferencia, en efectivo, con un cheque. Todos esos “intermediarios” existen sólo mientras pasa el “dinero” de tu cuenta a la mía, donde incrementa mi saldo y se convierte de nuevo en “dinero”, energía. Así que los sistemas tienen energía, y se intercambian calor.

Con el trabajo también podemos “meter o sacar” energía de un sistema, pero de nuevo hablaremos de trabajo mientras se está pasando la energía (mientras dure la aplicación de la fuerza) y después hablaremos de energía en el nuevo sistema.

POTENCIA

La potencia no es lo mismo que la energía. La potencia sería la velocidad con la que la energía se está intercambiando en un proceso, o si quieres la velocidad con la que se hace un trabajo o se intercambia calor. Por lo tanto se medirá en julios por segundo, a lo que llamamos vatio (W).

Imagen wikicommons
Imagen wikicommons

Si tú y yo subimos cada uno un saco de cemento a un quinto, habremos hecho el mismo trabajo, pero será una “máquina” más potente quien lo haya hecho en menos tiempo. O, visto de otra manera, si nos dejan actuar durante el mismo tiempo, la máquina más potente hará más trabajo.

Dos calefactores que pongan una habitación a 21ºC habrán hecho el mismo trabajo, pero uno de 2000 W la calentará antes que uno de 1000W.

Espero que ahora veas un poco más claras las cosas que os contamos a veces los que hacemos divulgación… y si os apetece, decidme otros conceptos básicos que queráis que aclaremos.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 137 seguidores