Sin información no hay decisión

Quizá por decirlo rápido, quizá por decirlo mal, solemos definir la libertad como la posibilidad de elegir.

Como veremos en la siguiente charla TED, poder escoger entre muchas opciones no incrementa ni tus probabilidades de acertar con la mejor para ti, ni tu satisfacción después de elegir.

La clave está en la información.

Sin información suficiente y de calidad, en realidad, no estamos eligiendo libremente.

Quien te dice lo contrario o bien se engaña, o bien te engaña.

Ya sea cuando compras un producto, cuando participas en cualquier votación, cuando escoges un tratamiento médico o firmas un consentimiento “informado”, tomas una opción profesional… o vital. Sin información de calidad, es pura cuestión de suerte.

¿Están bien formados o bien informados quienes toman decisiones que les perjudican o les hacen más infelices? ¿Por qué en ocasiones decimos de ellos que son inteligentes? ¿Acaso porque suman muy rápido o son eruditos de algún campo?

Hay un mínimo de sabiduría al que no debemos renunciar y es el reconocimiento de nuestra propia limitación (el socrático, Sólo sé que no sé nada)

Cómo también hemos hablado (aquí o aquí), a nuestra limitación de entendimiento también hay que añadir la limitación de nuestra percepción, por distintas razones: sus propias limitaciones físicas o lo que nuestro coco hace con los datos que tomamos del entorno.

En ocasiones, como hablaba con mi compañero Luis (saludito), uno puede confundir “más información” con “mejor información”, olvidando que el hecho de que poseer más datos no significa que esos datos sean ciertos, o que no estén sesgados. De manera que las nuevas conclusiones que emergen del conjunto de datos ampliados son erróneas.

Que sólo nos quedan fragmentos de libertad ya lo sabíamos, el gran problema es cuando nos creemos que decidimos en libertad. Como otras veces hemos hablado, existirán zonas grises, pero hay clarísimos blancos y negros.

En pocos días, en España, nos han anunciado que se tomarán graves decisiones respecto a recortes para encarar la omnipresente crisis. Sin duda esos recortes irán, como siempre, sobre los derechos y el poder adquisitivo de los que menos tienen.

La gran pregunta es: ¿Es esta la única o la mejor manera de encarar la crisis?

Cuando nos dicen que tienen que recortar servicios sociales, la atención sanitaria o educativa porque “no hay más remedio”, ¿es cierto que no hay más remedio? ¿¿Cómo saberlo si no tenemos información suficiente y de calidad??

¿Cómo reaccionar entonces? Podríamos tomar las calles o incluso derrocar un gobierno que estaba haciendo lo único que podía hacer, o (y, quizá más probable) podríamos aceptarlo como inevitable y asumir una vez más que las crisis las paguen los pobres, mientras los ricos no sólo no pierden, sino que sacan partido. ¿Qué hacemos entonces?

El logro de la democracia no se consigue cuando te dan la posibilidad de votar. Hasta que no dispones de buena información y de la habilidad para entenderla, sigues siendo un esclavo, un títere… y lo peor de todo, no lo sabes, por lo que no te moverás. El mayor engaño se produce cuando ignoras que estás equivocado.

A corto plazo y a título individual, infórmate lo mejor que puedas, en la sabiduría de que tu información nunca será completa o suficiente y que tu decisión será lo que contemplas, en ese momento, como la mejor aproximación.

A largo plazo y como civilización, es necesaria la formación del conjunto de la sociedad para que pueda acceder a la información y la comprenda en la mejor medida posible. Esto lo consigue una educación pública de calidad, en la que todos puedan recibir la mejor formación posible.

¿Encontráis alguna pista sobre por qué el acceso a la información de calidad y a la formación de calidad para todos, parece no ser una prioridad para los poderes políticos o económicos?… Pues eso.

Esto que os escribo no es un discurso apocalítico o descreído… se trata de llamar a la acción y a la acción inteligente. De hecho, termino de nuevo deseándoos felices fiestas, ya que lo más inteligente es vivir apostando y rodeándonos de amor, en lo personal y en la labor que cada uno desarrolla.

Os dejo con Barry Schwartz y su “Paradoja de la elección”.

Nota. Aunque ya pusimos este vídeo hoy queríamos darle otro enfoque, aún no nos repetimos mucho…

About these ads

4 respuestas a Sin información no hay decisión

  1. Luis dice:

    ¡Qué de vueltas le habré dado a aquellas conversaciones sobre la posibilidad de elegir!…

    Hay algo que también me parece grave en todo lo que está pasando: más allá de no informar, o de hacer creer que la información que recibes es la única que existe, también está el juego (muchas veces político) de desinformar.

    No sé a quién le he leído esto, o directamente me lo invento yo mismo, pero estamos en un momento en el que los jefes de la tribu no están a la altura de la tribu, en ninguna ámbito. Y esto, apocalípticamente hablando, nos pasará factura.

    Y, para terminar, excepto en China, EEUU y, en breve, Rusia; parece que uno puede encontrar esa “libertad” en Internet. Veremos hasta cuándo nos dura la última ventana abierta…

    Un abrazo.

    • javierfpanadero dice:

      Querido compañero, ya veo que me lees, se agradece.

      Por discrepar un poco, no tenemos muchas oportunidades últimamente, decir que el apoyo o la tolerancia de los grupos avala el comportamiento de sus jefes. Así que de momento y espero que por poco tiempo, nos representan. En nuestra mano está que eso deje de ser así, pero hasta ese momento…

      Respecto a la ventana de la red. Los que damos clase a chavales con acceso a Internet y soltura en el manejo de los gadgets, sabemos lo perdidos que están en lo que a “digerir” la información se refiere. Les falta formación para procesar esa información. Esta “infoxicación”, como la llaman algunos, de nuevo actúa como cortina de humo, sigues desinformado, aunque pueda parecer que no lo estás. Es como la soledad en una multitud.

      Un abrazo y hasta pronto

  2. Lola dice:

    No se me ocurre nada que añadir a esta entrada tuya llena de sabiduría y de verdades, Javier. Te felicito.
    ¿Será posible que haya tantísima gente que no se dé cuenta de la enorme manipulación a la que nos someten? ¿Cómo es que hay tantísima ceguera? ¿Cómo es que hay tantísima falta de respeto, de solidaridad y de ética?
    Bueno; no nos deprimamos.
    ¡Te deseo un feliz descanso y unas felices fiestas!.

    • javierfpanadero dice:

      Gracias por tus palabras. Supongo que para despertar hace falta cierto desagrado y de momento quizá no estemos molestos hasta el nivel suficiente… confiemos en que la maldad esté acompañada de ignorancia y nos empujen más allá del límite. Felices fiestas!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 145 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: