Las verdades del barquero. Arcadi Oliveres

4 febrero 2011

Aunque os suene conspiranoico, la mayoría de estas cosas son ciertas, si no todas… (Gracias Mónica por el enlace)

Y, como siempre, lo más triste es que vivamos en un mundo en el que suene verosímil.

Con mucho cariño a mis alumnos de 3ºA con los que hoy hemos hablado mucho de estas cosas… y os recuerdo que como no pongáis comentarios os pasaré factura.

Son ocho vídeos, pero empezad y veréis como no lo podéis dejar.

http://www.youtube.com/watch?v=yCzmWZ2P7Qw


Lo que más atormenta a un hombre es lo que no le ordenan hacer

30 diciembre 2010

Clint Eastwood en Gran Torino.


Los que son jóvenes para haber visto a Clint haciendo de Harry o en el Oeste almeriense, no flipan tanto como los demás al ver las estupendas películas que hace en los últimos tiempos.

Hoy toca hablar de la responsabilidad individual (un saludo para Gema).

Permitidme que saque factor común “en mi opinión” de todos los párrafos que siguen.

Es una ilusión infantil pensar que hay malos opresores y buenos oprimidos. Si fuera así, resultaría sencillo arreglar el problema. Cogemos las guadañas y las antorchas, tomamos el palacio de invierno, o el FMI o la mansión del Sr. Burns… les liquidamos y asunto arreglado.

Resulta más real darse cuenta de que somos nosotros, de uno en uno, los que vamos “aplicando” la maldad del sistema, nos convertimos en sus ruedecillas y lo aplicamos según nuestras ganas, influencia u oportunidades.

Es cierto que no todos somos responsables en la misma medida, y es cierto que existen fuertes presiones y sugestiones para que reforcemos el sistema, nos convirtamos en sus piezas y ejecutemos su influencia sobre otros.

Me gusta avisar a mis alumnos, para que no les pille por sorpresa, de que un día el sistema llamará a su puerta y les pedirá una decisión individual en un sentido o en otro. Tan sencillo como “con factura o sin factura”, o como llevarse algo del trabajo porque “todo el mundo lo hace” o como trasladar injusticias a tus subordinados o clientes. (Una vez hice una entrevista de trabajo en un lugar donde en ese momento me enteré de que hacían sistemas de guiado de misiles… seguí en el paro y mi madre me puso un plato de sopa delante. Un beso para ella.)

Recordad cómo la gente de a pie alimentó la burbuja inmobiliaria y, mucho más evidentemente, el “redondeo” cuando cambiamos al euro. Mientras en la tele nos contaban como ajustar el segundo decimal, en las tiendas cambiaban los precios de 100 ptas. a un eurazo, lo que constituía una subida de un 66%.

Los hdp’s de ayer murieron y fueron sustituidos por hdp’s de mi generación, que estaban deseosos de ocupar sus puestos y con sus decisiones hicieron que este sistema egoísta perviviera. Mañana, se producirán vacantes y se ofrecerá el “trabajo” de nuevo (hdp con o sin experiencia, buen sueldo, mal karma, incorporación inmedidata), ¿alguien lo cogerá?¿Lo cogerás tú?

Entiendo que hay gente que vive bajo terribles presiones, pero no son la mayoría. La mayoría de la gente que roba no es para dar de comer a sus hijos hambrientos, cosa que yo también disculparía. Gente como yo, o como tú quizá, tenemos una red social de familiares y amigos, un montón de puertas a las que podemos llamar y donde nos ofrecerán un plato de sopa en los malos tiempos.

Si sois padres y pensáis en las necesidades materiales de vuestros hijos, pensad también en sus necesidades morales. Mi padre no me legó fortuna, ni lujos, ni siquiera fuimos nunca de vacaciones… pero en esa apretura económica, recibí el tesoro de la honradez, y hubiera preferido mil veces que le echaran del curro y andar peor, antes que verle flaquear en sus principios.

Por eso damos la razón a Clint. Relativicemos esa presión que recibimos, esas sugestiones, esos miedos abstractos… y tomemos en serio nuestra responsabilidad como individuos: Puede que se acabe haciendo aquello, pero no con mi colaboración…

Y si hubiese una guerra y no fuéramos ninguno…?


Bill Gates y otros 39 millonarios donarán la mitad de su fortuna

9 agosto 2010

La verdad me parece una noticia fantástica. Supongo que se pueden poner muchos “peros” y criticar… pero me parece un estupendo principio.

