¿Electricidad limpia?

Es posible que tengamos que volver a este asunto en algún post futuro…

Os cuento el “disparador” de esta ocasión.

Estaba escuchando la radio y hablaban del “truco publicitario” (lo que algunos expertos llaman… mentir), que consiste en poner el adjetivo “verde” o “ecológico” en algunos productos.

En particular hicieron incidencia en anuncios de automóviles llenos de colores verdes y musiquita campestre. Hasta aquí muy de acuerdo.

El que hablaba decía que daba la impresión de que el coche en cuestión estuviera purificando el aire al circular, haciendo algún tipo de filtrado o algo así. Efectivamente, muy de acuerdo… incluso gracioso, si no fuera porque nos estamos jugando los pulmones.

Comentan además que conducir contamina siempre, en menor o mayor grado y que no hay que olvidar ese hecho. Chupi, de acuerdo again.

Pero ahora van y dicen algo así como (parafraseo): “Claro, menos en los coches eléctricos… que no producen humo”.

Y entonces es cuando doy un grito: ¡Noooooo!… con lo bien que ibais.

Este es otro mito como el que comentaban ellos… el de la electricidad como energía limpia.

La electricidad no cae del cielo, ni se cultiva, ni se extrae del mamífero electricito… La electricidad se “produce” a partir de otras formas de energía. Por lo tanto, el kilovatiohora eléctrico que usemos heredará el carácter de limpio, contaminante o peligroso de aquel que haya sido su origen.

Así que, no será lo mismo la electricidad que provenga de una central eólica o solar, de la que provenga de una central térmica de carbón, de la digestión de residuos orgánicos, de una central nuclear española, de una central nuclear francesa (electricidad que tradicionalmente importamos) y un etcétera tan largo como las infinitas posibilidades de producir electricidad.

No seamos tan cortos de miras pensando que la electricidad nace en nuestro enchufe.

About these ads

2 respuestas a ¿Electricidad limpia?

  1. Adolfo dice:

    Javi, esto se relaciona mu bien con lo del análisis del ciclo de vida de las cosas. En este caso de la energía eléctrica que se usa.
    Por supuesto, hay que saber de donde sale la energía eléctrica, si de una nuclear (no emite SO2 ni CO2 pero ojo con los residuos) de una térmica de carbón o de un aerogenerador, pero también hay que analizar si hay que transportarla muy lejos (y perder mucha energía por el camino) y también en qué se emplea. No es lo mismo que el kilovatio cualesquiera se use para encender una modesta bombilla de bajo consumo que para hacer funcionar un motor eléctrico poco eficaz (y que genere de nuevo muchas pérdidas).
    Si nos ponemos finos, también hay que hacer las cuentas de la energía que cuesta (y las materias primas y los residuos que genera) el construir cada una de las cosas que intervienen, la central nuclear o la térmica o el aerogenerador y el tendido eléctrico y la bombilla o el motro eléctrico y… En fin, paro que me emociono.
    Un abrazo, majo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 140 seguidores

%d personas les gusta esto: