Un MILLÓN de visitas!!

3 noviembre 2014

javi-payaso

Un millón de visitas, encantado y muy agradecido.

Para mí el motor de escritura es contar aquello que creo que debe ser contado y que, o bien no se cuenta, o bien no se hace de la forma en que a mí me gusta. Esto sucede en todos los lugares en los que me dejan hablar… mis libros, mi blog, mis clases, intervenciones publicas…

Como no siento que la gente tenga el deber de escucharme o prestarme atención, considero un honor que alguien utilice parte del tiempo que se le ha concedido vivir para recalar en mi playa, pensar y sentir conmigo, y acompañarme por donde he querido viajar en ese momento. Para mí es crucial que haya un alguien al otro lado, porque escribo para él, para ti, querido lector.

Sinceramente os diré que pongo la cabeza y el corazón en lo que escribo tratando de hacer que sea una ocasión valiosa y aporte algo de luz o bien resquebraje algún muro en vuestras vidas, que merezca la pena la compañía que me brindáis.

Aun así, es mi libertad y mi placer agradeceros muy sinceramente que vengáis a mi mundo, y así lo hago: Gracias, compañeros.

Aprovecho la ocasión para ofrecerme en todos los “canales” en que me podéis contactar:

- Mis libros, que podéis ver en el margen del blog (Incluido PiensoDeQueStorming, que tenéis en libre descarga)

- Mi twitter @javierfpanadero

- Mi facebook

- Mis shows, firmas y demás (algunas las tenéis en el blog, categoría: Actuaciones y prensa) y que anuncio por si os apetece pasaros.

. Intervenciones en prensa, radio o tele (también las voy colgando y anunciando).

Finalmente, como otras veces, os dejo con música, que es un regalo de las ondas, las matemáticas, la física… y que también disfrutamos ofreciéndonosla como regalo entre nosotros.


No te preocupes que papá se encarga

28 octubre 2014

Esto nos lo decían de pequeñitos, no hace falta que pienses, no hace falta que opines, tú no sabes lo suficiente ni tienes capacidad suficiente para llegar a conclusiones correctas. Así que, no te preocupes, los que te quieren saben lo que te conviene, saben lo que hay que hacerse. Tú, sal a jugar fuera.

Muy bien, no me quejo, pero es que ya no tengo cinco años.

Incluso en ese caso, viendo niños a mi alrededor, me doy cuenta de que son seres pensantes, casi seres humanos (como decían Les Luthiers). Veo a padres y adultos que les explican las razones de las cosas, aunque impongan su autoridad y criterio.

Lo que me molesta es que aún me digan estas cosas desde la “jerarquía” en la que estoy ahora: la administración, el gobierno…

“Estamos haciendo lo mejor que puede hacerse”

“Estamos haciendo lo que debe hacerse”

“Están tomándose todas las medidas que deben tomarse”

“Si no se hiciera lo que se está haciendo sería mucho peor”, etc.

Algo que tienen en común estas frases es no decirme qué narices se está haciendo o qué medidas se están tomando.

Cuando papá me decía que viajaríamos de la mejor manera no me decía si era en tren, coche o avión ni cuáles eran las ventajas o inconvenientes de cada uno y por qué para él eran unas superiores a otras en cada caso. Me trataba como un niño, que es lo que era.

Pero ya no.

Cuando un gobernante me dice esto, me trata como un niño. Peor, me trata como mentalmente incapacitado.

No me diga que toma las medidas económicas que debe tomar, dígame cuáles son esas medidas, y por qué las toma, qué pretende conseguir… y hablemos de ello.

¿Qué problema tiene esto?

Pues que no tenemos ni idea de tantas cosas, que no sabemos, que ni siquiera sabemos a qué lugares acudir para obtener información fiable. Por lo que nuestra decisión acaba siendo “me creo a este” o “me creo a este otro”.

Y aquí entra la ciencia.

En la ciencia no importan las opiniones, importa lo que dice el experimento. Se construye conocimiento objetivo y comprobable.

Así que, la Ciencia es un grito de libertad, contra la ignorancia y contra la autoridad irracional de otros.

Es imposible que seáis libres, aunque os dejen decidir, si no sabéis qué decisión os favorece o qué implica cada opción.

Así vivís en una ilusión de libertad, de la que es más difícil escapar que de una tiranía tradicional, porque sus barrotes son invisibles.

Sé libre, aprende, investiga, conoce…

Desde aquí seguiremos echando una mano y pidiendo que nos eches tú una mano a nosotros.


Tú ordenas y yo obedezco, ¿o no?

10 octubre 2014

Hay un espacio entre la orden y la obediencia.

Es un espacio muy pequeño, que nos cuesta ver y que se esfuerzan en que no veamos… pero existe.

Pasamos por allí corriendo, con los ojos cerrados, tapándonos los oídos… pero tenemos que pasar obligatoriamente por allí.

Esa tierra tan menoscabada, tan ignorada, tan negada a veces por nosotros mismos se llama Responsabilidad Individual.

Cuando te dan una directriz, una orden, te dicen que cumplas una ley, el universo entero se calla esperando tu respuesta.

Y es entonces cuando dices “De acuerdo”, cuando haces tuya esa decisión, cuando asumes eso que te hayan dicho y cuando te conviertes en responsable de su aplicación. Sí, responsable. Sí, tú. Sí, te jodes.

Por supuesto que sé que hay influencias, sugestiones, presiones, amenazas, sobornos, contrapartidas y demás.