Si como dice el Principio de Pareto, el 80% de la población tiene que vivir con el 20% de los recursos, no hay mucho que se pueda hacer pasando el dinero de unos pobres a otros. Creo que la única solución pasa porque se redistribuya la riqueza de verdad, lo que no quiere decir que les dejemos dinero a otros países a altos intereses, sino una transferencia de bienes neta (de la forma que sea). Esta noticia me suena a esto.

Insisto, me parece una noticia estupenda.

Por nuestra parte, como otras veces he comentado, creo que también podemos hacer nuestra contribución. Igual os apetece echar un ojillo a este texto.

LOS OTROS Y TÚ


Sobre la inflación, MyOwnCurrency.com

20 junio 2010

Un buen amigo, Rogelio Triviño (ya os hablé de él en esta ocasión y en esta otra), ha creado una página Myowncurrency en la que ha creado una nueva “moneda” con la que es posible darse cuenta de que tanto el dólar como el euro se han depreciado enormemente en los últimos años frente al oro o la plata.

Según nos cuenta, es en la inflación donde se está produciendo el mayor “traslado” de capital de las clases medias y bajas a las clases más ricas (una vez más).

Por no insistir más en el reparto desigual de riqueza tan extremo (Rogelio cita a Carlos Slim con el 5% del PIB de su país), os dejo con un extracto donde nos cuenta este asunto de la inflación:

“Pero la falta de educación y sofisticación financiera, privilegio de los ricos y su principal ventaja competitiva en el mundo capitalista, hace que la clase media no perciba dónde se está produciendo el principal robo de su riqueza: la inflación.

La inflación es la pérdida de valor constante del dinero que tenemos ahorrado, principalmente por el dinero que los estados “avanzados” imprimen como locos últimamente, casi siempre para sostener a los bancos que crearon la crisis. Para verla más claramente, he creado una divisa virtual, el MOC: Myowncurrency.

La gráficas que encontraréis aquí nos muestran claramente que en los últimos 10 años el dólar y el euro han perdido un 60% de su valor, mientras que las inversiones en oro y plata se han revalorizado más de un 300% y las inversiones en acciones simplemente no se han depreciado en estos años. Eso no quita para que personas con buena cultura financiera, buena información y habilidades negociadoras no haya ganado mucho más que la media de estos mercados.

Mi conclusión: aún en crisis hay muchas oportunidades para cualquiera que las busque y esté siempre dispuesto a aprender. Entre aquellos que quieran entrar en el juego del dinero, espero que haya cada vez más personas honradas que utilicen el dinero ganado y su posición de influencia entre los ricos para intentar cambiar lo injusto e insostenible del sistema actual. Ya se sabe la regla de oro: el que tiene el oro hace las reglas. Entre los que no, espero que se den cuenta de lo precario de su situación, sean precavidos y se informen bien a la hora de votar, de consumir, de elegir su trabajo, hacer sus inversiones y de planificar su futuro, y se apunten a los movimientos de lucha de base que intentan cambiar el mundo a mejor, ya sea como ecologistas, políticos o a través de ONGs.”

Como despedida insistiré en una idea que creo muy cierta: Ha llegado el momento en el que la gente “buena” debe tomar las riendas del mundo para hacer de él un lugar mejor. Con frecuencia este tipo de personas por humildad y sentimientos poco materialistas se aleja de los círculos de poder, puede que sea el momento de que lo tomen y lo usen para el bien de todos.


Oferta y demanda. Pactar precios

2 febrero 2010

El otra día aparece esta noticia tan linda…

Según el periódico, parece ser que varias compañías de fabricantes de gel (enormes compañías, por cierto) habían llegado a un acuerdo para subirnos el precio.

¡Oh, sorpresa! -pensaréis.

Hacían los botes más pequeñitos manteniendo el precio, angelicos.

¿Cómo hemos sabido esto? -os preguntaréis.

¿¿Mirando la etiqueta del precio, luego al bote, a la etiqueta, al bote, y vuelta a empezar hasta que a la repetición n-ésima… dices: “Daaate”??

No, hombre… cómo va a ser tan fácil. Ha sido gracias a un informador.

¿Un adalid de la competencia? ¿Bocasecaman, Superñoño?

No… ¡¡Uno de ellos se ha chivao’!!

Y lo más gracioso es que llegó por los pelos antes que otro de los figuras, que por ser el segundo sólo ha conseguido una reducción en la multa gracias a las pruebas que llevó contra sus compinches.

Qué episodio tan lindo.

El organismo que regulador es la Comisión Nacional de la Competencia, porque todo esto tiene que ver con la conocida ley de la oferta y la demanda.

Según esta ley, la oferta de producto, la demanda del público y el precio, se ajustan hasta que llegan a un equilibrio en un “mercado libre ideal”.

Para que “el mercado” funcione, los proveedores de bienes o servicios deben competir, mejorando su servicio y abaratando precios, para conseguir más clientes.  Todo esto se va a la porra y nos quedamos con el trasero al aire si sólo hay un proveedor (monopolio, pregunten a Microsoft por sus multas), o si los proveedores se compinchan.

Estos casos son los que ponen de manifiesto la necesidad de un estado que proteja a la parte más debil. Cuando se pide dejar al mercado que se regule solo y se habla en contra del “intervencionismo”, en mi opinión, se dibuja un panorama en el que las dos partes están en igualdad de condiones y no es así.

Más claro todavía es el caso de los sueldos o los precios que pagan los agricultores, por ejemplo.

Cuando uno va a buscar trabajo, ¿es frecuente estar en situación de negociar sueldo y condiciones, y hacer que compitan por ti las distintas compañías, mejorando sus ofertas?

¿Tienen los agricultores y ganaderos la posibilidad de hacer que compitan por sus productos distintas distribuidoras y mejorar sus precios?

Por eso hay que fijar un salario mínimo, unos precios mínimos en los servicios profesionales, y habría que fijar pronto un precio mínimo también para los productos del campo… sin menoscabo de que algún responsable de la administración metiese mano a la distribución y venta final que, a todas luces, huele raro.


Agua potable al instante

5 noviembre 2009

Dos razones me llevan a poneros este alucinante video.

La primera es que, en mi opinión, es todo un ejemplo de una exposición muy bien hecha.

La segunda y más importante es que Michael Pritchard presenta un invento genial.

Una botella que potabiliza agua en enormes cantidades y que podría solucionar un problema que hace enfermar y morir a millones de personas.

Me cuesta comprender que no tomemos estas soluciones tan sencillas para mejorar este planeta.

Si alguien tiene más información, agradecemos comentarios.

Que lo disfrutéis.

En la página original de TED, podéis ver este y otros fantásticos videos.


Pues si invitas al primo del pueblo…

11 octubre 2009

En la entrada anterior me uní, como tantos blogueros de ciencia, a la iniciativa para evitar los recortes del presupuesto científico.

Espero que con las próximas líneas no se me entienda mal, sigo apoyando esta buena idea con toda convicción.

El problema que me surge es el efecto “primo del pueblo”.

Digamos que me voy a casar y estamos viendo a quién invitamos.

- Una cosa sencillita, sólo nuestros padres -digo yo.

- Mi hermano tiene que venir, además quiero que sea el padrino… -ella.

- Bueno entonces, también vienen mis hermanos… uy, y mi tía X que me crió y es como mi madre.

. Vale, pues mis tíos también vendrán…

Al final uno invita a un primo del pueblo… y eso nos hace invitar a los dos pueblos completos… ¡estupendo, trescientos invitados!

Cada vez que eliges a un elemento de una categoría, te ves obligado a incluir a toda esa categoría, por aquello del agravio comparativo.

¿A dónde quiero ir a parar?

La cosa es que el sábado que viene (17 de octubre) es el Día Internacional para la erradicación de la pobreza, y se me agolpan muchas preguntas. Dejadme que las comparta con vosotros.

¿Debemos hacer una entrada hablando de esto?

¿O, yo hago un blog de ciencia y me limito sólo a hablar de experimentos, teorías, etc.?

¿La iniciativa anterior es un “precedente” para apoyar “causas justas”?

¿A partir de ahora hay que apoyar cualquier causa justa o sólo las que atañen a la ciencia?

¿No nos atañe la muerte diaria de miles de personas? ¿O que este año superaremos los mil millones de personas que pasan hambre?

¿O al final cada uno sólo apoya las causas que le tocan directamente? Fundaciones para una enfermedad que tiene un familiar tuyo, problemas en tu área profesional particular, en tu ciudad, en tu país…

Y si sólo apoyamos “lo nuestro”… ¿por qué apelamos a la solidaridad de otros para que apoyen nuestra causa, si nosotros estamos en ella por “interés personal” y no movemos un dedo por el resto de causas? La ley del embudo…

Como esto es muy complicado… no pondré más preguntas.

Pero creo que debo decir que durante la semana que viene habrá diversas actividades, que el viernes 16 a las 18:00 hay una manifestación de Cibeles a Sol en Madrid (y en muchas ciudades por todo el mundo) y, sobre todo, que nos “arremanguemos” y echemos una mano para que esto cambie.

Make_Poverty_History_banner_2005_Jersey

Aunque ya lo hice en otra entrada, os pongo de nuevo el enlace a un texto que suelo trabajar con mis alumnos (y que quizá os guste) sobre esta cuestión.

LOS OTROS Y TÚ

Foto: Wikipedia, Jersey 2005.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 145 seguidores