Mascotas exóticas

6 febrero 2011

Si tienes una cosa en tu casa que no te mata porque hay un cristal en medio… ¿hasta qué punto tienes un amigo en casa?

Dani Mateo (El club de la comedia 06-02-2011)


Experimento: Reconocimiento de almidón con Yodo

26 enero 2011

Un experimentillo, que hacía ya tiempo que no poníamos.

Hay una larga tradición que usa sustancias que cambian de color para reconocer la presencia de otras, la acidez (pH), etc.

Hoy vamos a ver cómo podemos identificar la presencia de almidón usando yodo.

El almidón es un polisacárido, digamos, una manera interesante de almacenar azúcares (léase energía) que usamos los bichos. Es la base de la alimentación humana (wikipedia dixit) y está presente en las plantas, fundamentalmente.

Si nos ponemos guays, hay que comprar o preparar una disolución de almidón de un porcentaje determinado, etc., pero como nos mola ser más cutres, ¡pilla el Betadine y listo! Para los compañeros de otros países, el compuesto yodado “naranja” con el que os curáis las heridas o desinfectáis.

Ya estamos listos.

Si pones un poco de harina, pan o maizena en un platito, le añades unas gotas de agua, mezclas un pelín y echas Betadine… ta da! el color pasará de naraja a  AZUL/NEGRO.

Si pruebas con un trozo de patata, o bien metes una patata en agua, la dejas un rato, la sacas y analizas el líquido blanquecino que ha quedado, de nuevo cambia el color, porque la patata ha liberado almidón.

Aquí podéis ver cómo en una manzana no hay almidón y en una patata sí.

Si tratas de hacer lo mismo con un trozo de lacón de buena calidad, verás que no hay cambio de color.

Y ahora…

Si usas embutido, mortadela o chopped (por ejemplo) de baja calidad, verás que sí hay cambio de color. ¿Qué ha pasado aquí?

No es difícil averiguarlo. Lee los ingredientes. Encontrarás que hay fécula… léase patata… léase… almidón. Está usted pagando patata al precio de embutido.

No podemos decir que hay mala voluntad, ya que está indicado en la etiqueta, y posiblemente esto sea la explicación del bajo precio del alimento procesado.

Experimento facilito, heredero de una larga tradición, y con pretensiones de CSI que podéis disfrutar con los peques de vuestro entorno.

IMPORTANTE: No os olvidéis de que el Betadine no debe ser ingerido, ni tocar los ojos, etc., como seguro dice en el prospecto.

Aquí tenéis cómo lo cuentan los compañeros del Victoria Kent.

Aquí una explicación wikipédica sobre cómo interaccionan el almidón y el yodo

Aquí una de una fuente más fiable, en pitinglis.

Se agradece a Almudena la gestión del Opencor (intraducible)


Liberado tras 30 años gracias a las pruebas de ADN

5 enero 2011

La ciencia nos acerca a la verdad.

Que se lo digan a Mr. Dupree al que le han liberado después de treinta años de prisión, según cuentan en El Mundo.

Una razón clarísima para eliminar la pena de muerte (para los que no lo vean claro desde el principio) como ya hablamos hace tiempo aquí y aquí (desde el punto de vista estadístico).

Las pruebas de ADN han ayudado mucho a la identificación de delincuentes, análisis de restos arqueológicos, etc.

Aunque hay que tener cuidado en que no se nos vaya la pinza mucho y llegar a un futuro de “discriminación genética”. Por eso es tan necesaria la educación, ya que una vez que tenemos las herramientas, será nuestro nivel humano (espiritual, como queráis llamarlo) el que nos lleve a usarlas en un sentido u otro. Os recomendamos la estupenda película Gattaca. También para profes en clases de Religión/MAE, Ciudadanía, Ética, Tutoría o en cuanto tengáis oportunidad.

.

 


¿No es triste que la mayoría de lo que hace “El encantador de perros”… funcione con las personas?

18 diciembre 2010

O los bichos están más cerca de nosotros, o nosotros más cerca de ellos de lo que pensábamos: Condicionamientos clásicos, Pavlov, territorialidad, respuestas instintivas…

¿Podríamos esperar añadir un poquito más de racionalidad y espiritualidad en nuestras vidas? ¿A no muy largo plazo, por favor? ¿Quizá con la excusa de las Navidades?

¿No os recuerda a nadie? Snif…


La bacteria que flirtea con el arsénico

4 diciembre 2010

Seguro que habréis oído la noticia que ha dado la NASA.

Una bacteria en un medio con poco fósforo y presencia de arsénico ha sustituido el fósforo por el arsénico en algunas de sus biomoléculas, al parecer incluso en el ADN.

Aunque en prácticamente todos los blogs de ciencia podéis la noticia, en este blog El PaleoFreak podéis ver unas aclaraciones en forma de FAQ (preguntas que nos hacemos todos sobre la noticia) que creo que pueden ayudar mucho a entender el fenómeno.

Lo que más nos gusta por aquí es ver que “la Vida se abre paso”


La muerte y los funerales

21 noviembre 2010

Desde el punto de vista biológico, como ya hemos comentado alguna vez, la muerte es el precio que pagamos por la reproducción sexual.

Ni soy un psicópata, ni ando tan desencantado con las mujeres… lo que pasa es que…

Cuando hay recombinación de genes los individuos que nacen son diferentes de sus progenitores y las generaciones anteriores deben “abandonar el medio” para que los recursos puedan ser usados por las nuevas generaciones, en su “búsqueda” de la combinación más adaptada.

Cuando no hay recombinación, los individuos recién nacidos son, salvo mutaciones, el mismo individuo que los engendró. Digamos que eres inmortal. (Que los biólogos me perdonen por las simplificaciones y añadan en los comentarios las precisiones que crean convenientes -gracias)

De esta forma, según pasan los años, o bien los cumplimos bajo tierra, o bien vamos despidiendo a familiares, amigos y conocidos.

Como está uno harto de oír cosas inapropiadas (incluso auténticas barbaridades) en funerales, me permitiré dejar aquí las ideas que el sentido común y la psicología creo consideraría apropiadas para esas ocasiones.

Como es, en gran parte, la ausencia lo que nos resulta doloroso, pensemos en las formas en que quien se va queda presente.

Desde el punto estrictamente biológico, nuestros genes están presentes en nuestra descendencia y en nuestros familiares. Le reconoceremos en gestos, rasgos… sus genes siguen su camino evolutivo. Incluso la materia sigue su camino, a veces más allá de tu galaxia.

También está presente en las vidas con las que tuvo contacto. Interactuamos con nuestro entorno y con las personas que lo pueblan. Esa persona hizo mejores las vidas de otros, si no fuera así (al menos con la nuestra) es probable que no estuviéramos sintiendo su pérdida. Así pues, seguirá vivo en nuestra memoria, en lo que aprendimos de esa persona y en la medida que esas cosas afecten a otros en nuestras relaciones posteriores su acción puede extenderse a cientos o miles de personas.

Está presente en su “obra”, en lo que hizo en el mundo. Puede ser un premio Nobel o haber llevado una casa con honradez y dedicación, sea lo que sea a lo que esa persona se dedicó, ha dejado una obra que le sobrevivirá.

Y, para los que creen en una realidad espiritual trascendente, hay una supervivencia del Ser.

Finalmente es necesario recordar en tiempos tan duros que la mejor forma de honrar a alguien bueno es recordarle con la alegría de haber tenido la suerte de compartir bellos momentos con él y buscar que su recuerdo nos haga sonreír. Quizá sea más fácil si pensáis en qué desearía esa persona, qué te diría en ese momento en que lloras, si pudiera hablarte.

Intentaré resumirlo: Quien se va permanece en su familia, en el amor y el recuerdo que mantenemos vivo en nosotros, en su obra en el mundo y, si creéis en la trascendencia, en el Ser. Y le honramos sonriendo cuando recordamos su amor y cumpliendo su deseo para nosotros que no es otro que la Felicidad y la Paz.

Fuente: wikipedia


Un mito más: Fleming y la penicilina.

14 noviembre 2010

Acabo de leer en La lógica del titiritero que hay que tirar un mito más.

La historia que siempre hemos oído sobre Fleming mirando inquisitivamente lo que otros hubieran tirado sigue siendo cierta, pero al parecer hizo falta el trabajo de tres científicos y su equipo diez años después para que la curativa sustancia pudiera sintetizarse y contribuyera a que vivamos unos años más.

Según nos cuenta Pablo Rodríguez Palenzuela en La lógica del titiritero, dos de los tres científicos compartieron el Nobel con Fleming, no así el tercero… ni por supuesto el ejército de currelas del laboratorio. Así se escribe la historia.

Nos apuntamos el dato

 


Proyección de Nanocam en CosmoCaixa Madrid

11 agosto 2010

Acabo de  ver en las noticias que la gente de CosmoCaixa Madrid tienen en el planetario digital una proyección estupenda, un viaje virtual al mundo microscópico.

Información en la web de CosmoCaixa

Y aquí podéis echar un vistazo a la página de NanoCam, que son los creadores de este asunto.

Tenéis hasta el 12 de septiembre


El caldito de la basura… mmm

21 junio 2010

Ayer tuve uno de esos momentos tan bellos en los que sacas la bolsa de basura del cubo y te encuentras con que rezuma ese líquido tan hermoso que llamamos “el caldito de la basura”.

¡Qué cosa más asquerosa, santo dios!

Un día el bueno de Adolfo me contó que a este tipo de “calditos” se les llama lixiviado. Aquí podéis leer más sobre el particular.

Una vez más la Tierra redonda se convierte en una metáfora estupenda para recordarnos que lo que tiramos se nos devuelve por el otro lado.  Esas basuras de las que nos deshacemos tirándolas en cualquier parte, le ceden lo mejorcito al agua de lluvia, por ejemplo, que se filtra hasta las aguas subterráneas… y otra vez en la sopa!

Esto del lixiviado es uno de esos casos en los que la ciencia le pone nombres lindos y preciosos a las cosas más gorrinas… véase, por ejemplo,  “aguas negras” (te lo traduzco: cacotas tremebundas)

En muchas ocasiones un nombre preciso que identifique un concepto claro es un paso esencial para desarrollar la ciencia (que se lo cuenten a plutón), en otros casos parece una broma de mal olor… digo, gusto.

Agradecedme que os ahorre la ilustración


It’s aliiiiiive!

22 mayo 2010

Unos investigadores han sintetizado el genoma de una bacteria, después lo han introducido en otra bacteria, reemplazando el original.

Es la primera vez (que sepamos) que se consigue que un genoma sintético sea capaz de poner en marcha otra célula.

Os recomiendo leer el artículo explicativo del  estupendo blog Ciencia Kanija

La verdad es que todas las implicaciones éticas y filosóficas dan un poco de miedo, pero también es cierto que esto puede abrir caminos que mejoren nuestras vidas. El futuro será interesante.

¿Cómo no pensar en Frankenstein? Aquí os dejó al genial Gene Wilder en la película “El jovencito Frankestein”.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 137 seguidores