Y, sí, por supuesto que sé que a veces hay una pistola apuntando a tu cabeza.

Pero lo de la pistola no pasa tantas veces, ¿verdad? ¿Es siempre a vida o muerte? ¿El pan de tus hijos?

De hecho no son muchas ocasiones en las que apretamos a quien nos ordena y le pedimos que muestre sus cartas, que nos diga qué pasará si no hacemos aquello. Que nos concrete ese miedo abstracto que tenemos a las consecuencias de la desobediencia. Podría ocurrir que defender nuestras convicciones morales tuviera un coste más que asumible.

El mensaje de este post es muy sencillo: “Te jodes”.

Sí. Te jodes. Alguien te ha hecho una pregunta y no puedes evitar responder. Incluso no responder es una respuesta. Igual te parece una putada, pero es lo que hay. Ahora la pelota está en tu campo y eres responsable de tu decisión y de tus actos. Te guste o no.

Así que no vamos a negar ese espacio, de hecho voy a ensancharlo lo más posible, para mí y para aquellos con los que me encuentre. Ya que me tengo que comer con patatas las consecuencias de mis acciones y mis decisiones, por lo menos voy a tomarlas yo, por lo tanto se acabaron “es que me dijeron que tenía que”, “es que la normativa dice que”, “es que mi jefe dice que”.

Resumiendo:

Vive como quieras y paga el precio.

Y esto no es una elección, es la consecuencia de vivir, dejemos de negarlo y de aceptar que nos lo nieguen.

De hecho, hace tiempo escribí otra entrada con ese título, por si os interesa.

 

 

 

 


Experimentos en NaukasKids 2014

7 octubre 2014

Aquí tenéis los experimentos que hicimos con los estupendos muchachos que asistieron a Naukaskids.

Lo pasamos en grande…

http://www.eitb.com/es/divulgacion/naukas-bilbao/videos/detalle/2609874/video-naukas-bilbao-2014-javier-fernandez-ha-estado-naukas-kids/

También tenéis allí las charlas de los compañeros… no os las perdáis.


Charla en Naukas 2014

30 septiembre 2014

Un abrazo para todos los organizadores, participantes, público que se acercó, que lo siguió online… en fin, gracias a todos.

Aquí me tenéis haciendo lo que mamá no quiere que haga…

http://www.eitb.tv/es/video/naukas–bilbao-2014/3803756527001/3811422718001/javier-fernandez-panadero/


Nos vemos en Naukas 2014

23 septiembre 2014

Queridos todos… este fin de semana se producirá el encuentro de un montón de gente con muchas cosas que contar, con muchas ganas de contarlas y de pasarlo bien haciéndolo.

naukas_bilbao_14med-640x905

Por supuesto todo esto es posible por el trabajo enorme de mucha gente y el apoyo de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV.

Si no podéis estar en persona, seguidlo por streaming, no os defraudaremos.

Este que os habla, que se perdió la del año pasado, no faltará este año, haciendo cacharritos para grandes y pequeños.

El programa completo, aquí.

 


La ciencia no explica “porqués”

15 septiembre 2014

En esto pasan sus tardes los científicos…

Nosotros lo que hacemos es tomar un lápiz y soltarlo… y resulta que se cae.

Volvemos a repetir la operación… y se vuelve a caer.

Le pedimos a otro que repita la operación… y también a él se le cae.

Así que tenemos un hecho científico, algo que sucede, que es reproducible y que es independiente del observador.

Ahora, si el lumbago nos lo permite, volvemos a recoger el lápiz y repetimos de nuevo la operación, midiendo el tiempo que tarda en caer.

Y otra vez…

Y otra…

Y le pedimos a nuestro amigo que haga lo mismo.

Y nos sale a todos lo mismo (dentro de unos márgenes de error y todo eso).

Total, que enunciamos una ley empírica.

LOS LÁPICES SE CAEN.

Incluso se da un hecho que os aseguro que no deja de maravillarnos: podemos escribir una fórmula matemática que predice bastante bien cuánto tarda en caer, a qué velocidad cae y demás magnitudes asociadas al fenómeno este tan entretenido de la caída de los lápices.

Así que escribimos nuestras fórmulas y nos vamos a la cama con un dolor de espalda considerable.

Pero NO HEMOS EXPLICADO POR QUÉ CAEN LOS LÁPICES.

Lo que hemos explicado es CÓMO CAEN LOS LÁPICES.

Nuestras fórmulas son UNA MERA DESCRIPCIÓN DE LO QUE OCURRE, pues que se cae, que va acelerando… pero no por qué.

Decir que lo atrae la tierra por la ley de la gravedad vuelve a ser una descripción de un fenómeno: Resulta que las masas se atraen. Y así todo.

No buscamos en ciencia, ni encontramos, la causa última de las cosas… de hecho cabe la filosófica metapregunta: ¿Tiene sentido preguntar por una causa última de las cosas? ¿Tiene obligatoriamente que existir?

Así que no os doy más la brasa, que me voy a descansar:

LA CIENCIA NO EXPLICA “PORQUÉS”, EXPLICA “CÓMOS”.

Aunque en el lenguaje cotidiano sigamos usando “por qué”… así que permitidme que me disculpe aquí, porque los títulos de mis dos primeros libros tendrían que haber sido “¿Cómo es que el cielo es azul?” y “¿Cómo es que la nieve es blanca?”… pero quedaban mejor de la otra forma.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 157 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: